Alavés y Málaga se reparten los puntos en encuentro muy intenso

Una pugna durante el partido. /
Una pugna durante el partido.

Los albiazules se adelantaron pronto pero que los malagueños lograron igualar en la recta final

EFEvitoria

El estadio de Mendizorroza acoge este domingo un duelo inédito desde 2007 entre el Alavés y el Málaga, en el que los vitorianos quieren refrendar la fortaleza mostrada hasta ahora en su campo, donde siguen invictos, mientras que los malagueños buscan su primer triunfo fuera.

El conjunto albiazul no conoce la derrota en su feudo y en los tres encuentros que ha disputado como local ha cosechado dos empates -ante el Sporting de Gijón y el Deportivo de la Coruña- y una victoria ante el Granada, por 3-1.

Precisamente los alavesistas desean seguir la línea que mantuvo el equipo en su último partido en Mendizorroza ante la escuadra granadina, pero no lo tendrán fácil ante un equipo que viene de vencer al Athletic Club de Bilbao.

Una de las claves del buen inicio del recién ascendido Alavés es su capacidad defensiva, que ha derivado en que en casa solo haya recibido un gol.

Mantener el buen rendimiento de su equipo como local es el desafío de Pellegrino, que tiene las dudas de Ibai Gómez, Aleksandar Pantic y Alexis Ruano, que han entrenado al margen del grupo gran parte de la semana, mientras que Kiko Femenía y Dani Torres, aunque continúan su evolución, no llegarán para esta jornada.

Con esta situación, el técnico argentino podría apostar por un dibujo 4-3-3, que ya es habitual en Mendizorroza, con Fernando Pacheco en la portería y una zaga en la podría haber novedades como la de Carlos Vigaray en el lateral derecho y el marroquí Zouhair Feddal en el centro de la defensa junto a Alexis, con Theo Hernández en el lateral izquierdo.

La medular la compondrán Marcos Llorente, Víctor Camarasa y Manu García, y arriba se moverán con libertad el serbio Aleksandar Katai, Edgar Méndez y Deyverson.

Por su parte, el Málaga, decimocuarto con 8 puntos (2 victorias y 2 empates -sólo uno de ellos fuera, 2-2 ante el Espanyol-), visita Mendizorroza con la intención de ganar su segundo partido seguido, tras vencer en la última jornada al Athletic Club (2-1), y de estrenar su casillero de triunfos lejos de La Rosaleda.

Los malaguistas necesitan ganar para alejarse de la zona baja de la tabla y, además, desplegar un buen juego, escaso hasta estos momentos, con muchas dudas e incertidumbres.

El equipo entrenado por Juande Ramos, que ganó en dos de sus cinco visitas en la máxima categoría al Alavés (1-2 en 2001 y 0-1 en 2003), perdió 3-2 en su última comparecencia en Primera en el estadio vitoriano, hace nueve años, y afronta su retorno a Mendizorroza con numerosas bajas por lesiones y sanciones.

Están lesionados el defensa brasileño Weligton Robson Pena de Oliveira, el delantero también brasileño Charles Dias y los centrocampistas Keko Gontán, José Recio y el serbio Zdravko Kuzmanovic. Además, está sancionado el central burkinés Bakary Koné.

Por ello, Juande tendrá que remodelar el centro de la zaga con la posibilidad de que Miguel Torres forme pareja junto con Diego Llorente, mientras que en el centro del campo el joven Pablo Fornals podría ser el compañero de Ignacio Camacho.

Además, los internacionales venezolanos del Málaga, los defensas Roberto Rosales y Mikel Villanueva y el centrocampista Juanpi Añor, junto con el lateral izquierdo uruguayo Federico Ricca, apenas han podido entrenarse con el equipo después de que llegaran el viernes de las concentraciones con sus respectivas selecciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos