Jornada 27

Marcelo, otro 'señalado' por Solari

Marcelo, junto a Keylor Navas en el banquillo del José Zorrilla. /Ep
Marcelo, junto a Keylor Navas en el banquillo del José Zorrilla. / Ep

El jugador brasileño volvió a caerse del once titular de Solari, aunque jugó los minutos de la basura, algo que no le gustó

ICÍAR MUÑOZMadrid

Cuando todo apuntaba que Marcelo volvería a la titularidad en el partido contra el Valladolid, Santiago Solari finalmente decidió sentar al brasileño de nuevo en el banquillo. Desde la llegada del técnico argentino al Real Madrid, el lateral izquierdo ha sido uno de los perjudicados, junto con Isco, en el once titular, saliendo en su puesto Sergio Reguilón. El canterano no sólo ha suplido con creces a uno de los capitanes del equipo, sino que es uno de los más destacados.

A pesar de ser el segundo capitán del conjunto blanco, a Solari no le ha temblado el pulso a la hora de no contar con Marcelo. El jugador brasileño llevaba cuatro partidos seguidos (el último ante el Girona) sin jugar ningún minuto, más de 20 días. Ni siquiera contra el Barcelona (semifinales de la Copa del Rey y en la Liga) o el Ajax, posiblemente por su bajo rendimiento. A estas alturas de temporada, solo lleva disputados 13 partidos, cuando el año pasado sumó 19.

Sin embargo, Solari decidió que Marcelo jugara los minutos finales de la victoria ante el Valladolid. Con el partido sentenciado (1-4) y a falta de dos minutos para el final, el técnico argentino llamó a Marcelo para que saliera al campo. Al intentar darle alguna instrucción, el brasileño ignoró al técnico, que insistió en decirle algo al lateral justo antes de que se produjera el cambio.

Tirón de orejas

La baja forma alarmante del lateral izquierdo, se ha reflejado cuando ha tenido la oportunidad de tener minutos con el entrenador argentino. Sus malas actuaciones le han dejado en evidencia, motivo por el cual ya fue advertido por Solari en una rueda de prensa en el Mundialito de Clubes cuando le doy un toque de atención por su actitud: «No creo que ésta sea la mejor versión de Marcelo, esperamos verle mejor todavía. Es un magnífico jugador y tiene que seguir empujando, tiene que esforzarse más en ataque y, por supuesto, en defensa. Ya me encargaré yo de decirle, aunque es difícil porque Marcelo es muy ofensivo».

Pero el pasado martes, en el partido contra el Ajax de la Champions League donde el Real Madrid fue eliminado de la competición, se pudo ver una escena entre ambos que deja claro la poca sintonía entre ambos. Cuando el equipo perdía por 0-2 y con las lesiones de Lucas Vázquez y Vinicius, Marcelo se levantó del banquillo y se preparó para calentar, pero el argentino mandó al jugador que se volviera a sentar con un par de señales. El brasileño sin reprochar nada al técnico blanco, respetuoso, volvió a sentarse. Este gesto demuestra que Solari no cuenta con el capitán madridista, a pesar de que hace un mes alabó la figura, alegría y disposición al trabajo de Marcelo: «Siempre pone al Madrid por delante de todo. Es un emblema del club todos le queremos».

La última de Marcelo fue un encontronazo con el primer capitán del equipo, Sergio Ramos, cuando en el entrenamiento previo a viajar a Valladolid el jugador brasileño ganó el partidillo y exclamó una frase obscena faltando el respeto al resto de compañeros y al entrenador, según informa As: «Ahora vais a mamármela». Entonces, el central del Real Madrid, intervino y le reprochó el comentario.

Marcelo, que llegó hace doce años procedente del Fluminense, está pasando por uno de sus peores momentos en el club. La mala relación con sus compañeros, los comentarios en sus redes sociales, no contar para el entrenador, el estado de forma en el que se encuentra, su mal juego, todo apunta a que el brasileño tiene pie y medio fuera del Real Madrid.

Más información