Arbitraje

Las instalaciones del VAR español, las mejores del fútbol mundial

Instalaciones de VAR en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. / Atlas

Carlos Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros, saca pecho por una infraestructura destinada al videoarbitraje que sólo la NBA supera y que cuenta con hasta doce puestos, con siete salas individuales y una multiestación de cinco mesas

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

La Federación Española de Fútbol (FEF) estrena instalaciones del VAR y saca pecho por lo que en opinión de Carlos Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), es la mejor infraestructura dedicada al videoarbitraje del fútbol mundial.

«El nuevo VOR es una instalación moderna, funcional y preparada para el desarrollo de los partidos con VAR de Primera y Segunda, en un reto que ha hecho historia en el fútbol mundial puesto que hemos sido la primera organización en el mundo que ha conseguido que en 52 días se hagan realidad estas instalaciones, que son un modelo y que hacen que seamos capaces de cubrir con éxito 21 partidos en cada jornada», destacó Velasco Carballo tras una visita guiada a los medios por las instalaciones ubicadas en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

El complejo, en el que tras el cambio de Mediapro por Hawk-Eye como operador ya no queda rastro alguno del logotipo de LaLiga, cuenta con hasta doce puestos diferentes, con siete salas individuales y una multiestación de cinco mesas, o lo que es lo mismo, cuatro más respecto a la pasada temporada, cuando el videoarbitraje aún no había llegado a la Segunda División.

El acceso a la instalación está restringido con identificación para favorecer unas adecuadas condiciones de seguridad. Sólo pueden entrar los árbitros VAR, un asistente de vídeo (AVAR), los operadores de vídeo y los directores de operaciones. Además, no se puede acceder a las salas con dispositivos móviles, comida o bebida, aunque en los dos últimos casos es una norma de uso y no una legislación formal.

Cada sala cuenta con una mesa, una pantalla principal con cámara máster y de mayores dimensiones y resolución para facilitar la labor arbitral, además de otra que emite con tres segundos de retraso para revaluar las jugadas. Asimismo, el árbitro VAR puede ir solicitando cámaras diferentes para resolver posibles dudas a través de otros planos.

En palabras de Velasco Carballo, estas instalaciones, que también disponen de una sala de descanso, son superiores a las de competiciones como la Premier League inglesa, la Bundesliga alemana o la Serie A italiana, que actualmente está preparando un centro de videoarbitraje permanente. De hecho, sólo la NBA puede presumir de un centro de arbitraje de igual o superior nivel.

También cambia la tecnología empleada en la resolución de las jugadas de fuera de juego, basada en la proyección ortogonal y que en ocasiones no se ha mostrado a través de la retransmisión televisiva por motivos ajenos al estamento arbitral, pues según su presidente, éste cede las imágenes con las líneas a pesar de que sea el operador el que finalmente decida mostrarlas al espectador o no.

Pese al nivel de las instalaciones mostradas, Velasco Carballo especificó que en el caso del videoarbitraje en la Liga de Campeones, éste en principio se llevará a cabo desde camiones y furgonetas situadas en los aledaños de los estadios y no desde las dependencias de cada una de las federaciones nacionales. También desveló que ha pedido a la Federación que solicite que en el caso de las tandas de penaltis en la Copa del Rey, no se sancione con amarilla al portero si adelanta los dos pies de la línea de gol antes del lanzamiento, como así ha permitido International Board, el organismo que regula el arbitraje mundial.

Por último, apeló a la comprensión y la paciencia ante la lentitud de la resolución de las jugadas en Segunda, donde los árbitros apenas se están acostumbrando todavía al videoarbitraje, recién llegado a la categoría, y donde las retransmisiones disponen de menos cámaras respecto a Primera y por lo tanto de menos posibilidades de clarificar mediante imágenes las acciones más dudosas.