El casting sigue en La Granja tras un despiste ante la Arandina (0-1)

Jonan encara a José Juan en el partido disputado en el campo de El Hospital. /Óscar Costa
Jonan encara a José Juan en el partido disputado en el campo de El Hospital. / Óscar Costa

El CD La Granja prueba a más jugadores en su amistoso más exigente y Berrocal se retira por un mal gesto de rodilla

Luis Javier González
LUIS JAVIER GONZÁLEZReal Sitio

Cuando Pluma salió a calentar en el descanso, miró a David Arranz –aún le quedan cinco meses de recuperación– en el tejadillo del campo de El Hospital. «¿Qué miras?», preguntó el lateral. «Es por ver a alguien conocido», respondió el capitán de un club que arrancó la pretemporada con 40 jugadores. El casting continúa tras el partido de más entidad que los segovianos tenían esta pretemporada, ante la Arandina, también en prácticas, que se llevó el triunfo en el descuento.

0 CD La Granja

Seifeldin, Caño, Mario, Tanos, Kike, Berrocal, Madou, Vitolo, Jonan, Tomás, Leandro. También jugaron, entre otros: Víctor Velasco, Jair, Dani, Demi, Lorenzo y Pluma.

1 Arandina

Carmona, Barrero, París, Rubio, Maki, Pesca, José Juan, Deli, Abad, Khali y Adeva. También jugaron: Pisto, Tienza, Moha, Plaza y Schulze.

GOLES.
0-1 (min. 90) Abad

La Granja ofreció una mejor puesta en escena. Atento en la presión y certero al corte, el cuadro local ganó la primera batalla posicional. Con Jonan como eje en su función de delantero centro, los segovianos se desplegaban ante cualquier balón robado y amenazaban en tres cuartos de campo. La intensidad estaba en el menú de unos jugadores como Leandro que siguen luchando por una de esas plazas limitadas y que se dejaron el tipo en cada balón dividido. Jonan, hábil a la hora de aguantar el balón y esperar a sus compañeros, tuvo dos tiros tempraneros en el balcón del área. El primero lo detuvo el portero y el segundo se lo arrebató un defensa cuando tenía la pelota a punto de caramelo.

Pasado el primer asalto, mejoró la Arandina, que recuperó el peso del juego con Pesca como medio organizador y ejecutor. Suyos fueron los dos primeros intentos visitantes en sendos tiros lejanos; el egipcio Seifeldin blocó seguro el segundo no cogió puerta. La lucha por la portería está servida con Lorenzo, que jugó la primera media hora del segundo tiempo. Los burgaleses amenazaron también a balón parado a una zaga que sigue en periodo de maduración tras encajar tantos goles el curso pasado. Ese es el primer reto para el curso que empieza el 25 de agosto. Khali sirvió con maestría una falta lateral que Abad, desmarcado en los primeros centímetros de área chica, no logró coordinar. No sería el primer jugador de amarillo que remataría solo a balón parado. Poco después, fue Khali el que mandó alto un tiro propicio en el punto de penalti.

El partido bajó de ritmo pero subió las pulsaciones cuando Alfonso Berrocal, recuperado de una reciente rotura en el ligamento cruzado de su rodilla, se lamentó en el suelo tras una acción en la que, aseguró después, sintió cómo se movía su rodilla. Con Víctor Velasco con el número 5 en la espalda –el mismo dorsal que ya vestía Kike– se marchó el duelo al descanso.

Con el carrusel de cambios tras el paso por vestuarios, Pluma sorprendió empalando con la zurda un balón suelto que obligó a Carmona a despejar con esfuerzo a córner. La Granja ganó presencia en el medio sin Pesca enfrente y con Velasco al frente de las operaciones. Vitolo, un medio con mucho recorrido, demostró maneras con el paso de los minutos como enganche entre líneas y Dani Lázaro tuvo la última con una falta propicia al borde del área. Hay otros puestos en el casting granjeño por los que compiten, entre otros, el extremo Christian, que jugó como delantero, o Jair, en busca de una oportunidad en el carril izquierdo. Porque siguen llegando nuevos actores al rodaje granjeño.

Así las cosas, una falta lateral de la Arandina mal defendida por La Granja, con dudas entre el portero y los centrales, desembocó en el gol de Abad al segundo palo. El cuadro burgalés defendió después lo cosechado con dos intervenciones de mérito de Carmona. Terminada la última sesión del rodaje de julio, La Granja visita el sábado al Parla en busca de nuevas pistas.