Un derbi para cambiar la dinámica

Javi Marcos, durante un partido disputado la pasada temporada./Antonio de Torre
Javi Marcos, durante un partido disputado la pasada temporada. / Antonio de Torre

Manu González y el central Javi Marcos analizan los principales aspectos del partido frente al CD la Granja

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Tras la derrota de la Gimnástica Segoviana frente al Virgen del Camino, no queda otro remedio que ponerse en pie. Tampoco hay tiempo para lamentos, que este miércoles (20:30 horas en La Albuera) hay partido de Liga, y nada menos que un derbi frente al CD La Granja, con todo lo que conlleva. El saque de honor lo realizará la amazona segoviana Carla de la Fuente, campeona de España de doma. El precio de la entrada general será de ocho euros gracias al acuerdo entre ambas directivas. Los socios no pagan.

«No dejan de ser tres puntos», dice el técnico del CD La Granja

Pocas novedades tendrá en principio el CD La Granja respecto a las últimas convocatorias. La tónica será prácticamente la misma, a la espera de contar con los cuatro jugadores que siguen pendientes del transfer, «lo cual es una faena porque tengo un banquillo que no tiene muchas alternativas. Podrían estar a lo mejor hoy, y si estuvieran, entrarían en convocatoria aunque para cambiar el once, es complicado. Es una posibilidad, aunque personalmente no cuento con ellos, aunque si vienen, muy bien», comentó el técnico Carlos Fonseca.

Fonseca vivirá su primer derbi. «Lo veo con ilusión y con ganas de que empiece; se habla de este partido más que cuando juegas otros, aunque sean más importantes... Es lo que los chicos están esperando y puede crear un poco más de expectativas;por eso estoy deseando que ruede de balón y ver cómo funciona todo», añadió.

El entrenador del conjunto granjeño apuntó que la Segoviana «es un equipo que tiene buen fútbol combinativo, que su campo está bien para jugar por abajo... Ya me han dicho que es un campo muy grande y que se puede hacer muy largo y nos puede pasar como contra el Salamanca, que nos cuesta bastante ocuparlo porque venimos de un campo más pequeño. Es un equipo rápido y muy peligroso, aunque vienen de perder con el Virgen del Camino y son un bloque difícil de atacar. Personalmente creo que al final estarán arriba, aunque los comienzos hayan sido complicados», valoró. Precisamente esa situación es un arma de doble filo. «Está claro que ellos querrán ganar y más jugando en su campo. Puede pasar que les salga muy bien, que estén muy correctos y con muchísimas ganas o que tengan ansiedad y se les tuerza y lo tengamos a favor, pero eso no se sabrá hasta que no ruede el balón», comentó.

Fonseca valoró que no dejan de ser tres puntos, a pesar de ser un derbi. «Para mí no dejan de ser tres puntos, aunque parezca que tiene un plus añadido. Me importan igual los puntos de la Segoviana, que los de Almazán, que los del Real Burgos... A nivel institucional e incluso para mi ego es un poco más bonito ganar en Segovia, pero para mí son tres puntos, igual que en el resto de los campos».

Han sido días duros, sobre todo el sábado después del partido y el domingo. «Fue una derrota que creo que nos hizo daño por cómo sucedió, porque creo que hicimos un gran partido, sobre todo una gran primera parte en la que contabilizamos 14 ocasiones de gol. 14 ocasiones en 45 minutos quiere decir que hicimos las cosas bien en un campo que ya sabemos que es complicado. El gol a balón parado nos hizo daño, pero podía suceder, pero el de la segunda parte es un error que llevamos cometiendo en varios partidos; nos hizo daño hasta el punto de que los últimos 20, 25 minutos no fuimos el equipo que quisimos ser y nos condenó a caer derrotados en un partido en el que lo lógico era irse al descanso con 1-3, 1-4 y haber tenido un partido más sencillo», valoró el técnico Manu González.

Ha encajado seis goles en tres partidos, síntoma de que algo falla. «Prácticamente todos han sido por errores nuestros, evitables por nuestra parte, subsanables y en eso estamos trabajando. Esperemos corregir estos errores porque el resto es lo mismo que la temporada pasada, lo único es que la dinámica fue positiva desde el primer día. Son eso, dinámicas».

El técnico gimnástico destacó la necesidad de sumar la victoria, «pero como el año pasado; no podíamos dejar pasar ningún partido y este año es exactamente lo mismo, solo que creo que va a haber más equipos en la pelea; los de abajo no van a estar tan descolgados. El año pasado estar a seis puntos del primer clasificado era prácticamente decir adiós a la Liga, como así pasó. Está claro que queremos ganar siempre. No afrontamos el partido como determinante ni como decisivo, sino como uno más, un derbi, que es cierto que es más bonito y es lo que le da tintes diferentes al partido».

En principio, y por lo que se refiere a la plantilla, Domingo sigue con sus problemas laborales, el resto, a disposición del técnico, con la duda de Adri, que tiene un pequeño golpe en el empeine. Si Adri no pudiera ser de la partida inicial, su puesto lo ocuparía en el lateral Asier Arranz. «Habrá dos o tres cambios respecto a la alineación del Virgen del Camino», apuntó.

Del conjunto granjeño destacó que es «un equipo joven, muy renovado, tiene muchos recursos, con un técnico que viene de Madrid y los entrenadores que viene de Madrid suelen ser bastantes competitivos. Espero un equipo parecido al del año pasado, muy generoso en su esfuerzo, muy replegado, intentando salir en transición con la gente que tienen», analizó.

Tiene un pasado granjeño, por eso quizás siga siendo un partido especial para el central Javi Marcos, siempre lo es, aunque el jugador solo piensa en sumar los tres puntos. Nada que ver el equipo del CD La Granja de aquella época con el de ahora. «Otro tipo de jugadores, otro tipo de entrenador y me imagino que otro tipo de filosofía; no sé lo que habrá dentro de ese vestuario, pero me imagino que muy diferente».

El central gimnástico espera que el CD La Granja «venga a a hacer su partido, bien replegado, a estar muy juntos y no cometer errores... Seguro que jugarán sus bazas, tienen gente rápida, un buen balón parado si sacan un equipo fuerte por arriba y creo que habrá que estar atentos, porque si hay algún tipo de despiste o error, tienen jugadores que pueden hacerte daño si te descuidas».

Este año no tiene como compañero a Anel, «y al principio era una sensación rara; más que un compañero era un amigo del que he aprendido mucho. Se le echa de menos... pero a partir del día que dijo que no continuaba han llegado otros dos compañeros que son espectaculares y entre los tres trataremos de que no se note esa baja tan importante».