A la espera de los buenos resultados

El CD La Granja plantó cara al Atlético Astorga./Óscar Costa
El CD La Granja plantó cara al Atlético Astorga. / Óscar Costa

El CD La Granja, que pudo contar con Ramón y Lucho deja una buena imagen frente al Atlético Astorga a pesar de la derrota

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

No va bien la semana para el CD La Granja. Cayó en Becerril, cayó en esta jornada de miércoles frente al Atlético Astorga y le queda el domingo otro hueso para poner a prueba la dentadura, el Real Ávila. La situación no es la deseada, está claro, lo mejor para quitar las penas es ganar, pero al menos hay brotes que invitan al optimismo.

1 CD La Granja

Lorenzo, Demi, Mario (Seung, min. 84), Pluma (Kike, min. 60), Thanos, Velasco, Dani Lázaro, Vitolo (Gabi, min. 77), Jonan, Ramón y Lucho.

3 Atlético Astorga

Berlana, Sergio, Miguel (Puente, min. 70). Uña, Víctor, Gonzalo, Albertín (Jorge, min. 85), Taranilla, Diego Santín (José Manuel, min. 58), Javi Amor y Javi García.

0-1, min. 7, Diego Santín. 0-2, min. 19, Javi Amor. 1-2, min. 24, Ramón y 1-3, min. 66, Javi Amor.

Por ejemplo, la principal novedad. El técnico Carlos Fonseca ya pudo completar una convocatoria más o menos normal con la incorporación de dos jugadores como Ramón y Lucho. Solventados los problemas burocráticos, pudieron debutar con el conjunto granjeño. Y jugaron de inicio. Ambos dejaron muestras de su calidad. El primero, con un gol que daba esperanzas; el segundo, muy dinámico en la primera parte. Fue un partido interesante, con buenas acciones tanto del CD La Granja como del Atlético Astorga. Daba igual que fuese un miércoles.

Y es que la primera parte fue muy bonita. Lástima del error defensivo que le costó encajar el primer gol al conjunto local. Siete minutos de partido se llevan disputados cuando Diego Santín aprovechó un regalo del equipo local para marcar ante el meta Lorenzo. No le hizo falta ni quitar el papel de envolver a ese regalo. Los errores se pagan y esa máxima ya empieza a pesar en el CD La Granja y el rival ya se dio cuenta por donde podía hacer daño. Con Taranilla en la dirección, buscó la espalda de los defensores locales con Javi Amor y Diego Santín, dos puñales en esa espalda que hicieron mucho, mucho daño.

Un lanzamiento de Ramón, fuera por poco levantó los ánimos de los aficionados locales, pero lo que llegó fue el 0 a 2 en un pase en profundidad de Taranilla que Javi Amor aprovechó para plantarse solo ante el guardameta Lorenzo, regatearle y marcar. Mal se presentaba la tarde-noche el Real Sitio.

Pero el conjunto que entrena Carlos Fonseca no se vino abajo y consiguió acortar distancias con un gran gol de Ramón. Recorte de calidad y potente lanzamiento. ¿Qué más se puede pedir? Ya puestos, el empate. Y no anduvo lejos de conseguirlo. Tampoco el Atlético Astorga de haber ampliado la cuenta, como en un remate tras una mala salida de Lorenzo, que Pluma desbarató enviando el balón a saque de esquina, un lanzamiento de Gonzalo que desvió a saque de esquina Lorenzo en una acertada intervención y un remate de Diego Santín que se estrelló en el poste. No había lugar para el aburrimiento. A falta de tres minutos para el descanso, fue el local Mario el que hizo intervenir con acierto al guardameta visitante Berlana. Con ese 1-2 se iba a llegar al descanso tras una primera parte muy entretenida. El CD La Granja todavía tenía vida.

La segunda parte comenzó con el Atlético Astorga dispuesto a que en su equipaje también viajasen los tres puntos. Y casi lo consigue. Pluma tuvo que cortar una buena internada por banda de Javi Amor y podo después Gonzalo, al saque de una falta, estrellaba el balón en el larguero. En el conjunto granjeño, Ramón lo volvió a intentar con otro buen lanzamiento que salió fuera por poco. Poco después lo iba a intentar Vitolo y su lanzamiento puso en aprietos a Berlana, que tuvo que desviar como pudo el balón a saque de esquina.

Sin embargo, y a pesar de la voluntad de los locales, que dejaron más espacios para ir a por el empate, el Atlético Astorga iba a lograr su propósito con un nuevo gol de Javi Amor. El jugador del Atlético Astorga aprovechó un balón suelto para plantarse ante el portero y poner la puntilla al partido porque aunque el conjunto de Carlos Fonseca no bajó los brazos en ningún momento, ya no pudo cambiar el rumbo del partido.