El CD La Granja suma un punto en su visita al Numancia B (0-0)

Aguirre disputa el balón ante la defensa del Numancia B. /Desdesoria
Aguirre disputa el balón ante la defensa del Numancia B. / Desdesoria

Los segovianos, bien ordenados en defensa, logran su segundo empate a domicilio en un desplazamiento exigente

OPTASoria

Un valioso punto rescató La Granja de su choque en tierras sorianas ante el Numancia B. Guiado por la claridad de sus ideas, el conjunto segoviano resistió los embistes del filial numantino para pescar su segundo empate en lo que va de curso. Bien plantado sobre el césped, La Granja le cedió el control al filial numantino. De ahí que la primera fuera de control y dominio absoluto por parte de los sorianos. Llevó la iniciativa, moviendo el balón y buscando generad velocidad y profundidad por las bandas. Una profundidad que, sin embargo, no lo fue tanto en cuanto a remates y llegadas certeras al área de Lorenzo.

Si bien es cierto que buscó más la portería rival, nunca llegó, durante los primeros cuarenta y cinco minutos, a hacerle daño a un conjunto visitante, que se limitó a guardar lo suyo. Le sobró con mantener el orden defensivo para sobrevivir a un primer tiempo en el que pocos apuros reales pasó. De esta forma, lo más cerca que estuvo el Numancia de inquietar a Lorenzo fue a balón parado, con un libre directo botado por Beli que se marchó por encima del travesaño, y con un cabezazo de Ferrer de espaldas a la portería. Una ocasión que, como la anterior, no encontró los palos de un equipo, La Granja, que asomó aún menos por el balcón rival. Lo más reseñable fue un disparo lejano y desviado de Dani Lázaro, único amago de acercamiento de los segovianos, que recuperaban A Víctor Velasco y Alfonso Berrocal.

No cambió en exceso el segundo tiempo, siendo el Numancia el que más insistencia mostraba por desarrollar juego de ataque. Por todos los medios buscó generar unos agujeros que nunca fueron tales, movido esto en parte por la falta de brillantez de los sorianos en los metros finales. Si bien el balón era suyo, la barrera de tres cuartos fue insuperable para un conjunto que, llegado al balcón del área rival, veía su luz apagada. Ni los cambios ofensivos que plasmó sobre el verde el técnico local llegaron al puerto deseado. El palo, frenando un remate de Vallejo, o un buen Lorenzo, destacado en las filas de La Granja, sirvieron de barrera para frenar a un Numancia que hizo pasar más apuros a su rival que en el primer asalto, pero sin muchos excesos.

Fue creciendo La Granja, que tras un intento lejano de Piti, tuvo sus mejores minutos en el tramo final. Empujado por el ansia ofensiva de su rival, aprovechó los huecos para lanzar contragolpes que bien pudieron llevar tintes de sorpresa. Choflas o Aguirre, que se topó con el central Marcos ya en el descuento en la llegada más clara de los suyos, inquietaron a un Numancia que, sin ideas, chocó con un muro. El ideado por el conjunto de San Ildefonso, que con este empate suma dos puntos en liga. Dos derrotas y dos empates, como el de ayer, buen rédito para un combativo despliegue.

El técnico de La Granja, José Luis Segovia, dio por bueno el resultado. «El primer tiempo ha estado muy igualado, en el segundo hemos tenido una franja, hasta el 80, donde el Numancia ha sido superior. Luego, en la recta final hemos tenido alguna ocasión para irnos con los tres puntos. El Numancia es un equipo muy bueno técnicamente. Va a estar entre los ocho primeros. No es que demos por bueno el empate. Nunca hay que dar por bueno un empate, pero nos vamos contentos». Segovia valoró el rendimiento a domicilio: «Estamos puntuando fuera de casa más que en casa, aunque bien es cierto que el último partido fue contra el Zamora. Vamos a ver si podemos sumar en nuestra casa la próxima jornada».

El técnico del filial, José Alejandro Huerta, también relativizó. «Son equipos que no quieren jugar y ralentizan el juego, ya sea con faltas o pérdidas de tiempo. Nos lastran mucho. Aun así, hemos hecho un partido completo salvo los últimos 10-15 minutos. Cuando un equipo viene a encerrarse, la inexperiencia genera un poco de precipitación y hace que se te puedan complicar los partidos. La granja ha elaborado su plan a la perfección y a nosotros nos ha faltado acierto y un poco más de fortuna de cara a portería».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos