El Becerril cae en Burgos y vuelve a dar un paso atrás en la permanencia

El Becerril cae en Burgos y vuelve a dar un paso atrás en la permanencia

El conjunto de Edu Narganes se adelantó en el marcador con gol de David, pero se dejó remontar a domicilio ante el Bupolsa

LÚCAS MÉNDEZ-ADGBurgos

El Becerril retrocedió ayer nuevamente en sus aspiraciones de permanencia al caer derrotado tras la remontada de un rival directo como el Seat Arlanzón Motor Bupolsa (2-1).

2 Bupolsa

Lisardo, Pablo, Moyano, Sergio Esteban (Isra, min. 81), Diego, Gascó, Gallo, Manzano, Ramiro (Cosín, min. 70), Guti y Pío (Garcés, min. 48).

1 Becerril

Sevi, Peli, Eloy (Isma, min. 58), Sierra, Merino, Diestro, Jesús, Carlos (Melero, min. 50), Jorge, Kuko y David (Guti, min. 58).

goles:
0-1 (min. 5), David. 1-1 (min. 27), Manzano. 2-1 (min. 54) Sergio Esteban.
árbitro:
Valle Vicente (Zamora). Mostró tarjetas amarillas a los locales Ramiro, Guti y Pablo, y al visitante Guti.
incidencias:
Campo San Amaro. En torno a un centenar de espectadores.

Los visitantes comenzaron tan fuertes que pudieron sentenciar el encuentro en los veinte primeros minutos. El equipo burgalés fue, de inicio, un manojo de nervios en defensa, desubicado sobre el terreno de juego y sin la menor contundencia en sus acciones. El Becerril, más activo e intenso, dispuso de ocasiones suficientes para poner tierra de por medio. Los palentinos lograron su propósito a los cinco minutos de juego mediante una falta lateral botada desde el costado izquierdo. David aprovechó un tremendo fallo de marcaje de los locales para rematar a placer en el primer palo y adelantar a los suyos.

El Becerril tuvo el mando del juego y, a continuación pudo llegar el 0-2, tras un mal despeje de la zaga que se marchó fuera por milímetros. Fueron momentos muy buenos del cuadro visitante, que no supo acertar con la puntilla. Kuko encontró un balón muerto al borde del área después de una serie de rechaces defectuosos y se sacó un disparo seco ajustado a la base del poste resuelto por Lisardo con una soberbia parada. La última ocasión de esta serie llegó en el minuto 16. El Becerril generó peligro a partir de un saque de puerta. David se coló entre los centrales y ganó la partida por velocidad para plantarse delante del portero aunque este achicó bien el espacio para dejar sin margen de maniobra al delantero en el mano a mano.

A partir de ese momento, el partido cambió poco a poco. El Seat Arlanzón Motor dio un pequeño paso adelante y se sintió más cómodo una vez enlazó dos pases seguidos, mientras que el Becerril perdió presencia en ataque, aunque manteniendo la situación bajo control. Con el paso de los minutos, los blancos crecieron apoyados en tres córners seguidos sin importancia y en la aportación de Manzano y Ramiro. Ambos gestionaron todas las opciones ofensivas de su equipo y construyeron el gol del empate. El mediapunta burgalés birló la cartera a su par, se plantó en el área y se llenó de balón con un remate raso. Sevi intervino con acierto, pero el rebote le cayó a Manzano, que cruzó para firmar el empate en el minuto 27.

Desde entonces, el conjunto entrenado por Jairo de la Riva se convirtió en dueño del partido. El Becerril acumuló hombres atrás a la espera de una nueva oportunidad con espacios ante un rival cada vez más asentado y volcado. Manzano se encontró con el larguero y Sevi salvó a los morados en un disparo duro desde la frontal del área. El 1-1 hizo justicia a una primera parte en la que los visitantes perdieron fuelle.

La segunda parte confirmó esta tendencia. Buscó el conjunto palentino más pegada con la entrada de Melero. Sin embargo, se encontraron los visitantes con el 2-1, a la postre definitivo, a la salida de un córner en el que Sergio Esteban remató libre de marca en el segundo palo. Los visitantes acusaron el golpe aunque el técnico, Edu Narganes, buscó soluciones inmediatas con la entrada de Isma y Guti. No tardó en llegar la réplica con un buen cabezazo de Jesús que obligó a Lisardo a realizar una espectacular parada para enviar el balón a córner en el minuto 60.

El partido estuvo vivo hasta el final, entre otras cosas porque el Seat Arlanzón Motor Bupolsa falló un gol cantado en el minuto 65. El revulsivo Garcés se internó en el área con espacio para pensar y maniobrar ante Sevi, pero, en lugar de dar el pase de la muerte a Manzano, buscó la acción individual y el guardameta intervino de manera providencial. El Becerril quiso crecer con balón y el bloque de De la Riva apuró sus opciones al contragolpe para acariciar la sentencia. En el minuto 77, Manzano, con espacios, sirvió un balón a la carrera de Gallo y este cruzó ante Sevi, pero el portero del equipo morado desvió al poste. Quiso volcarse el cuadro morado, pero acabó confirmándose una derrota dolorosa.