El Barça evita un batacazo de forma agónica

Luis Suárez, tras marcar. /
Luis Suárez, tras marcar.

Luis Suárez igualó en el minuto 90 el gol de Alegría

JESÚS BALLESTEROSbarcelona

El mejor Barça de la temporada, no tanto por el brillo como por lo compacto de su juego, visita al Betis al mediodía en el Benito Villamarín para cerrar un mes de enero en el que se ha clasificado para las semifinales de la Copa del Rey y ha conseguido recortar puntos al Real Madrid en la Liga, aunque sigue tercero, detrás del Sevilla también. Por eso toda la mejoría azulgrana no servirá de nada si el equipo de Luis Enrique no se impone a la escuadra verdiblanca. Cada partido es una final cuando se quiere ganar el título. El Betis, aunque tranquilo en la clasificación porque los tres de abajo están lejos, no puede dormirse y también necesita los puntos.

Luis Enrique mantuvo la prudencia en su mensaje en la previa: «Cómo cambian las cosas, hace dos semanas esto era un velatorio. Pero los profesionales nos mantenemos entre el blanco y el negro. Nosotros estamos en una buena dinámica que vamos a intentar alargarla lo máximo posible. Estamos buscando una buena racha y dinámica que nos acerque a los equipos de arriba. Queda muchísimo, estamos en el ecuador. Vamos a fallar todos alguna vez, ya veremos en qué proporción lo hacemos». Y avisó que «hay cambios con el Betis que nos encontramos en la primera vuelta. Con un nuevo entrenador. Juegan con cinco defensas y con la línea que va de mejoría, el Betis nos intentará crear problemas».

Víctor Sánchez del Amo, entrenador del Betis, intenta mentalizar a sus jugadores y a sus aficionados de que no deben sentirse intimidados ante un equipo con el potencial azulgrana: «La afición del Betis no es miedosa, al contrario. No percibo eso para nada, todos los comentarios de los aficionados con los que me cruzo me demuestran en su actitud todo lo contrario. Tienen un amor por sus colores incuestionable y no le tienen miedo a ningún rival independientemente del momento en el que se encuentre su equipo. No tienen miedo y nosotros tampoco, afrontamos el partido con la máxima ilusión. Es un reto enfrentarnos a un equipo con un potencial tan grande. Sus objetivos no son los nuestros, pero el objetivo para este partido es común, los tres puntos. Nuestra afición no tiene miedo para que intentemos eso».

Y reveló, al hablar de cómo parar a Messi, que ha estudiado aquellos partidos en los que el Barça se dejó puntos para saber qué hicieron bien sus contrincantes: «Es indiscutible que Messi es de los mejores del mundo, no creo que tengamos que descubrir todas las cualidades y el potencial de Messi. Vamos a tratar de tener un alto rendimiento ofensivo con nuestro juego colectivo para evitar que las individualidades del Barça, Messi la máxima, tengan todo ese acierto que suelen tener. Hay referencias en esta temporada de partidos en los que el Barça ha sufrido y no ha tenido resultados positivos. Vamos a tratar de ser uno de los equipos que les ponga las cosas difíciles y conseguir la victoria. Incluso con Messi no ganan siempre».

En el Barça las rotaciones son obligadas debido a la acumulación de partidos, el último, el jueves por la noche ante la Real Sociedad 60 horas escasas antes de enfrentarse al Betis. Hay muchos jugadores lesionados (Iniesta y Busquets) y tocados (Rafinha, Mascherano, Sergi Roberto, Piqué.) por lo que se esperan cambios en el once, quizás incluso con descanso para alguno de los integrantes del tridente. Neymar y Luis Suárez, por ejemplo, se vaciaron el jueves.

En la lista del Betis han entrado los dos refuerzos invernales, el central rumano Tosca y el centrocampista Rubén Pardo, cedido por la Real Sociedad. También vuelve Mandi, eliminado en la Copa África. Víctor no avanzó si serán titulares. Tiene las bajas de los lesionados Joaquín, Sanabria, Brasanac, Felipe Gutiérrez, José Carlos y Jonas Martín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos