Messi arrebata los focos a Rafinha en la goleada al Deportivo

Messi celebrando su gol. /
Messi celebrando su gol.

El astro argentino regresó tras la lesión y marcó en su primer disparo

JESÚS BALLESTEROS

Si el ser humano es un animal de costumbres, el FC Barcelona, para no ver alejarse a sus rivales directos en la Liga, ya puede apresurarse a arrancarse la etiqueta de club de hábitos peligrosos, como la de encajar cuatro goles en Vigo, perder 1-0 en Anoeta y empatar 2-2 ante el Deportivo en el Camp Nou. La derrota ante el Celta se repitió por segunda temporada consecutiva (4-1 y 4-3) antes del parón de las selecciones. Frente a la Real Sociedad en San Sebastián ya van varios años sin ganar, con sendos 1-0 en los dos últimos cursos a la espera de regresar en el actual ejercicio, y este sábado llega el Deportivo al estadio azulgrana, donde ha arrancado idéntico resultado en 24 meses: 2-2 en la última jornada de la Liga 2014-2015 para salvarse ante un Barça ya campeón y 2-2 en la primera vuelta de la pasada Liga. En ambos encuentros el equipo azulgrana ganaba 2-0. El problema para la escuadra gallega es que Lucas Pérez, autor del 1-2 de la ilusión en las dos citas, fue traspasado al Arsenal.

MÁS INFORMACIÓN

Luis Enrique ya se ha encargado de avisar a sus jugadores: «No sólo por los dos resultados de las dos últimas temporadas, sino también por el hecho de que volvemos a retomar la competición después de que los jugadores se hayan ido con las selecciones. El rival ha tenido dos semanas para preparar el partido. Tendremos que estar atentos ante un Deportivo que juega bien, que encaja pocos goles y que sabe a lo que juega».

El Barça no acaba de mostrar su autoridad habitual en el Camp Nou, donde perdió 1-2 ante el Alavés y empató 1-1 contra el Atlético. «El Alavés no me sirve de referente porque es un equipo diferente al Deportivo. Vamos a ver qué tipo de partido se da. Es un partido diferente por haber tenido pocos días al equipo juntos. No sirve de excusa o disculpas porque le pasa a los equipos grandes, pero es algo que condiciona. En los dos últimos años el Deportivo tuvo muchísima suerte en el Camp Nou. Necesitaremos de nuestros aficionados y es un partido que se puede complicar».

No despejó la incógnita de quién suplirá a los dos laterales lesionados, Sergi Roberto y Jordi Alba, que sí estarán el miércoles ante el Manchester City, pero abrió la puerta al casi marginado Aleix Vidal en la derecha al recordar: «A lo largo de mi carrera han habido jugadores que no contaba con ellos y han acabado siendo titulares». Sí se encargó de anunciar el alta médica de Messi y Umtiti, quienes ya llevaban unos días trabajando con el grupo, aunque no comunicó si jugarían: «La gran noticia es que recuperamos a dos jugadores lesionados como Messi y Umtiti. En el caso de Leo desde el miércoles está con el grupo y el equipo a buen nivel. Cuando sales de una lesión necesitas minutos. A partir de ahí, hablaré con él para decidir, pero en principio está disponible, como el resto de compañeros». Rakitic también está disponible.

Gaizka Garitano, respecto a esos dos últimos empates en el Camp Nou del Deportivo sin él en el banquillo, recordó la ausencia del goleador Lucas Pérez: «Era nuestro jugador franquicia. Para nosotros es lo mismo que Messi para el Barça». Y ha deseado que Messi retrase un partido su reaparición «porque es el mejor del mundo y siempre es mejor que el mejor no juegue como rival». Llegará con las bajas de Juanfran y Joselu, mientras que Carlos Gil y Faiçal no han sido convocados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos