El gol cotiza a la baja en el mercado de la Liga

Borja Iglesias, durante su presentación con el Espanyol./EFE
Borja Iglesias, durante su presentación con el Espanyol. / EFE

En un verano en el que los clubes de primera gastarán más que nunca, los fichajes de delanteros suponen sólo 69 de 520 millones

MELISA CABALEIRO / MIGUEL OLMEDAMadrid

El fútbol consiste en marcar goles y se entiende que por ello los delanteros sean las piezas más cotizadas del mercado. Dicen los que del asunto entienden que para lograr la permanencia bastan un buen portero y un goleador solvente, y un sinfín de ejemplos demuestran que a la hora de ganar títulos la ecuación es similar. Sorprende por tanto que en un verano de récord en lo que a gasto en fichajes se refiere, los equipos de Primera guarden la chequera cuando se trata de firmar romperredes.

Resulta que todavía no ha finalizado el mes de julio y, con todo agosto por delante, los clubes de la Liga ya han invertido la friolera de 520 millones en reforzar sus plantillas. El tope histórico anda en los 580 'kilos' de la temporada 2015/16 y todo apunta a que, con el Real Madrid afilando la billetera para fichar uno o dos relevos para Cristiano, la barrera de los 600 millones quedará en anécdota. También pasará por caja el Barça para incorporar una pieza más a un centro del campo cada vez menos identificado con La Masía.

El caso es que por ahora los grandes de Primera prefieren invertir menos en el producto final –el gol– y más en el proceso de elaboración. Así, los traspasos más caros llevan los nombres de centrocampistas como Thomas Lemar (70 millones de euros), Vinícius Junior (45 millones) o Arthur Melo (31 millones). También de defensas con buen pie para los envíos en largo como Clement Lenglet (35 millones) y los centros laterales como Álvaro Odriozola (30 millones).

En la fiesta del despilfarro los goles se llevan una mínima parte del pastel. Apenas un 13%, 69 millones de los 520 gastados. Y 14 de ellos tienen 'trampa', porque corresponden a la cláusula de compra obligatoria que firmó el Villarreal cuando incorporó en enero a Roger Martínez. Por enrevesar su situación, el club amarillo vendió el 50% de sus derechos al América méxicano a finales del mes de junio. Teniendo en cuenta que había llegado a la Liga procedente de China, el colombiano ha completado su particular vuelta al mundo en medio año.

Villarreal, principal protagonista

Sea como fuere, el Villarreal está siendo el gran animador en La Bolsa de los goles. Aparte de Roger, los castellonenses han fichado a dos bombarderos por un montante de 38 millones: el camerunes Koto Ekambi y el catalán Gerard Moreno. Este último fue una de las sensaciones del pasado curso en el Espanyol, llamando incluso a la puerta de una selección española con excedente de pólvora en las botas de Diego Costa, Iago Aspas y Rodrigo. Quizás la autosuficiencia de Gerard hubiera sido útil en Rusia.

Con la mitad de los 20 millones que recibió del Villarreal por el 50% del atacante –el otro 50% ya era del club castellonense–, el Espanyol contrató a su nuevo '9'. Lo encontró goleando en los estadios de Segunda, con la camiseta del Zaragoza –aunque pertenecía al Celta–. Borja Iglesias, que a ese nombre responde el muchacho, marcó 22 tantos en la división de Plata en la 2017/18 que le han valido su segundo salto de categoría consecutivo.

Precisamente la Segunda División es el bazar donde más han acudido los clubes de Primera buscando puntería buena, bonita y barata. Jaime Mata saltó del Valladolid al Getafe a coste cero como máximo goleador de Segunda con 35 goles fundamentales para el ascenso pucelano. En el Coliseum le acompañará Sergi Guardiola, que cosechó 22 dianas para cerrar la salvación del Córdoba antes de salir cedido, previo pago de 1,5 millones.

La Serie A, derrochadora

Otro goleador de plata es Raúl de Tomás, artífice de 24 goles en el ascenso del Rayo Vallecano. Volverá al Madrid tras su cesión para intentar ser el tercer delantero de Lopetegui. Otros bombarderos de Segunda como Samuele Longo –doce con el Tenerife– y Marc Cardona –siete con el Barcelona B–, jugarán cedidos en Primera, en el Huesca y el Eibar.

Casos llamativos son los de Guido Carrillo y Borja Bastón. Después de protagonizar traspasos millonarios a Southampton (22 'kilos') y Swansea (18) y no cumplir con las expectativas, buscarán redimirse en el Leganés y el Alavés respectivamente.

Fuera de España, el gol sí que está al alza. El mercado italiano ha superado todas las expectativas. Un derroche de 327 millones, de los cuales 112 pertenecen al fichaje bomba del verano: la apuesta de la Juventus por Cristiano Ronaldo.

Por detrás de Italia, Alemania es el país que más ha gastado en delanteros, casi 93 millones. El Wolfsburgo ha invertido 24,5 por Daniel Ginczek y Wout Weghorst, mientras que el Borussia Monchengladbach invirtió 23 en Alessane Pléa, del Niza.

En la Premier el ahorro es incluso mayor que en España. 37 millones redondean el desembolso inglés, aunque los grandes no se han gastado hasta ahora ni un solo centavo. El Wolverhampton, con 18,5 millones, es el club que más ha invertido en su delantera. La Ligue 1 es por el momento la más tacaña de las ligas en lo que a goleadores se refiere, con el Stade Rennais, con 9 millones, como el club que más ha reforzado su ataque.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos