Palabra de capitán

Chema, durante un partido disputado esta temporada en La Albuera./Antonio de Torre
Chema, durante un partido disputado esta temporada en La Albuera. / Antonio de Torre

Chema se muestra convencido de las posibilidades de salvación de la Gimnástica Segoviana

QUIQUE YUSTESegovia

Si hay alguien que no cree, que piensa que la salvación es imposible y que la Gimnástica Segoviana es ya un equipo de Tercera División –a falta de que el tiempo lo confirme– solo tiene que escuchar al capitán del conjunto azulgrana para cambiar de opinión y convertirse en el más fiel creyente del milagro de la permanencia. Al igual que hiciera hace un año antes de la eliminatoria por el ascenso frente al Atlético Malagueño, Chema ofreció ayer un recital de confianza y fe con un discurso que demostró el entusiasmo que se vive dentro de un vestuario dispuesto a hacer historia. Quizás ya no tenga el nivel para competir en Segunda B o «ni siquiera en Preferente» –como él mismo reconoció debido a unos problemas de rodilla– , pero el de Arévalo sigue siendo, a sus 38 años, una parte fundamental de la Gimnástica Segoviana.

No estará sobre el terreno de juego frente al Pontevedra debido a unas molestias en su rodilla que han vuelto a aparecer tras varios meses, pero Chema será un de los primeros que en la grada apoyará al equipo en su búsqueda de los tres puntos en un encuentro en el que a los azulgrana solo les vale la victoria. «Cuando juegas lo haces por algo. Yo ahora me imagino estar décimos en la clasificación y sí, estaríamos contentos por haber logrado la permanencia matemática, pero nos faltaría un poco de pasión. Y eso es lo que nosotros tenemos, que es lo más bonito que tiene el fútbol», apunta el zaguero gimnástico.

No obstante, reconoce que le hubiera gustado que esa pasión fuera consecuencia de la lucha por objetivos más agradables que la salvación, pero señala que el equipo está disfrutando durante los últimos días. «Seguramente estamos al nivel más alto de la temporada. Aquí el que baja un poco el nivel no tiene cabida entre los dieciocho convocados», señala. Y añade: «queríamos estar en Segunda B en disposición de luchar por algo en las últimas jornadas y ahora mismo lo estamos. Si antes de empezar la temporada nos dicen esta situación, en la que nos enfrentamos a dos rivales directos en casa, estaríamos dando palmas con las orejas», subraya.

Con la máxima confianza en las posibilidades de la Segoviana, el optimismo de Chema es desbordante. «Todo está de nuestro lado. No veo el porqué no va a salir bien. Todo está escrito para que salga bien», incide el arevalense sobre el partido del próximo domingo, el «más importante en la historia actual de la Gimnástica Segoviana». Y es que Chema, en sus quince temporadas defendiendo la camiseta azulgrana, ha vivido varias situaciones parecidas. Varias acabaron mal (Lugo, Marino, Algeciras...) y otras bien, como la del pasado mayo frente al Atlético Malagueño. «Ha habido tantos partidos importantes... pero ahora mismo no importan nada», resalta. El vestuario, una piña para lograr el objetivo de la permanencia, está convencido de que es posible y se toma los tres encuentros que restan para finalizar la temporada regular como un nuevo 'play off'. «Son tres partidos en los que nos jugamos todo y dos son en casa».

Realista

A pesar de su confianza ciega en las opciones de salvar la categoría, Chema es consciente de hay un alto número de probabilidades de que la Gimnástica Segoviana descienda a Tercera División, circunstancia que podría producirse incluso este domingo con una derrota de los azulgrana y un triunfo del Coruxo, el Guijuelo y el Valladolid B. «Cuando empiezas cualquier guerra sabes que la puedes perder, pero no nos cabe en la cabeza que todo se pueda terminar el domingo. Si se acaba será un fracaso. ¿Puede acabar mal? Sí. ¿Va a acabar mal? No lo creo», declara el arevalense.

Sobre el rival del domingo, el Pontevedra, Chema recordó que es un conjunto al que ya lograron vencer en el Municipal de La Albuera el pasado agosto en la primera eliminatoria de la Copa del Rey, y frente al que ya completaron una buena actuación en el encuentro liguero de la primera vuelta que se disputó en Pasarón y que acabó con empate a cero. «Es un equipo profesional en lo económico y en lo deportivo», asevera Chema, quien sin embargo considera que en este segundo apartado la Segoviana es mejor. Y lo argumenta: «Lo que ellos han conseguido es un par de individualidades. Nosotros hemos conseguido un grupo todavía más fuerte del que ya había. Creo que es un rival no digo fácil, pero sí bastante asequible para el momento en el que nos pilla a los dos equipos», concluye.