Champions

Simeone: «Nunca perdimos la cara al partido»

Diego Simeone pide cabeza a sus jugadores. /Efe
Diego Simeone pide cabeza a sus jugadores. / Efe

El técnico del Atlético alabó la actitud de sus jugadores pero reconoció que «hay cosas que mejorar»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Diego Pablo Simeone llegó a la rueda de prensa exhausto, como si hubiera jugado él los 90 minutos. Y no era para menos. El técnico del Atlético vivió con al intensidad que acostumbra el duelo ante la Juventus, sobre todo los minutos finales en los que se logró el empate. «Nunca perdimos la cara al partido y mantuvimos la mismo línea para buscar situaciones con las que pudiéramos lastimarlos», señaló el técnico rojiblanco. «Esto nos hace muy bien para lo que va a venir», añadió.

El argentino destacó que el empate «más allá del punto» conseguido le va a venir «muy bien al equipo». Sí lamentó la falta de contundencia en el primer tiempo donde su equipo «hizo muchas cosas bien como las transiciones, el juego por bandas, la superioridad en la mitad de la cancha para circular el balón, pero no pudimos traducirlo en goles», se lamentó. Sin embargo la Juventus sí aprovechó sus llegadas para ponerse por delante. «Fueron dos golazos. El primero increíble y el segundo tras una contra fantástica», reconoció Simeone.

«Hicimos muchas cosas bien como las transiciones, el juego por bandas, la superioridad en la mitad de la cancha para circular el balón, pero no pudimos traducirlo en goles»

Sí quiso buscar el lado positivo al empate y de nuevo los cambios le funcionaron al argentino. «La presencia de Correa y de Viloto provocaba situaciones de uno contra uno que nos acercaban al gol», reconoció, y Héctor Herrera, que disputó sus primeros minutos, marcó el tanto del empate en el tramo final. «No lo valoro ni bien ni mal», dijo al ser cuestionado por el centrocampista. «Espero lo mejor de todos los futbolistas que tengo, pero demostró que es un hombre dentro de la cancha, sin miedo para jugar», señaló.

En el lado negativo, reconoció que el equipo está encajando muchos goles en los últimos partidos, algo a lo que no está acostumbrado. «Hay cosas para mejorar. Nos hicieron dos goles ante el Eibar, dos ante la Real y dos hoy», señaló. Pero quiso buscar el lado positivo y pidió «tiempo». «Necesitamos tiempo. Ojalá en ese tiempo que el fútbol no te lo da cometamos los menos errores posibles».

Por último, se deshizo en elogios hacia la Juventus, a la que calificó como «siempre peligrosa, un rival muy fuerte y con una experiencia enorme». «Con los futbolistas que tienen es un equipo listo para ganar la Champions, luego ya veremos», finalizó

Sarri, con sabor agridulce

Por su parte, Maurizio Sarri confesó que se marchaba del Metropolitano con un «sabor agridulce» porque «era importante ganar para estar arriba en la clasificación». El técnico italiano reconoció que el partido le dejaba «grandes cosas buenas» y otras «no tan buenas». «Hemos sufrido durante 20 minutos y luego jugamos directos y estuvimos cerca de ganar el partido. He visto cosas buenas que nos dan confianza», señaló. Por el lado contrario, lamentó el hecho de ser «poco agresivos en los duelos», pero confesó que «el equipo está evolucionando bien».

«Hay cosas positivas y hay pequeñas cosas que te molestan», incidía de nuevo y sobre todo quiso insistir en los goles. «Puedo aceptar el segundo gol, pero el primero me duelo digerirlo porque era una pelota lenta y no podemos permitir esas cosas», insistió. Antes de abandonar la rueda de prensa, Sarri, con una sonrisa se despidió con un lacónico: «Déjame que esté enfadado porque controlamos el partido pero terminamos empatando».

Más información