División de Honor juvenil

El cansancio frena el juego brillante del CIA

Coly salva la entrada de Iván en La Balastera. /Marta Moras
Coly salva la entrada de Iván en La Balastera. / Marta Moras

Los palentinos acusaronla fatiga tras firmar momentos de gran fútbol ante el Diocesano

LÍA Z. LORENZO Palencia

El CIA fue mejor que el Diocesano mientras le aguantaron las fuerzas. Los de Manu Gañán firmaron momentos de un fútbol de muchos quilates para contrarrestar la superioridad física de su rival.

Sobre el terreno de juego se veían dos equipos claramente diferentes. Los jugadores del Diocesano eran más altos y más fuertes, más acostumbrados a esta categoría. Enfrente, los futbolistas del CIA querían imponer su estilo, menos físico, más técnico. Y a punto estuvieron de inaugurar el marcador a los pocos minutos de que diera comienzo el encuentro, cuando Chacón envió un pase a Adrián que el delantero controló entre los dos centrales, pero su intento de vaselina se marchó fuera. Los visitantes respondieron a los pocos minutos con un gran disparo de Iván a la salida de un córner.

Pero Dani estaba muy atento y se lanzó abajo para ahuyentar el peligro. Apenas habían transcurrido diez minutos de partido y ya se podía intuir que el choque iba ser muy intenso, con dos formas de entender el juego. Dani tuvo que salvar a su equipo de nuevo cuando Vadillos armó la pierna dentro del área puso un ajustado disparo al primer palo. El guardameta palentino estuvo muy atento para mandar el balón al córner. Los visitantes habían impuesto su mejor físico poco a poco y el 0-1 iba a llegar en una jugada a balón parado. Clemente prolongó un córner en el primer paño y Luis remató, completamente solo, en el segundo.

Buenos minutos

El gol hizo reaccionar a los de Manu Gañán, que jugaron minutos de fútbol deslumbrante, con combinaciones al primer toque y profundidad por las bandas. El Diocesano se había agazapado para tratar de marcar el segundo a la contra. Y a punto estuvieron de conseguirlo, pero Dani y el larguero salvaron a los palentinos. Luego, llegarían los palos del CIA. Justo antes de que el colegiado pitara el final de la primera parte, los locales gozaron de dos ocasiones clarísimas en dos centros de Cuéllar. Primero López y luego Adrián mandaron sus disparo al travesaño.

Las dos últimas acciones dieron alas a los futbolistas locales que salieron del vestuario con la clara intención de embotellar a los visitantes. Los palentinos empezaron a percutir por las dos bandas, pero les fallaba la puntería a la hora de finalizar. Hasta que apareció López para empatar tras una buena jugada en la banda derecha. El palentino superó la salida del guardameta con un ajustado disparo al segundo palo, imposible para el portero. Era el minuto 60 y el partido volvía a empezar. Los amarillos subieron las líneas de presión y se hizo con el control absoluto del encuentro. Con el 1-1 se llegó a la parte más peligrosa del choque para el CIA. Los de Manu Gañán empezaban a notar el cansancio en las piernas y los visitantes lo aprovecharon para crear ocasiones claras, como el mano a mano que tuvo Rubén frente a Dani. Pero el portero palentino aguantó bien y atajó el balón. El portero aún tuvo tiempo firmar otra gran parada, esta vez a tiro cruzado de Iván. En el otro área, los locales también llegaban con peligro, pero con poco remate.

Mientras le aguantó el físico, Edu fue un verdadero dolor de cabeza para los visitantes, que no conseguían parar sus peligrosas internadas por las bandas. Los últimos minutos tuvieron color visitante, ya que los palentinos estaban totalmente fundidos. También ahí tuvieron mérito los futbolistas del CIA, que aguantaron el empate cuando les fallaban las fuerzas. Con esa mezcla de corazón y destreza, los palentinos tienen muchas cosas que decir esta temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos