Primera

Marcos Llorente, al Metropolitano con su papá de la mano

Marcos Llorente, con su nueva camiseta. /EP
Marcos Llorente, con su nueva camiseta. / EP

El nuevo futbolista del Atlético, en el que ya jugaron su padre y su abuelo, llevará el 14 de Rodrigo y confesó tener muchas ganas «de que esto empiece»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

'Para entender lo que pasa, hay que haber llorado dentro, del Calderón, que es mi casa, o del Metropolitano, donde lloraba mi abuelo, con mi papá de la mano'. Es una estrofa de la canción Motivos de un Sentimiento de Joaquín Sabina, que le viene al pelo al nuevo fichaje del Atlético, Marcos Llorente. Su abuelo materno, Ramón Grosso, vistió de rojiblanco en la temporada 1963-64, y su padre, Paco Llorente, también jugó en el conjunto atlético entre 1985 y 1987, cuando el Real Madrid pagó la primera cláusula de rescisión del fútbol español. «Mi padre es de pocas palabras y es un apoyo siempre», confesó aunque no desveló lo que le dijo cuando fue oficial su llegada al Atlético: «Lo que me dijo me lo quedo para mí».

Su abuelo materno, Ramón Grosso, vistió de rojiblanco en la temporada 1963-64, y su padre, Paco Llorente, también jugó en el conjunto atlético entre 1985 y 1987

Ahora es el turno de la tercera generación. El centrocampista se mostró «encantado y muy feliz» en sus primeras palabras como futbolista del Atlético de Madrid, en el que llevará el 14, con lo que se confirmó sin hacerse oficial que Rodrigo dejará el conjunto rojiblanco. Pero Marcos no piensa en ser el sustituto de nadie y se mostró agradecido «por confiar y apostar en mí y dejarme ser partícipe de este gran proyecto». Además, se mostró «muy ilusionado» y ansioso por ponerse a las órdenes de Diego Pablo Simeone: «Tanto él como el proyecto del club me atraían muchísimo y cuando surgió el interés no lo pensé. Tengo muchas ganas de que esto empiece».

Aunque poseía una docena de ofertas, precisamente el interés de Diego Pablo Simeone fue clave para que apostara por seguir en Madrid aunque tuviera que cambiar de acera. «El mister habló conmigo, me dio la bienvenida y me mostró su confianza», dijo para confirmar la importancia del técnico argentino a la hora de tomar su decisión. «Poco puedo deciros de Simeone que no sepáis», dijo cuando le preguntaron por el que ya es su nuevo técnico. «Es grandísimo entrenador con un carácter único y una capacidad enorme de transmitir el futbol a sus jugadores». Llorente, sin perder la sonrisa aunque con cierta timidez, se mostró «encantado de ponerme a sus órdenes».

Un proyecto ambicioso

El centrocampista sabe que los jugadores que llegan al conjunto rojiblanco tienen un periodo de adaptación al método de trabajo de Simeone, pero se mostró confiado. «Vengo a ayudar al equipo, si el equipo me necesita estaré ahí. Mi familia y yo pensábamos que era lo mejor por el club que es y el juego que hace». «Tengo muchas ganas de conocer a mis compañeros y de jugar a su lado», insistió con cierta ansiedad por vestirse de corto. Llorente sabe que el Atlético ha apostado por él y está dispuesto a devolver esa confianza: «Tenía claro que es un proyecto ambicioso y yo buscaba un equipo en el que confiaran y apostaran en mí, y aquí tengo las dos cosas», se sinceró.

«Simeone es grandísimo entrenador con un carácter único y una capacidad enorme de transmitir el futbol a sus jugadores» Marcos Llorente

El centrocampista llega al Atlético como sustituto de Rodrigo contará con los minutos que no ha tenido en las dos últimas campañas, en las que ha disputado 36 partidos oficiales con el Real Madrid y ha marcado dos goles. Precisamente su pasado madridista se le recordó por cómo será recibido por una afición que no lleva bien que ex jugadores del club blanco jueguen con la rojiblanca. «Lo llevo con naturalidad», dijo Marcos Llorente. «Venir al Atlético era lo mejor para mí y estoy encantado y muy feliz de venir a aquí». Además, lanzó un mensaje a la afición: «Vengo a ofrecer mi trabajo, mi compromiso y a luchar por esta camiseta».

Por último, se mostró ambicioso y confesó que este Atlético «aspira a competir y a pelear por todos los títulos. Tenemos capacidad y calidad para conseguirlo», dijo como frase final para ilusionar a los aficionados.