Tebas a los ascendidos: «No valen atajos para lograr los objetivos deportivos»

Osasuna, Granada y Mallorca regresan a la élite del fútbol español, mientras que Racing, Ponferradina y Mirandés vuelven al fútbol profesional, en el que debuta el Fuenlabrada

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, dio la bienvenida en un acto celebrado en la sede de la patronal de los clubes a los tres ascendidos esta temporada a Primera -Osasuna, Granada y Real Mallorca-, así como a los cuatro equipos que llegan al fútbol profesional con su ascenso desde Segunda B a Segunda -Fuenlabrada, Racing de Santander, Ponferradina y Mirandés-.

A los siete, representados por presidentes, consejeros delegados o directores generales, les invitó a «disfrutar de la competición y a sufrir lo menos posible», pero también les pidió «el máximo respeto a las normas de LaLiga en cuanto al 'fair play' financiero y a la integridad de la competición». «No valen atajos para ganar la competición ni para lograr los objetivos deportivos», recordó Tebas.

«Antes, cuando uno caía de LaLiga Santander suponía una hecatombe económica, pero ya no es así y vuestra gestión adecuada os ha permitido retornar. Los valores ya los conocéis porque los habéis vivido y sufrido. Seguid manteniéndolos porque ha sido parte de vuestro éxito», añadió el máximo mandatario de LaLiga.

Por su parte, los representantes de los siete clubes ascendidos fueron pasando uno por uno e izando una bandera virtual con los colores y el escudo de sus equipos. «Puede parecer fácil por cómo se ha producido el ascenso, pero la Liga123 es la más competitiva que existe», recordó Luis Sabalza, presidente de Osasuna, que regresa a la élite del fútbol español dos temporadas después de su último descenso y lo hace además como campeón de la categoría de plata.

Antonio Fernández, presidente del Granada, el otro ascendido directo, puso en valor que «ha costado muchísimo», aunque «se ha logrado con humildad y pasito a pasito». En cuanto al Mallorca, el tercero de los ascendidos a Primera, en este caso a través de un emocionante playoff en el que se deshizo del Albacete y del Deportivo, su consejero delegado, Naheta Molango, aseguró que en el club balear no olvidarán de dónde vienen ni cómo lo han conseguido, puesto que apenas hace dos años, el equipo bermellón iniciaba una complicada andadura por la Segunda B que finalmente desembocó en la hazaña de lograr dos ascensos consecutivos.

El salto al fútbol profesional

Pero si grande es el salto para aquellos que pasan de Segunda a Primera, mayor aún resulta en el caso de los clubes que ingresan en el fútbol profesional procedentes de la categoría de bronce. «Han sido cuatro años muy duros para el Racing de Santander, uno de los fundadores de la Liga», reconoció Alfredo Pérez, el presidente del histórico cántabro, que atravesó por cuatro largas campañas en Segunda B y que ahora ve la luz al final del túnel.

«Doy las gracias a una plantilla excepcional y a la afición por un hito muy importante no sólo para el club, sino también para la ciudad de Miranda de Ebro», señaló por su parte Juan Antonio Alcaraz, representante del Mirandés, que regresa a Segunda, igual que lo hace tres años después la Ponferradina, tras un «camino muy difícil» y logrando «un éxito importante para una comarca como El Bierzo, deprimida económicamente por el colapso de la minería», tal y como recordó José Fernández, presidente del club.

Pero si alguien representaba la ilusión de un niño con zapatos nuevos ese era Jonathan Praena, presidente de un Fuenlabrada que la próxima temporada se estrenará en el fútbol profesional. «Es un orgullo que la bandera del Fuenlabrada ondee junto a las de los mejores 42 clubes del fútbol español», señaló con una sonrisa en la cara el mandatario del club madrileño.