El Real Madrid sigue de fiesta

Los jugadores del Real Madrid celebran uno de los cinco goles. /
Los jugadores del Real Madrid celebran uno de los cinco goles.

El equipo blanco aplasta al Granada y suma 39 partidos consecutivos sin perder e iguala el récord del Barcelona de Luis Enrique de la pasada temporada

JAVIER VARELAMadrid

El Real Madrid de Zinedine Zidane está a 90 minutos del récord del Barcelona de Luis Enrique, que la pasada temporada encadenó 39 partidos sin perder y firmó entonces la mejor racha de la historia del fútbol español. El técnico francés del equipo blanco acumula ya 38 encuentros sin conocer la derrota entre dos campañas, y frente al Granada, y en el Bernabéu, la ocasión no puede ser más propicia para igualar la plusmarca del entrenador del conjunto azulgrana. Aún queda lejos el mejor registro del fútbol europeo (43 choques invicto), en poder de la Juventus de Antonio Conte, entre 2011 y 2012. Sin embargo, con la visita del penúltimo clasificado de la Liga al coliseo blanco y el duelo copero de cinco días después ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán tras el 3-0 de la ida, Zidane y su Madrid están en condiciones de superar el reto, aunque objetivo prioritario este año sea la conquista del título, para el que los blancos son principales favoritos.

Pese a ser el principal artífice del cambio radical y de la resurreción del Real Madrid desde que asumió el cargo hace un año y de estar a un paso de alcanzar al técnico del eterno rival, Zidane insistió este sábado en que la clave del éxito y los verdaderos protagonistas son los jugadores, de quienes elogió «su profesionalidad en el trabajo». «Sabemos el talento que tienen los jugadores, pero la profesionalidad del grupo es clave. Es difícil hacer cada día lo que están haciendo», comentó el técnico francés, que no quiere que sus futbolistas caigan en triunfalismos y se relajen, como han hecho durante muchos partidos a lo largo de la temporada cuando han logrado ventaja en el marcador ante rivales inferiores. «El partido contra el Granada debemos encararlo de la misma manera que el del Sevilla», reclamó Zidane, orgulloso por la intensidad, el sacrificio y la mentalidad que mostró el Real Madrid el miércoles en el Bernabéu, sobre todo durante la primera parte de la ida de octavos de final de Copa.

«Faltan muchos partidos y esto es muy largo», advierte Zidane. El entrenador blanco solicita también prudencia ante el gran momento de forma que atraviesa su equipo y recuerda que puede acusarse el desgaste físico, aunque para este sábado recupera a Cristiano Ronaldo tras acordar con el portugués concederle descanso contra el Sevilla, y también a Benzema, a quien mantuvo en el banquillo durante todo el encuentro ante el conjunto de Jorge Sampaoli. «Jugando cada tres días es poca recuperación, pero nuestra idea es hacer bien las cosas para jugar bien», reiteró Zidane. El entrenador del líder también dio descanso a Cristiano en el último partido de Liga del Madrid del pasado año, contra el Deportivo (3-2), antes de la disputa del Mundial de Clubes, pero este viernes aclaró que aunque el crack «quiere jugar siempre», el futbolista luso ya ha entendido que es preciso no forzar su físico para llegar en plenitud al final de temporada, sin arriesgarse a una lesión.

«Cristiano es un jugador muy inteligente y lo hablamos. Mi idea es que quiero a Cristiano bien a lo largo de la temporada y teniendo 20 partidos en 70 días de vez en cuando tiene que descansar. Yo lo veo así, y él también. No hay ningún problema. Hablándolo se consiguen cosas, y lo que queremos es ganar todo lo que está por delante», reconoció Zidane, que ya anticipó tras la goleada copera ante el Sevilla que el delantero portugués sería titular contra un Granada al que Cristiano le ha marcado 11 goles en 10 partidos durante las cinco últimas temporadas. En el caso de Benzema, el artillero francés le ha endosado nueve tantos en esa decena de partidos al equipo nazarí, que afronta con numerosas e importantes ausencias, ya que además de los lesionados Isaac Cuenta, el central Saunier y el lateral Foulquier, también se encuentran concentrados con sus selecciones para la Copa de África el extremo marroquí Mehdi Carcela-González y el medio marfileño Victorien Angban. En el caso del Real Madrid, faltarán Sergio Ramos (sancionado) y los lesionados Bale, Pepe, Lucas Vázquez y Kovacic.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos