Chuchi Jorques cuelga sus botas en el último partido de Liga del Palencia Cristo

Chuchi Jorques intenta controlar el balón ante un rival en el último encuentro frente a La Virgen del Camino./Marta Moras
Chuchi Jorques intenta controlar el balón ante un rival en el último encuentro frente a La Virgen del Camino. / Marta Moras

El palentino dirá adiós al fútbol como jugador después de 33 años en los terrenos de juego

JESÚS GARCÍA-PRIETOPalencia

El domingo será el último partido de la temporada para el Palencia Cristo Atlético, pero además supondrá el último encuentro como jugador de un hombre que ha estado muy vinculado al equipo y anteriormente al Deportivo Palencia y al extinto Club de Fútbol Palencia. A sus 40 años, Chuchi Jorques colgará las botas en el encuentro frente a la Gimnástica Segoviana y se despedirá de la afición con un homenaje que se está preparando desde el conjunto palentino.

Jorques ha disputado ocho 'play- off' de ascenso, tres a Segunda División y cinco a Segunda B. Asimismo, estuvo presente en la mejor etapa del Palencia, pero también vivió la cara más amarga, la desaparición del equipo y el descenso administrativo del Deportivo.

Precisamente fue el Palencia Cristo donde Jorques dio sus primeros pasos, a la edad de 8 años. Para David Nieto, el jugador ha sido un baluarte importante durante este tiempo, y más aún esta última campaña como líder del equipo. «Jorques comenzó desde pequeño en el Palencia Cristo, manteniéndose hasta los 15 años, desde donde fue a hacer las pruebas con el Real Madrid para recalar en su cantera, pero la imposibilidad de residir en la capital le impidió seguir en el club blanco», expresó el máximo mandatario del equipo, que además recordó una vieja promesa que el jugador hizo. «Jorques le prometió a uno de nuestros socios que su carrera deportiva tenía que acabar en el equipo en el que había comenzado, y así va a ser», señaló el presidente.

El futbolista ha estado a un gran nivel durante toda su trayectoria, incluida esta última etapa. «Él ha aportado la experiencia que tiene y que ha acumulado a lo largo de estos años, nosotros le hemos ofrecido que continúe en el equipo, pero la decisión le corresponde a él», concluyó David Nieto.

En aquel Palencia anterior a la desaparición no existían los problemas y el ambiente en el vestuario era fantástico. Así lo recordaba al menos Pepe Calvo, entrenador en esa época. «Aquellos años teníamos un vestuario muy comprometido y con un gran ambiente. Ese equipo, si no hubiese pasado lo que pasó, estaba llamado a hacer cosas muy importantes», señaló el técnico leonés. Pepe Calvo guarda además un grato recuerdo del futbolista palentino. «Cuando se me presentó la oportunidad de poder firmar a Jorques me llevé una alegría, a nivel personal nos apreciábamos. Poder contar con un profesional auténtico, de sus características, un jugador de club, fue toda una satisfacción. Es uno de esos jugadores que dejan huella», expresó el técnico, actualmente vinculado a la Cultural Leonesa, que definió a Chuchi Jorques como un futbolista muy polivalente. «Que siga compitiendo así con su edad lo dice todo de él como futbolista. Tiene un gen muy competitivo. Es un jugador que me ha dejado huella por su forma de ser y por la profesionalidad que ha tenido siempre», concluyó Calvo.

Entre los jugadores que compartieron vestuario se encuentra David Durántez, que actualmente milita en las filas del Plasencia y que tiene un excelente recuerdo de su excompañero. «Jorques vino al Palencia cuando ascendimos a Segunda B y nos dio muchísimo. Es un jugador con mucho carácter, le encantaba entrenar y era muy profesional. Siempre aportó mucho al equipo. Defensivamente peleaba, corría y era un pulmón en el centro del campo. Personalmente he aprendido mucho de él sobre cómo jugar y cómo comportarse dentro de un vestuario», expresó Durántez, que conserva muchas vivencias del paso de Jorques por el conjunto morado. «Recuerdo un gol que hizo en Mendizorroza de falta contra el Alavés, en un partido en el que perdíamos y apenas habíamos llegado al área. No se me olvida ese gol», concluyó Durántez.

Otro de sus compañeros en aquella época fue David de Paula, que solo tiene buenas palabras de su excompañero. «Me acuerdo que el primer día que coincidimos en el vestuario se sentó a mi lado, y cuando llegué, se levantó, me dio la mano, se presentó y me dijo que era un placer compartir vestuario conmigo. Recuerdo una de sus frases favoritas, que podría servir para definirle a él mismo, 'por este jugador es por lo que merece la pena pagar la entrada'. Él era uno de esos futbolistas, de esos que solo sabían hacer 'golazos'. Es un muy buen profesional, pero mucho mejor como persona» afirmó De Paula, que también guarda el recuerdo del gol de falta directa frente al Alavés.

Pepe Saavedra coincidió con Jorques en varios encuentros de juveniles. «Recuerdo que le conocí cuando yo jugaba en el Oviedo y él en el Salamanca de División de Honor. Es un jugador de mucha calidad, con una gran zurda, pero muy temperamental. Ha aprovechado hasta el último momento. Dejar el fútbol a su edad es para privilegiados», expresó el jugador asturiano.

Alberto Serrano coincidió con Jorques en la etapa en el Palencia y posteriormente en el Deportivo. «Siempre ha sido un jugador muy querido por todos. Su temperamento le hacía mandar dentro y fuera del terreno de juego. Es un jugador que lo ha dado todo siempre en los equipos en los que ha estado», concluyó Serrano.

Este domingo Jorques colgará las botas definitivamente y pondrá fin a su carrera como futbolista. Se abrirá entonces una nueva etapa en su vida como profesional del fútbol.