Pacto de no agresión en Cornellà

Raúl García, sentado sobre el césped. /
Raúl García, sentado sobre el césped.

El equipo de Valverde pagó el esfuerzo realizado en la Europa League y el Espanyol sigue sin ganar en casa

EFEbarcelona

El Espanyol buscará este domingo (16:15 horas) en el estadio de Cornellà-El Prat la primera victoria de la temporada como anfitrión, frente al Athletic y la segunda consecutiva del curso tras vencer la pasada jornada al Betis en el Benito Villamarín (0-1).

El técnico blanquiazul, Quique Sánchez Flores, recupera para este partido al delantero ecuatoriano Felipe Caicedo, baja en la anterior convocatoria por sanción. Por el contrario, el centrocampista Marc Roca es baja por molestias en el sóleo de la pierna izquierda y los médicos han preferido no arriesgar con el futbolista.

Las sensaciones del cuadro catalán son muy positivas después del triunfo en el Benito Villamarín. El rendimiento defensivo del Espanyol ha crecido en las últimas jornadas y ha mantenido la portería a cero en tres de los últimos cuatro compromisos. No hay presión, pero sí ilusión por dar una alegría a la grada perica.

El entrenador blanquiazul ha advertido del peligro del juego aéreo del rival vasco. Frenar los centros y estar atentos a las segundas acciones del Athletic es clave. Aduriz está en racha tras sus cinco goles al Genk belga en la Europa League, pero el vestuario catalán sabe que no es el único peligro arriba de los leones.

Los precedentes son claramente favorables al Espanyol. De hecho, los catalanes suman 18 años sin perder como anfitrión frente a los vascos con un balance de 13 victorias y cinco empates. Desde la temporada 1997-98, el actual conjunto de Ernesto Valverde no gana en el feudo blanquiazul.

Mientras, el Athletic Club visita al RCD Espanyol con Europa en la cabeza, con la intención de recuperar la plaza en puestos europeos que perdió en la última jornada empatando ante el penúltimo clasificado, Osasuna, en San Mamés.

Aunque lo que todavía tiene 'in mente' el club bilbaíno es la histórica noche del jueves también en La Catedral frente al KRC Genk belga, al que un Aritz Aduriz en estado de gracia marcó los cinco goles del 5-3 final.

No quedó ahí la inmensa felicidad del ariete internacional, que esa misma noche fue padre por segunda vez y al día siguiente recibió la primera llamada de Julen Lopetegui. El nuevo seleccionador, como el anterior Vicente del Bosque, cree que, a pesar de estar al inicio de un nuevo ciclo y que el '20' rojiblanco llegaría al Mundial de Rusia con 37 años, un caudal goleador así no se puede desaprovechar.

La alineación del Athletic en Cornellà está condicionada al refresco que quiera dar Ernesto Valverde al equipo en un partido que llega menos de 70 horas después del trascendental choque europeo. Al encuentro no llegarán Mikel San José y Beñat Etxebarria, que no se han recuperado de las lesiones que ya les mantuvieron al margen en el choque ante el Genk. Tampoco será de la partida Aymeric Laporte, aquejado de problemas físicos. Sus sustitutos serán Ander Iturraspe, Mikel Rico y Xabier Etxeita, tres jugadores otrora titulares y que ganan mucho a medida que van teniendo continuidad.

Lo que sí parece seguro es que volverá Kepa Arrizabalaga a la portería, ya que le toca en la insólita rotación de tres porteros que mantiene el técnico, dos de ellos en Liga. Los números del internacional sub-21 son incuestionables: cuatro partidos con él, cuatros victorias; seis partidos sin él, con Gorka Iraizoz entre palos, cuatro derrotas, un empate y una victoria.

Por delante de Kepa no se esperan novedades. Si acaso la entrada de Iñigo Lekue por Oscar de Marcos, ante el irregular momento del de Laguardia. Aunque De Marcos es un futbolista de máxima confianza para el 'Txingurri'. Como también el joven Yeray Álvarez, imperial desde su llegada al primer equipo, Xabier Etxeita y Mikel Balenziaga, quienes completarían la defensa en Barcelona.

Los cambios para oxigenar el once inicial que acostumbra Valverde en citas de este perfil podrían llegar en la delantera, donde Iñaki Williams, suplente el jueves, y Sabin Merino podrían entrar en cualquiera de los puestos de ataque. Aunque sus mayores opciones son en las bandas, por Markel Susaeta y/o Iker Muniain.

 

Fotos

Vídeos