El Celta logra un valioso punto en Bélgica

Pione Sisto y Kostas Laifis luchan por un balón./
Pione Sisto y Kostas Laifis luchan por un balón.

LUIS F. GAGO

Regresa el 'Eurocelta' a sus viajes por el viejo continente entre la euforia de un novato que empieza y la intranquilidad de quien no deja de mirar de reojo la carga que lleva a su espalda. Porque el equipo gallego jugará en tierras belgas en su debut en el grupo de la Europa League con la esperanza de que el choque le sirva de revulsivo para la Liga. Ningún punto en su casillero en el inicio del campeonato y con sensaciones muy negativas, los vigueses aspiran a una primera alegría en este comienzo aciago de campaña ante un Standard de Lieja que tampoco puede lanzar cohetes en su competición local.

Para poder afrontar con garantías el duelo, Eduardo Berizzo recupera para la portería tras su lesión a Rubén Blanco, internacional sub-21 español, aunque sigue contando con la baja importante de Orellana, uno de los hombres clave la pasada campaña. El técnico italo-argentino ya avisó a la conclusión de la derrota abultada de sus hombres ante el Atlético de Madrid que el objetivo este año era claro: «No bajar a Segunda». Aunque fuera fruto del calentóm del momento, la Europa League se ve como un premio más que como un final pletórico ente las filas gallegas.

El rival que tendrá enfrente el Celta anda también de capa caída. El Standard, al igual que el Celta, se encuentra en una situación delicada en la Superliga belga al estar a tres puntos del descenso con seis partidos disputados y el equipo cuestionado. El técnico Yannick Ferreira, cuyos padres son españoles, a su temprana edad (35 años) ya es uno de los hombres del momento en su país, al que auguran un futuro prometedor por su dinámica de trabajo y forma de hacer grupo con sus jugadores. El Stantard sólo ha ganado dos veces a equipos españoles en once partidos, siendo recordada su derrota ante el Athletic en 2004 por 1-7, la peor goleada recibida hasta la fecha. Entre sus virtudes se encuentra una defensa férrea, en la que futbolistas como Goreux y Shloz tienen la consigna de la contundencia. Su estilo de juego se basa más en no recibir goles que en anotarlos, porque para Ferreira «todo se construye desde atrás».

A esa filosofía de juego deberá enfrentarse el Celta para empezar con buen pie la nueva andadura por la segunda competición de la UEFA. Aunque hayan quedado atrás los años de gloria de la Champions, la impronta que pudiera dejar es motivación suficiente para olvidar durante 90 minutos la depresión liguera.

Alineaciones probables:

Standard de Lieja: Gillet, Goreux, Shloz, Soares, Fai, Sossevi, Bahluli, Enoh, Trebel, Mbenza y Sá.

Celta: Rubén Blanco, Mallo, Fontás, Costas, Jonny, Marcelo Díaz, Hernández, Sisto, Lemos, Aspas y Rossi.

Árbitro: Hüseyin Göçek (Turquía).

Estadio y horario: Maurice Dufrasne. 21:05 h. (BeIN Sports).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos