El CD La Granja vuelve a caer en el tramo final ante el Tordesillas (1-2)

Aguirre pelea el balón ante un rival del Tordesillas. /Antonio Tanarro
Aguirre pelea el balón ante un rival del Tordesillas. / Antonio Tanarro

Los del Real Sitio caen por cuarta jornada consecutiva y siguen sin conocer la victoria en su feudo de El Hospital

OPTAReal Sitio

Después de más de un mes sin ganar y ni siquiera puntuar, el CD La Granja puede caer este domingo a posiciones de descenso si la Cebrereña gana su partido contra el Cristo Atlético. El agua comienza a llegar al cuello al equipo del Real Sitio, que si bien había visto desfilar a su entrenador, aún no había sido inquilino de los puestos calientes. Ahora ya siente cómo sube la temperatura, más después de su derrota de este sábado contra el Atlético Tordesillas, que además amplió sus dramáticas estadísticas como local esta temporada.

1 CD La Granja

Lorenzo; Aguirre, Pluma, Kike, David Arranz; Pau, Terleira (Christian, m. 68), Yuki (Koby, m. 66), Alcubilla (Gabri, m. 73); Ionel y Dani Lázaro.

2 Atlético Tordesillas

Farolo; Ruiz, Abel Blanco, Bayón, Abraham; Conejo; Héctor, Martiña, Villa (Fraile, m. 62), Willian (Roberto Simón, m. 62); y Rubo (Miguel, m. 77).

GOLES.
0-1, m. 8, Rubo; 1-1, m. 58, Yuki; 1-2, m. 82, Roberto Simón.

El triunfo en El Hospital se le resiste tras seis meses de competición, comprensible a tenor de su falta de pegada, que quedó de nuevo en evidencia frente a un Tordesillas que sí que embocó sus oportunidades. La firma la puso primero Rubo, inclemente a la hora de castigar la fragilidad del equipo de Diego Yepes al poco de alzarse el telón del partido. Un inicio que fue agitado. La Granja protestó un posible penalti sobre Yuki antes del 0-1 y Farolo cerró las puertas a Dani Lázaro justo después con una gran parada en sus barbas.

Esa puesta en escena alentadora dejó paso enseguida, sin embargo, a una guerra de guerrillas con constantes debates en torno al árbitro y sin continuidad en el juego. Para el conjunto granjeño era, en cierto modo, una cuestión de supervivencia dado las numerosas ausencias con las que encaró el duelo: Guti, Juli, Alfonso Mateos, Berrocal, Mario... Sólo pudo juntar a los 16 imprescindibles para completar la convocatoria, Christian tocado el banquillo y Gabri recién salido de una lesión.

Lorenzo se lució -con una gran parada a disparo de Héctor- para evitar el 0-2 antes del descanso, aprovechado por los equipos para coger oxígeno y reanudar la lucha sin cuartel que estaban protagonizando sobre un campo que tampoco ayudaba a brillar con el balón en los pies. El invierno pasa demasiada factura un año más en El Hospital. La fatiga hizo aparecer los espacios, pero ni La Granja ni el Tordesillas tuvieron precisión para plasmar en el marcador la sensación de peligro que corría por la piel de los espectadores. Tuvo que ser la estrategia la que marcara la diferencia. El balón voló sobre el área de los vallisoletanos, Kike lo encontró en el segundo palo, prolongó y Yuki le puso el sello. 1-1 al filo de la hora de partido.

Con el empate se inició un nuevo guión. Los entrenadores movieron el banquillo -Yepes alistó a Christian, Gabri y a Koby- en medio de una igualdad máxima, y de nuevo el desequilibrio llegó por la mayor pegada del Tordesillas. En medio de un fuerte viento, el invitado de excepción de la segunda parte, Gabri probó desde fuera del área, pero su disparo no encontró portería. En el otro extremo del campo, en cambio, Roberto Simón batió a Lorenzo con una gran volea tras un error imperdonable en la salida del balón de La Granja.

Ese fallo puso en evidencia las opuestas dinámicas que jalonan a estos dos equipos. Mientras que el Tordesillas sólo ha perdido uno de sus últimos diez partidos, los de Diego Yepes suman cuatro derrotas consecutivas y se acercan a los puestos de descenso. Koby acarició la posibilidad de salvar un punto, pero la suerte no está de su lado y cada vez parece más claro que les va a tocar sufrir en la segunda vuelta. Ahora a esperar que la Cebrereña no gane este domingo para no caer a la zona caliente.

Diego Yepes, entrenador de La Granja valoró el choque diciendo: «Son regalos propios, tenemos que dar un paso adelante y crecer. De jugada no sé las veces que han tirado a Lorenzo, pero cometemos errores individuales y colectivos que nos cuestan los partidos. Ellos tienen una y una meten. Los errores individuales nos acaban penalizando». Yepes continuó diciendo: «El equipo siempre da la cara, está muy involucrado, pero le faltan varias temporadas en Tercera División. Tampoco nos pitan nada a favor».

Santi Sedano, entrenador del Atlético Tordesillas dijo: «No hemos hecho un buen partido y hemos logrado una victoria que se nos podía haber escapado por nuestra falta de precisión. Hemos tenido oportunidades claras, pero nos han empatado y se nos ha complicado el partido». Sobre el rival de ayer, afirmó: «La Granja creo que no va a quedar entre los tres últimos y que no va haber arrastres».