Un grupo de Biris se presenta en el entrenamiento del Sevilla tras la derrota en Mendizorraza

Un grupo de los Biris, un colectivo ultra del Sevilla FC, se ha presentado en el entrenamiento para hablar con los jugadores y pedirles explicaciones ante la mala racha que atraviesa el equipo hispalense. Solo han podido hablar con algunos jugadores que estaban en el gimnasio, como Banega, Mercado, Pizarro, Nolito y Navas. Para evitar males mayores, tres furgones de la Policía Nacional acudieron también a la ciudad deportiva, pero la mañana ha transcurrido sin ningún altercado. La derrota del domingo ante el Alavés es una evidencia más de que el Sevilla sigue en caída libre y que ni con la llegada al banquillo de Vincenzo Montella la situación mejora. El Sevilla FC encara esta semana dos partidos fuera de casa. El primero, de Copa del Rey, en el Metropolitano ante el Atlético de Madrid, y el segundo, de Liga, en el Power Stadium ante el Espanyol. Buenos test para acabar con la crisis.