El chileno Felipe Gutiérrez da el triunfo al Betis en el último minuto

Joaquín corre tras marcar gol. /
Joaquín corre tras marcar gol.

Osasuna se mantiene en puestos de descenso y sigue sin conocer la victoria como local

EFE

Osasuna y Real Betis jugarán mañana en El Sadar un duelo de urgencias que ambos equipos afrontan desde el diferente punto de partida de la primera victoria de los de Enrique Martín, el pasado lunes ante el Éibar, y la urgencia de los de Gustavo Poyet por restañar el lacerante 1-6 ante el Real Madrid.

Osasuna quiere sumar su segunda victoria consecutiva de la temporada para intentar salir de los puestos de descenso, objetivo al alcance del equipo pamplonés a pesar de su mal comienzo de campeonato en su regreso a Primera División.

Los 'rojillos' han tardado ocho jornadas en ganar su primer partido en LaLiga Santander, pero tras el triunfo ante el Eibar en Ipurúa se encuentran con serias opciones de alcanzar al grupo de la zona media-baja de la clasificación.

El conjunto navarro saldrá momentáneamente del descenso si gana mañana al Betis y se quedará esta jornada en puestos de permanencia en función del resto de los resultados, con varios enfrentamientos entre rivales directos.

Osasuna, que todavía no ha ganado en casa, donde ha acumulado dos empates y dos derrotas, regresa al estadio El Sadar marcado por su primera victoria y por las declaraciones del técnico, Enrique Martín, tras el partido en Ipurúa.

El técnico navarro denunció que se sentía "acosado" por alguien que esperaba que Osasuna perdiera contra el Eibar y el Betis para "cepillárselo" y, aunque no ha llegado a identificar a esas personas, ha indicado que no se refería ni a los aficionados ni a la prensa.

Martín, que tiene la baja por lesión de Javier Flaño y el alta del portero Mario Fernández tras superar una lesión muscular, ha confirmado tras el entrenamiento de esta mañana en Tajonar que repetirá el equipo titular por primera vez esta temporada.

Por lo tanto, el técnico 'rojillo' seguirá apostando por un 5-3-2 con el debut del francés Didier Digard en El Sadar (jugó sus primeros minutos en Eibar) y el dúo ofensivo formado por Oriol Riera y Sergio León, autor de dos goles en Ipurúa y uno de los destacados de Osasuna en este inicio de temporada.

Por su parte, Gustavo Poyet encara el partido de mañana a un punto de los puestos del descenso y, por tanto, como una final después de no haber respondido con juego y resultados a las expectativas depositadas en su proyecto, y lo hace con el anuncio de cambios, en sistema y jugadores, hecho por él mismo cuando aún no se había apagado el fuego de la debacle ante los de Zinedine Zidane.

El 4-3-3 de los ocho primeros partidos de la temporada no le ha dado resultado, por lo que se prevé que mañana en El Sadar los béticos puedan plantarse con otro dibujo en el que Rubén Castro vuelva a la punta del ataque y abandone la izquierda en la que lo ha situado Poyet ante las críticas de buena parte de la afición.

Igualmente, podría haber cambios en la defensa, una de las líneas más señaladas por haber encajado el Betis 18 goles (2,25 de media) y en la que podrían entrar el lateral canterano Rafa Navarro o el central holandés Ryan Donk, hasta ahora casi inédito después de ser uno de los fichajes de esta temporada para reforzar el centro de la zaga; y en la medular, con la entrada de Dani Ceballos.

También podrían entrar en las numerosas variaciones que se le plantean al técnico de Montevideo otros jugadores hasta ahora casi inéditos como el delantero paraguayo Arnaldo Antonio 'Tonny' Sanabria, quien ya ha entrado en la dinámica del grupo tras estar ausente varias semanas por una lesión en el pubis y que le podría disputar un puesto al emergente Álex Alegría.

El uruguayo cuenta por segunda semana consecutiva con todos los efectivos de su plantilla excepto el tocado Charly Musonda y, en consecuencia, tiene todas las bazas para decidir un nuevo planteamiento de juego que le permita salir de la incómoda zona, decimosexto en la clasificación, en la que se encuentra a estas alturas de la temporada.

De la lista del charrúa se han caído esta semana por decisión técnica el lateral danés Riza Durmisi, el central Bruno González y el centrocampista Fabián Ruiz; y han entrado el zaguero Ález Martínez y el extremo hispanoargentino Matías Nahuel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos