La Granja recibe al Sporting Uxama en un duelo clave por la salvación

Un partido de La Granja en el campo de El Hospital ante la Virgen del Camino. /Antonio Tanarro
Un partido de La Granja en el campo de El Hospital ante la Virgen del Camino. / Antonio Tanarro

El cuadro granjeño podría dejar sin opciones al colista y distanciarse en cuatro puntos con los tres últimos de la tabla

L. J. G. Segovia

«No es un partido definitivo pero sí muy importante». Así presenta el entrenador del CD La Granja, Diego Yepes, el duelo que su equipo afronta este sábado (17:30 horas) en El Hospital ante el Sporting Uxama, colista del grupo VIII de Tercera División. «Para nosotros es una final porque si ganamos ponemos varios puntos sobre la zona de abajo y, como no están sumando mucho, hay que aprovechar la inercia positiva». El equipo que hace un mes estaba entre los tres peores locales de toda España y no sabía lo que era ganar en casa persigue su tercer triunfo seguido como local y su séptimo punto de los últimos nueve disputados.

La Granja, cuarto por la cola con 23 puntos, uno sobre el descenso, vive un momento dulce tras remontar en los minutos finales a La Bañeza y asegurar un punto a domicilio ante la Cebrereña, penúltima. «Cuando vimos que no podíamos ganar, dimos el empate por bueno. Si nos hubieran ganado, habría sido un palo anímico para nosotros y un subidón para ellos. Lo que no queríamos era dar ninguna alegría a los que están por debajo de nosotros». La misma dinámica se vivirá ante el cuadro soriano. «Casi no les vale ni el empate, espero un equipo que salga a por todas con lo que tiene». Es el conjunto menos goleador del grupo –15, ocho menos que el siguiente– y el más goleado, con 68 tantos, tres más que los segovianos.

Yepes ve a un rival «que quiere y no puede» y resume su inercia. «Cuando te metes de farolillo rojo, te acabas cayendo. Igual que cuando nosotros perdimos ocho jornadas consecutivas; lo intentas y lo intentas, pero siempre que llega el rival te hace gol y tú fallas un mano a mano. Es un equipo de capa caída y tenemos que aprovecharlo», explica Yepes, aún apartado por dar instrucciones en un encuentro en el que estaba sancionado. La idea es que el delantero centro del Uxama no entre en juego y que los granjeños puedan abrir el campo. ¿El empate sería un mal resultado? «Sí».

La Granja no contará con David ni Yuki, lesionados. Kike cumple su último partido de sanción y se une a las bajas de larga duración de Velasco y Mateos. El campo granjeño está en un gran estado. Con una victoria local y una derrota del Bupolsa en casa del Numancia B, los segovianos superarían al cuadro burgalés, que un mes atrás les sacaba cinco puntos tras vencer en El Hospital, y podrían poner cuatro puntos con la zona de descenso. «Ahí tocamos fondo. No se podía jugar a nada, nos metieron un gol con 10... Entonces eran ellos los que estaban en buena dinámica. Si consiguiéramos superarles, sería un golpe muy grande encima de la mesa».