El CD La Granja entrena sus últimos retoques en un triangular

Velasco dispara a portería en el partido ante el Villalba, en El Hospital. /Antonio Tanarro
Velasco dispara a portería en el partido ante el Villalba, en El Hospital. / Antonio Tanarro

El conjunto del Real Sitio empata sus dos encuentros, de 45 minutos cada uno, ante Villalba y Moratalaz

Luis Javier González
LUIS JAVIER GONZÁLEZReal Sitio

La Granja aprovechó el triangular que albergó en su campo de El Hospital ante Villalba y Moratalaz para asentar su bloque de confianza. La alineación con más candidatos al once inicial el próximo domingo ante el Tordesillas fue la que inició el primero de los envites locales, de 45 minutos, ante el Villalba. Por lo visto, Seifil oposita a portero titular, pero Lorenzo siempre se muestra solvente. Fonseca hizo más pruebas en la línea defensiva, pero Demi parece la apuesta en el lateral derecho y Dani en el izquierdo. Thanos acompañó a Kike en la dupla de centrales. De ahí hacia arriba, suena a 11 inicial, con Velasco en el eje, Ramón por delante, Lázaro y Lucho en las bandas y Jonan en punta. Si acaso, Tomás será el media punta titular por delante de Carlos.

El técnico granjeño ha sido fiel a Jonan como referencia del ataque. El colombiano es una garantía para amortiguar cualquier balón. De ahí partirán las acometidas de las bandas. Con tanto jugador que se ha marchado respecto al año pasado, los galones de Dani Lázaro en el carril izquierdo están claros. Lucho empieza a ganárselos en el derecho. El uruguayo rindió a buen nivel el jueves ante el Atlético de Madrid y juvenil y ayer, exhibió el mismo descaro. La primera acción de mérito llevó su impronta, con una cabalgada meritoria entre obstáculos que el árbitro dejó seguir hasta que perdió definitivamente el equilibrio.

La amenaza de los segovianos llegó a balón parado. Ahí Lucho fue también protagonista. Precisamente a sus pies cayó un balón suelto al punto de penalti tras la falta que él mismo había provocado. Disparó con ansia y mandó la pelota alta. Poco después, en otra acción bien dibujada por La Granja y mal prevista por el Villalba, tuvo una ocasión calcada con el mismo desenlace. «A la tercera va la vencida», le animaron desde la banda.

Sería el cuadro madrileño el que abriría la lata del partido –y del torneo, que necesitó de 75 minutos para ver goles– desde los 11 metros gracias a un penalti transformado por Raúl, que engañó a Lorenzo con un tiro al palo izquierdo. De la charla por el parón para beber agua se desprenden detalles. Kike lleva la voz cantante, es el que pide un punto de intensidad. «Vamos señores, que se note quien pierde. Vamos andando». A su lado, Velasco es apelaba a marcar y morder.

Y cumplieron lo cometido en apenas tres minutos. Jonan aprovechó los espacios en un mal repliegue rival para regatear al portero. El colombiano se escoró, pero mantuvo la posesión junto a la línea de fondo y esperó para ceder a Carlos en el punto de penalti. El 10 controló, se tomó la pausa necesaria y definió por arriba ante la línea de defensores que esperaba bajo palos. Ramón tuvo el segundo en otra pérdida, pero Rafa hizo una parada de mucho mérito. Y Lucho no pudo embocar el rechace. A la tercera no fue la vencida.

Al final, empate a uno ante Villalba. Los locales despidieron el triangular con una igualada sin goles ante el Moratalaz, de la tercera División madrileña. Su penúltimo duelo de pretemporada será también en El Hospital el próximo martes a partir de las 18:00 horas ante el Unami. Un derbi con prudencia, porque el domingo, en el corazón de las fiestas patronales, empieza lo bueno.