El Athletic tropieza en casa ante Osasuna

Raúl García pugna un balón. /
Raúl García pugna un balón.

Los de Valverde no pudieron pasar del empate a uno

EFE

El Athletic Club recibe a Osasuna con el objetivo de recuperar la inercia positiva, tras las dos derrotas encajadas la pasada semana frente al Genk y el Real Madrid, y sumar tres puntos que le mantengan en la zona europea ante un rival muy necesitado que llegará como penúltimo clasificado.

El equipo rojiblanco regresa a La Catedral después de una mala semana en cuanto a resultados en la que los de Ernesto Valverde exhibieron dos caras diametralmente opuestas, pésima en Bélgica y excelente en el Santiago Bernabéu, aunque en ambas con idéntico resultado negativo.

Los problemas físicos de hasta siete jugadores de la plantilla tampoco ayudaron a un Valverde que en los últimos días ha ido recuperando efectivos hasta contar con prácticamente toda la plantilla a su disposición para este encuentro.

Así, se espera el regreso al once de tres titulares fijos como los laterales Óscar de Marcos y Mikel Balenziaga, este último sancionado las dos últimas jornadas, y también de Beñat Etxebarria, el jugador más en forma del equipo rojiblanco en este comienzo de temporada.

La principal duda del técnico es el estado de Aritz Aduriz. El delantero sufrió un esguince de tobillo en Genk que ya le hizo perderse el partido contra el Real Madrid y no ha podido completar desde entonces ni un solo entrenamiento con sus compañeros.

En caso de que el goleador donostiarra no se recupere a tiempo Sabin Merino, autor del único tanto rojiblanco en el Bernabéu, sería probablemente de nuevo la referencia ofensiva del Athletic.

Con quien sí parece que podrá contar Valverde es con Yeray Álvarez, también lesionado en Bélgica. El central ha evolucionado mucho mejor de lo previsto de su esguince de tobillo y pugnará con Xabi Etxeita por un puesto en el eje de la defensa.

Osasuna afronta con urgencias su salida a Bilbao, un partido siempre atractivo por la rivalidad regional entre ambos clubes, al acudir en puestos de descenso con una sola victoria en nueve jornadas y, pese a todo, se encuentran a solo dos puntos de los puestos de permanencia.

Osasuna, que perdió en la última jornada contra el Betis en el último minuto en El Sadar, todavía no ha ganado en casa, pero se está sintiendo más cómodo lejos de Pamplona, donde ha sacado un empate en Málaga y su única victoria en Eibar.

Para puntuar en San Mamés tendrá que corregir errores defensivos que están penalizando al equipo gravemente, con una media de dos goles encajados por partido, mientras que se presenta clave el buen momento de jugadores como Sergio León y Roberto Torres.

El delantero cordobés ha marcado 4 goles en sus 5 partidos como titular y el centrocampista navarro ha hecho gol en las últimas cuatro jornadas, por lo que si marca en San Mamés igualará el récord del club de cinco encuentros consecutivos marcando.

Con las únicas bajas del lesionado Javier Flaño y del sancionado Emmanuel Riviere, Osasuna se enfrentará al Athletic con el mismo once de las dos últimas jornadas, según ha confirmado el entrenador, Enrique Martín, tras el entrenamiento en Tajonar.

A pesar de que la hora del partido invitaba a una nutrida presencia de aficionados 'rojillos' en Bilbao, no habrá un apoyo masivo después de que varios colectivos hayan decidido no viajar por los precios de las entradas, ya que el Athletic no aceptó un acuerdo de intercambio en las mismas condiciones con otros clubes cercanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos