351 días después

Los jugadores de la Segoviana celebran un gol en La Albuera./Antonio Tanarro
Los jugadores de la Segoviana celebran un gol en La Albuera. / Antonio Tanarro

La Gimnástica Segoviana necesita vencer este domingo al Unión Adarve para tener opciones de salvar la categoría

QUIQUE YUSTESegovia

Han pasado 351 días desde aquella mágica tarde en el Municipal de La Albuera en la que más de 3.000 personas presenciaron como la Gimnástica Segoviana se convertía en nuevo equipo de Segunda División B por tercera vez en su historia. Este domingo, más de once meses después, el sueño alcanzado aquel día frente al Atlético Malagueño puede llegar a su fin. Sería lo más probable. Pero por suerte, el fútbol no es una ciencia exacta y no siempre ocurre lo más factible. Hay ocasiones en las que el deporte rey sorprende con una de esas jornadas que nadie espera, convirtiendo lo negro en blanco y las lágrimas en sonrisas. Esta tarde, en el estadio Vicente del Bosque de Madrid, la Gimnástica Segoviana espera volver a vivir una jornada mágica que concluya con los azulgrana formando parte, al menos durante unas semanas más, de la categoría de bronce del fútbol español.

A las seis de la tarde el equipo entrenado por Abraham García se enfrentará al Unión Adarve en un duelo en el que solo valen los tres puntos. Y puede incluso que no sean suficientes. Los madrileños, salvados desde hace semanas, intentarán despedirse de su afición con un triunfo frente a un rival que tendrá que saber manejar un amplío abanico de emociones: nervios, euforia, tristeza, tensión... Durante casi dos horas, cada jugador y aficionado gimnástico sufrirá con un partido que tendrá su epicentro en Madrid pero que mantendrá frentes abiertos en otros cuatro lugares. Y es que, además de sumar los tres puntos frente al Unión Adarve, la Segoviana necesita que los resultados le acompañen en los duelos del Pontevedra, el Toledo, el Racing de Ferrol y el Coruxo.

La de esta tarde será por lo tanto de auriculares pegados a las orejas, ya sea en el Vicente del Bosque presenciando el choque frente al Adarve o bien desde Segovia expectantes ante las noticias que lleguen desde Madrid. Será también de smartphones, para comprobar a cada minuto como se desarrollan los otros cuatro partidos con equipos implicados en la lucha por la salvación. Y por último, será también una tarde de echar cuentas a cada gol, teniendo siempre claro que la única que vale es la que sumen, minutos antes de las ocho de la tarde, los cinco equipos que pelean por una plaza de salvación y por otra de 'play out'.

Solo vale ganar...

Para que las cuentas de la Segoviana puedan ser válidas, frente al Unión Adarve tan solo vale ganar. Cualquier otro resultado mandaría de forma directa al equipo gimnástico a una Tercera División de la que escapó la temporada pasada y a la que no quiere volver. Así, se espera que el equipo de Abraham García salga desde el primer minuto de juego dispuesto a superar al rival, demostrando ese carácter que no salió a relucir hace siete días en el encuentro frente al Real Valladolid B. «He aprendido que cuando alguien se juega algo se tiene que ver desde el principio», declaró en la rueda de prensa previa al choque el técnico de la Segoviana. «Si nosotros ponemos más carne en el asador y nos ponemos por delante en el marcador las cosas serás más fáciles», continuó Abraham García, quien aseguró no sentirse preocupado por posibles primas recibidas por el Unión Adarve para tratar de vencer a la Gimnástica Segoviana. «No creo que haya millones de euros en el mundo que incentiven más que a nosotros la posibilidad de salvarnos», subrayó.

En lo deportivo, el equipo segoviano llega justo al último encuentro de la temporada. Dani Calleja e Ivi, lesionados antes y durante el encuentro frente al Real Valladolid B, tienen muy complicada su participación en un encuentro en el que si es necesario podrá regresar Chema. El que sí estará es Agus Alonso, también renqueante desde hace semanas pero dispuesto a ser parte de una final que se desarrollará sobre césped artificial, motivo por el cual el equipo ha entrenado esta semana en los campos de Nueva Segovia.

... y esperar

La primera premisa para la salvación de la Segoviana es lograr el triunfo frente al Unión Adarve. Pero no es la única. También hacen falta que los resultados de los partidos del Pontevedra, el Toledo, el Racing de Ferrol y el Coruxo acompañen. Los primeros son los que mejor lo tienen, ya que una victoria en el campo del Atlético de Madrid B les salvaría automáticamente. Los manchegos, que reciben a un Deportivo Fabril envuelto en la polémica, asegurarían su puesto de 'play out' en caso de triunfo. Por último, los otros dos equipos gallegos deben ganar y esperar tropiezos del Pontevedra y el Toledo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos