La Granja empata ante el Ávila con un penalti en el descuento (1-1)

Un momento del encuentro entre La Granja y Real Ávila. /Antonio Tanarro
Un momento del encuentro entre La Granja y Real Ávila. / Antonio Tanarro

Los granjeños amplian a tres puntos su colchón con la zona de descenso tras sobrevivir a un duro dueo en El Hospital

JORGE GÓMEZ (OPTA)Segovia

El CD La Granja sumó un punto de oro ante su afición. El equipo local, frente a un rival sin objetivos tras quedarse a ocho puntos de la fase de ascenso con solo nueve por disputarse, consiguió una valiosa igualada en el último suspiro. Y es que el conjunto segoviano salvó el empate en el tiempo añadido con un penalti transformado por Dani Lázaro, en un partido en el que sufrió de lo lindo para sumar.

1 CD La Granja

Lorenzo; Aguirre, Pluma (Pau, min. 85), Alfonso, Alcu; Juli, Gabi; Mario (Ionel, min. 50), Guty, Koby (Cristian, min. 73); y Dani Lázaro.

1 Real Ávila

Alberto; Edu, Garretas, Llorian, Nieto; Peli, Sergio Ramos; Sergio Mayorga (Raúl, min. 67), Javi de Mesa, Diego Ortiz (Obispo, min. 78); y Juli (Ibán Vila, min. 46).

GOLES.
0-1 Javi de Mesa (min. 74). 1-1 Dani Lázaro, de penalti (min. 92).

El recuerdo de la goleada de la pasada jornada estaba muy presente para La Granja, que duerme con tres puntos de ventaja sobre el descenso y vio como el Real Ávila le sometió desde los primeros instantes. Fue lo esperado en un duelo entre dos equipos muy distantes en la clasificación y que tuvo en el centro del campo la clave. Así, Juli, Gabi y Guti fueron incapaces de sostener a los suyos ante la impresionante presión de la dupla conformada por Peli y Sergio Ramos.

En la primera parte, que tuvo en sus instantes previos al descanso a Guty sacando a relucir su clase para comandar las ofensivas del cuadro del Real Sitio, no hubo goles. Diego Yepes no dudó en mover el banquillo tras la reanudación con la entrada de Ionel, que no aportó lo esperado en la referencia ofensiva: apenas generó peligro y dinamismo en el segundo tiempo.

El ritmo de juego por parte del Real Ávila fue menos intenso y eso, a la larga, le vino muy bien a la escuadra local. Pese a estar el duelo mucho más parejo, sufrió las intentonas de la escuadra encarnada. Así, en el minuto 58, Sergio Mayorga tuvo una clara ocasión para adelantar a los suyos, pero su remate se marchó por encima de la meta defendida por Lorenzo.

Los anfitriones empezaron a dar por bueno el punto ante el potencial del rival que tenían enfrente, acentuado por la falta de peligro sobre el marco de Alberto, que apenas tuvo que intervenir. Juli y Koby fueron los encargados de sorprender al cancerbero rival, pero no estuvieron acertados. El encuentro se rompió por completo en el tramo final, en el que el triunfo pudo caer para cualquiera.

Javi de Mesa puso al borde del precipicio a La Granja con su gol en el minuto 74. La situación era muy complicada pese a las derrotas de la Cebrereña y el Briviesca, pero en El Hospital la necesidad hizo que la escuadra del Real Sitio buscara la reacción. Especialmente al tener ante sí dos enfrentamientos complicados en las próximas jornadas frente a la Arandina y Astorga.

La Granja tiró de épica y un poco de fortuna para salvar un punto. En el tiempo añadido, Alberto, al intentar despejar un balón, arrolló a Gabi y cometió penalti sobre el centrocampista del cuadro granjeño. Dani Lázaro asumió la responsabilidad y desde los once metros no falló con un disparo ajustado al palo. Un punto de oro que puede suponer a final de temporada la consecución de la permanencia.