Primera

Oblak, el ángel de la guarda del Metropolitano

Jan Oblak, durante un partido del Atlético. /EP
Jan Oblak, durante un partido del Atlético. / EP

El portero esloveno volvió a ser decisivo frente al Valladolid, ante el que dejó su portería a cero por decimosexta vez esta temporada en casa

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Jan Oblak va camino de su cuarto trofeo Zamora consecutivo. El portero esloveno del Atlético demostró ante el Valladolid que no entiende de rachas, que es capaz de hacer paradas salvadoras en el primer minuto o en el tiempo añadido. Oblak, 'Juanito' como le conocen en el vestuario rojiblanco, siempre está de guardia. Para entender la dimensión del portero colchonero sólo hay que ver sus datos. La pasada campaña lograba su tercer premio como meta menos goleado consecutivo con 22 goles encajados en 37 partidos, una media de 0,59 tantos por encuentro. En la presente campaña va camino del cuarto, es el actual líder de este premio que reconoce al arquero menos batido. Lleva encajados 23 tantos en 35 partidos, una media de 0,66 por partido.

Esta campaña lleva encajados 23 tantos en 35 partidos, una media de 0,66 por partido.

En sus 206 partidos con la camiseta del Atlético, Oblak sigue acumulando paradas, récords y milagros. Desde que debutara con el conjunto rojiblanco, el esloveno tiene una media de 0,60 tantos encajados por encuentro, lo que le han convertido ya en el mejor portero de la historia del equipo. Roberto Rodríguez 'Rodri' firmó 0,80 goles por partidos y Thibaut Courtois, que ganó dos Zamora, firmó 0,85. Pero en lo que parece que nadie puede desbancarle es en partidos sin encajar goles.

En los 206 duelos que ha disputado, ha sido capaz de dejar su portería a cero en 117 ocasiones. Una barbaridad, porque significa que logró más de la mitad de los días, un 56,79 por ciento. Además, en este tiempo logró 122 triunfos, lo que supone una media de 59,22 por ciento en total. Si finalmente certifica su cuarto Zamora, igualaría a Juan Acuña y Santiago Cañizares y sólo tendría por delante los cinco de dos ilustres como Antoni Ramallets y Víctor Valdés. Sin embargo, junto con Valdés, sería el único en haberlo conseguido en cuatro temporadas consecutivas. Además, es el arquero que menos goles encajó, junto a Paco Liaño, en una temporada liguera, en la 15-16, con sólo 18 goles encajados.

9 goles en 18 partidos en casa

Precisamente Jan Oblak es uno de los responsables de que el Atlético sea el mejor equipo local de la Liga. De los 18 partidos que se han disputado en Liga el Metropolitano, el Atlético ha sumado 47 puntos, dos más que el Barcelona en el Camp Nou, que lleva 45, y siete más que el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Los rojiblancos sólo han perdido un partido ante su afición -el derbi madrileño- y empataron ante el Eibar y el Barcelona, mientras que los otros 14 partidos terminaron en victoria. En estos 18 partidos en casa, Oblak ha recibido 9 goles esta temporada y si le sumamos los cuatro de Champions que jugó el Atlético en el Metropolitano, sólo el Brujas fue capaz de batir al esloveno.

De hecho, todos los partidos de esta temporada en los que Oblak dejó su portería a cero, terminaron con victoria del conjunto rojiblanco, ya que ha terminado con su meta impoluta en 16 de los 22 partidos en los que ha defendido la portería del estadio rojiblanco. Sólo han conseguido marcarle en casa el Real Madrid (que le hizo tres goles), el Valencia y el Betis (que le hicieron dos goles cada uno) y el Barcelona, Eibar y Brujas (un gol). Lo dicho, el Atlético tiene un ángel... aunque se llame Jan.