La doble clara de Yannick Carrasco

Saúl celebra su gol. /
Saúl celebra su gol.

IGNACIO TYLKOmadrid

El Atlético de Madrid inicia una nueva aventura en la Copa del Rey con la esperanza de reeditar el título que levantó en el la temporada 2013. Lo hará con varias novedades en el once habitual y ante un Guijuelo, que se ha convertido en una de las cenicientas de los dieciseisavos de final tras su mal momento en la Segunda División B. Los rojiblancos no pueden permitirse tirar una competición en la que parten como uno de los favoritos

Para evitar sopresas Diego Pablo Simeone tratará de poner en liza un once competitivo capaz de dejar sentenciada la eliminatoria en el Estadio Helmántico. No estarán Antoine Griezmann, Diego Godín, Gabi, Koke y Jan Oblak. Su lugar lo ocuparán futbolistas menos habituales pero destinados a dar un paso al frente en esta competición. Es el caso de Nico Gaitán, un jugador que el Cholo considera «muy importante» y que «con el correr de los partidos y del año encontrará su mejor versión dentro del juego». Frente al Guijuelo tendrá su gran oportunidad. Al igual que Vrsljko, que afrontará su segunda titularidad consecutiva, Moyá, que debutará esta temporada, y otros como Thomas, Correa o Lucas Hernández.

En el otro lado de la moneda está el Guijuelo. El equipo castellanoleonés tendrá en la ilusión su mejor baza para dar un susto al Atlético. No está cuajando una gran temporada en Segunda B, donde es decimoquinto con apenas 16 puntos en 16 jornadas. Hace dos semanas despidió al técnico Mateo García y se hizo con el cargo un Jordi Fabregat que tiene clara cual es la prioridad del equipo en este momento. «Este partido me servirá para ver competir a jugadores que no he visto, ya que acabo de aterrizar y tengo que coger mucha documentación. Sin embargo, lo vamos a competir pero también lo vamos a utilizar para ver muchas cosas de jugadores», declaró en la rueda de prensa previa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos