«He incumplido una norma que desconocía, pero no quiero perjudicar al Palencia Cristo»

Chuchi, en un entrenamiento con Unionistas de Salamanca./Manuel ángel Laya
Chuchi, en un entrenamiento con Unionistas de Salamanca. / Manuel ángel Laya

El comité de técnicos, que se dio cuenta al revisar las actas, podría sancionar a Chuhi Jorques por entrenar y jugar en diferentes clubes

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

No hubo ni denuncia de una tercera persona, ni ninguna maldad de ningún club palentino como se presumía hace unos días en la sanción que le podía caer al centrocampista del Palencia Cristo Chuchi Jorques al jugar en el conjunto morado y entrenar al juvenil de La Salle regional. El centrocampista estaba dolido por la posible denuncia de una persona que le había obligado ya a dejar su puesto de técnico en el conjunto colegial, pero ayer por la tarde, Chuchi respiraba tranquilo al confirmarle que el Comité de Entrenadores de la Federación Española de Fútbol había entrado de oficio al ver su nombre en las actas de la competición regional juvenil. «Ahora estoy más tranquilo, porque pensé que eran unas personas determinadas y me han confirmado que no han sido ellas. Estoy más calmado al ver que nadie quería hacer daño a los chavales que entreno, ni al Palencia Cristo, ni a mí figura», afirmó ayer por la tarde el veterano futbolista.

A pesar de que no ha habido ninguna denuncia por parte de ningún estamento, la sanción a la que podría enfrentarse Chuchi no cambia, ya que el Comité de Competición dictaminará en las próximas semanas una sanción que podría obligar al centrocampista a colgar las botas definitivamente de una forma diferente a la soñada. La buena fe del jugador, que en ningún momento ha escondido sus funciones de entrenador en el juvenil de La Salle, podría rebajarle la sanción y quedarse finalmente en una multa económica o una advertencia.

De esta forma, el Palencia Cristo y el propio Chuchi afrontan un problema inesperado con optimismo. «Han sido unos días muy duros, pero me alegra mucho todas las muestras de cariño que he recibido en estos días», señaló el palentino, quien lamentó que se perjudicara a un grupo de jóvenes. «Han sido un fin de semana muy emotivo. Yo solo les entrenaba, les formaba y les ayudaba a ser mejores personas. Me había costado mucho trabajo, porque era un proyecto que inicié en septiembre de 2017. Cuando estaba en Unionistas, ya estaba con el provincial de La Salle y conseguimos el ascenso. Desconocía la normativa. Si la llego a saber, no lo hago, porque no me expongo a meterme en un problema. Si sé la norma y quiero hacerlo, soy lo suficientemente inteligente para no sentarme en el banquillo. Cuando iba a los partidos, me presentaba como el entrenador. No lo ocultaba», continuó Chuchi.

La primera medida del jugador palentino ha sido apartarse y renunciar al cargo de entrenador en La Salle. «Se lo comuniqué a los jugadores el jueves y el viernes ya no fui a entrenar. Durante el fin de semana, como sucederá cada vez que pueda, me acercaré al campo para ser un aficionado más», apostilló el palentino, quien entiende la posible sanción a la que se enfrentaría. «No estoy en contra del Comité de Entrenadores y me gustaría que el de Competición planteara la sanción más benévola posible, porque sé que el Palencia Cristo no tiene la culpa de esto. Es un tercero. No quiero que salga perjudicado. Ahora mismo desconozco el proceso de tiempo para que dictamine el Comité de Competición», prosiguió.

Comunicado de La Salle

En defensa del jugador del Palencia Cristo también se manifestó ayer el Club Deportivo La Salle a través de un comunicado que ponía en valor las cualidades de su exentrenador. «Los resultados deportivos han sido destacables, pero los resultados humanos han sido aún más incuestionables. La pasión, humanidad, responsabilidad y respeto por este deporte que desprende Chuchi se ha contagiado a todos los jóvenes del equipo juvenil. Tras los últimos acontecimientos, lo que más sentimos es el perjuicio que se le puede haber creado a un gran profesional como Chuchi, a los jóvenes que forman la familia de La Salle, de la que siempre formará parte Chuchi, y al Palencia Cristo», reza en el escrito del club colegial.