Tercera División

El Cristo se aferra al calendario para creer en el 'play-off'

Dani Burgos centra en el partido ante la Arandina. /A. Quintero
Dani Burgos centra en el partido ante la Arandina. / A. Quintero

Los morados se van a enfrentar a tres de los cuatro últimos clasificados en las próximas jornadas

LÍA Z. LORENZO Palencia

La llegada de Julio César ha insuflado nuevos ánimos a la plantilla del Palencia Cristo, que vuelve a creer en sus posibilidades de entrar en el 'play-off' de ascenso. Aunque los números dicen que no va a ser nada fácil que los morados lleguen a la cuarta plaza, la que marca la diferencia entre seguir jugando en junio o quedarse en casa. Ahora mismo, los palentinos son octavos con 35 puntos, a nueve del Numancia B, que es el equipo que ocupa el último lugar que da derecho a pelear por el ascenso. Eso sí, los morados aún tienen pendiente el partido suspendido ante el Briviesca. Si fueran capaces de ganar en la localidad burgalesa, la diferencia se reduciría a seis puntos y las posibilidades de los de Julio César aumentarían como la espuma.

Sobre todo porque de conseguir esos tres puntos, el Palencia Cristo Atlético estaría en la misma situación que la pasada temporada. Entonces, los morados también eran octavos y estaban a seis puntos del 'play-off' que marcaba La Bañeza. Desde entonces ha pasado poco más de un año, pero la situación se repite. La única diferencia es que este año los morados lucen 35 puntos, dos menos que cuando los dirigía Jonathan Prado. A pesar de esa pequeña salvedad, el Palencia Cristo mira hacia atrás y tiene razones para ser optimista.

Porque si la pasada campaña el equipo logró meterse en 'play-off', nada impide que lo hagan esta temporada. Desde luego, los de Julio César tienen una oportunidad en las próximas jornadas, cuando se van a enfrentar a equipos de la parte baja de la clasificación. Si quieren engancharse a la zona alta de la tabla, están obligados a sacar resultados positivos.

Febrero vital

La liga de verdad comienza ahora, este mismo domingo, cuando los palentinos van a recibir a La Bañeza, decimocuarto en la tabla. Será la primera final, pero no la última de un mes de febrero que va a ser vital para los intereses morados. Porque el Palencia Cristo tendrá que jugar ante la Cebrereña como visitante en la jornada 25. Hay que recordar que los palentinos han tenido problemas para sumar fuera desde el principio de la temporada. La diferencia entre el equipo que se veía en La Balastera y el que jugaba a domicilio ha sido tan grande que ha impedido que los morados estén ahora mismo más arriba en la clasificación. Jugar como visitante se ha convirtió en un verdadero problema. Así que ahora, los palentinos deben enfrentarse a su asignatura pendiente para ganar a la Cebrereña, que es antepenúltima en la tabla, con solo trece puntos. Sobre todo porque luego, los morados van a recibir al Uxama, el colista de la categoría. El equipo soriano salvó a duras penas la categoría la pasada temporada y este año solamente ha conseguido sumar dos victorias. Así que los jugadores del Palencia Cristo tienen la opción de recortar puntos con los de arriba con tres partidos ante el decimocuarto, el antepenúltimo y el colista de la clasificación. Sin olvidar que aún tienen pendiente el choque ante el Briviesca, otro equipo que no acaba de encontrar su ritmo esta temporada y que pelea por no bajar desde la penúltima posición de la tabla.

Con todos estos datos, febrero se convierte en vital para las aspiraciones de los de Julio César, que deberán afrontar el complicado mes de marzo con puntos extra en la clasificación. Porque será el momento en el que se enfrenten a rivales directos en la pelea por el ascenso, como el Ávila o el Astorga, y los palentinos podrán afrontarlo mejor si se ven en la parte alta de la clasificación.

 

Fotos

Vídeos