Segunda División B

El Municipal de La Albuera deja dudas

El delegado de la Gimnástica Segoviana, Jesús Sáiz, conversa con el trio arbitral durante el apagón./Juan Martín
El delegado de la Gimnástica Segoviana, Jesús Sáiz, conversa con el trio arbitral durante el apagón. / Juan Martín
Fútbol

El estadio de los azulgrana presentó deficiencias en el primer partido de la temporada en casa

QUIQUE YUSTE Segovia

Tras el ascenso de la Gimnástica Segoviana el pasado mes de mayo a Segunda División B el Municipal de La Albuera emergió como una de las preocupaciones de los aficionados azulgrana. Tras el apoyo masivo durante la eliminatoria frente al Atlético Malagueño, en la que el aforo del estadio segoviano se quedó pequeño, muchos se preguntaron si sería suficiente para dar cabida a la masa social del club segoviano en su tercera etapa en la categoría de bronce del fútbol español. Por aquel entonces, tanto los dirigentes de la entidad deportiva como los responsables municipales no vieron necesario hacer alguna reforma al respecto, al considerar que la gran entrada registrada frente al conjunto andaluz se debió a una circunstancia especial y que era preferible centrar los esfuerzos y los recursos económicos en mejorar otras deficiencias de la instalación segoviana.

En la segunda jornada de Liga, la primera en el Municipal de La Albuera, el feudo gimnástico dio muestras de algunas de esas deficiencias. En el minuto 70 del partido frente al Celta de Vigo B el choque tuvo que ser detenido debido al sobrecalentamiento en una de las torres que suministran luz artificial. Pasados diez minutos, y una vez se esperó a que se enfriasen los focos para volverlos a encender, se pudo reanudar el encuentro. A su conclusión, un electricista hizo una primera exploración que será completada durante la jornada de hoy para equilibrar las potencias de los diferentes focos. «No nos podemos arriesgar a que vuelva a pasar», afirma la concejala de Deportes, Marian Rueda.

Una de las ‘calvas’ en el terreno de juego del Municipal de La Albuera.
Una de las ‘calvas’ en el terreno de juego del Municipal de La Albuera. / Antonio Tanarro

No obstante, la iluminación del estadio también centró alguna que otra conversación entre aficionados antes de que se produjese el apagón, al entender que la visión del encuentro cuando cayó la noche no era la mejor posible. «Ninguno de los árbitros dijo nada en contra. Creo que las torres que están ahora cumplen perfectamente con lo que se requiere. Si en el futuro se necesita una mayor iluminación tendríamos que acometerlo, pero en principio no tenemos ninguna noticia en contra», señala la concejala, quien asegura que la visión en el terreno de juego «es la adecuada».

Pero la iluminación del campo no fue la única queja escuchada durante la tarde del sábado por parte de varios aficionados gimnásticos, quienes también denunciaron que no había luz en uno de los baños de caballeros situado en la grada situada frente al palco de autoridades. «Lo ha recogido el personal de mantenimiento. Haremos una revisión e intentaremos detectar todas esas anomalías y subsanarlas de cara al resto de temporada», declaró Marian Rueda.

Otra de las denuncias realizada por los aficionados azulgrana tuvo que ver con el estado y la limpieza de varios de los asientos en las gradas, colgando en las redes sociales varias fotografías al respecto. «El uso que a veces se hace de ellos es muy poco cuidadoso, pero se han limpiado. Si se observa y se detecta que hay suciedad se pondrá en marcha un sistema de limpieza más a fondo», explica la responsable del área de Deportes del Ayuntamiento de Segovia. También estarán atentos a la evolución del marcador electrónico, aparato que desde hace meses tiene algún que otro problema para marcar los números debido a un balonazo durante un encuentro de la pasada temporada.

El césped

Sin duda, uno de los elementos que más llamó la atención de los aficionados el pasado sábado fue el estado del terreno de juego, con varias ‘calvas’ en la parte derecha del campo –tomando como referencia los banquillos– que no afectaron a un normal desarrollo del partido. «Se debe a un hongo que estamos intentado combatir con varios productos. Son situaciones que a veces aparecen, pero el mantenimiento del terreno de juego por parte de los operarios es bastante bueno», incide Marian Rueda, quien matiza que se trata de un inconveniente que parece visualmente más grave de lo que realmente es.

A pesar de todas las pequeñas deficiencias, la edil socialista subraya que el Municipal de La Albuera cumple con los requisitos necesarios para albergar partidos en la categoría de bronce del fútbol español. «Si la Segoviana es de Segunda B, La Albuera también. Intentaremos ponernos a la altura si no lo estamos, pero tenemos medios limitados», asegura. «Si pudiéramos acometer una reforma integral lo haríamos, pero de momento vamos acometiendo aquello que nuestras posibilidades nos permiten», añade. Entre esas pequeñas actuaciones se encuentra la reforma de los vestuarios del Municipal de La Albuera, que comenzará el próximo 11 de septiembre y que tendrá una duración aproximada de un mes y medio. «Se va a hacer intentado minimizar los trastornos a los equipos», concluye Marian Rueda, quien considera que las obras solo afectarán de forma sensible a un partido de Liga de la Segoviana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos