Juvenil División de Honor

El CIA manda en La Balastera

Los jugadores del CIA celebran el primer gol. /L. Z. L.
Los jugadores del CIA celebran el primer gol. / L. Z. L.

Los palentinos consiguen, ante el Extremadura, su primera victoria como locales

Palencia

El CIA ha sumado su primera victoria en La Balastera y lo ha hecho en un gran partido ante el Extremadura (3-2), con goles, sufrimiento y tres puntos que dan confianza a los de Manu Gañán.

3 CIA

Daniel, Gatuso, Marco, Selles, Coli; José Manuel, Pablo López, Alvin (Rubén, min.84), Cuéllar (Alejandro, min. 78) ;Eduardo y Blanco (Aguado, min.62).

2 Extremadura

Ángel, Caco (Maik, min.Samed), Ismael, José Manuel, Dela; Lucio, Gonzalo (Lawal, min.70), Viera (Gabriel, min.32), Emmanuel; Pichón (Júnior, min.56) y Roberto.

Goles.
1-0, (min.3), Blanco. 2-0, (min.29), Blanco. 2-1, (min.38), Roberto. 3-1, (min.50), Pablo López. 3-2, (min.87), José Manuel, de penalti.
Árbitro.
Diego Calvo Antolín. Mostró amarilla a Ángel, Ismael y José Manuel por parte del Extremadura.

Y eso que el Extremadura quiso coger el mando del partido desde los primeros minutos, algo que no disgustó a los palentinos, que subieron la presión para robar y buscar la espalda de la zaga visitante. Tan bien supo leer el partido el CIA que en el minuto 3 ya ganaban 1-0. El tanto llegó en un robo en el centro del campo que terminó en los pies de Alvin. El extremo condujo por la derecha para poner el pase de la muerte ante la llegada de Blanco, que solo tuvo que empujar la pelota. El tanto dio la confianza necesaria a los palentinos, que disfrutaron de minutos brillantes en este primer tramo del choque. El Extremadura acusó el gol tempranero y estuvo noqueado durante varios minutos ante la desesperación de su entrenador, que se desgañitaba en la banda para que los visitantes volvieran a entrar en el encuentro. Lo hicieron a base de presión en el centro del campo, impidiendo que los palentinos pudieran buscar los espacios por las bandas.

El choque entró en una fase en la que no tenía dueño. El Extremadura trataba de llegar tocando, y el CIA se mantenía fiel a su plan de buscar la espalda a los centrales. Pero ninguno de los equipos creaba peligro real más allá del balón parado. Hasta que volvió a aparecer la conexión entre Alvin y Blanco. El extremo recibió un pase en profundidad para plantarse en el mano a mano con Ángel, el extremo palentino buscó un disparo al primer palo que Blanco acabó mandando al fondo de las mallas. Los amarillos habían hecho buena la máxima de Mohammad Alí, 'vuela como una mariposa, pica como una abeja'.

Los de Manu Gañán se habían sacudido el dominio territorial de los extremeños y habían encontrado los espacios que tanto les gustan por las bandas. Aún no se había cumplido el minuto 30 y el fútbol ya sonreía a los locales. Pero el Extremadura es un equipo importante, con la capacidad para hacer noche en Palencia y la calidad para remontar cualquier partido. Además, el calor empezó a pasar factura a los jugadores del CIA, que acusaron el cansancio provocado por las altas temperaturas. El gol de los extremeños llegó en una falta lateral que los visitantes sacaron en corto al borde de la frontal para que Roberto ajustara su disparo fuera del alcance de Daniel Rodríguez.

El marcador se ajustaba cuando restaban siete minutos para que finalizara la primera mitad. Los jugadores agradecieron el paso por los vestuarios, que les permitió alejarse durante de unos minutos del sol que castigaba La Balastera. El paso por los vestuarios les sentó muy bien a los de Manu Gañán, que volvieron a encontrar su mejor versión. Y volvieron a golpear en el mentón de los extremeños. Alvin se entretuvo en un mano a mano con el guardameta visitante, pero su rechace acabó llegando a los pies de Pablo López, que totalmente solo, mandó el balón lejos del alcance del guardameta. Los palentinos volvían a marcar en los primeros minutos para cortar de raíz cualquier esperanza que pudieran tener los visitantes. Eso sí, los extremeños no se rindieron. Empezaron a llevar peligro por la banda derecha, aunque los centros pasaban por el área pequeña una y otra vez, nunca encontraban rematador. Los visitantes se volcaron en el área palentina y los locales aprovecharon para lanzar peligrosos contraataques para sentenciar definitivamente el partido. Pero como en el fútbol los partidos pueden variar en un destello, el colegiado decretó un penalti a favor del Extremadura por mano de Coli. José Manuel lo transformó para que los visitantes metieran presión al CIA. Pero solo restaban tres minutos y ya no hubo tiempo para más. Los tres puntos se quedaron en La Balastera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos