Tercera División

El Becerril cae ante el Numancia B

Sevi atrapa el balón ante la llegada de los jugadores numantinos. /Marta Moras
Sevi atrapa el balón ante la llegada de los jugadores numantinos. / Marta Moras

Los de Edu Narganes vuelven a perder por culpa de sus errores defensivos y de su falta de profundidad

LÍA Z. LORENZOPalencia

El Becerril no se encuentra a sí mismo. Quiere ser un equipo rocoso, con garra, pero se pierde en errores defensivo que acaba pagando muy caros. Ante el Numancia B, los morados tuvieron opciones para llevarse el partido, pero acabaron goleados presos de sus propios fallos. Al comienzo del choque, los sorianos presionaban arriba y al Becerril le costaba salir. Solo era una advertencia para unos morados que sentían la Los numantinos buscaban la espalda de los laterales y en el minuto 5 metieron el miedo en el cuerpo de los becerrileños. Julen puso un gran medido que Ali Radjel mandó al fondo de las mallas con un testarazo medido. Por suerte para los locales, el delantero rojillo estaba ligeramente adelantado y el linier anuló el tanto por fuera de juego.necesidad urgente de sumar sus primeros puntos pero que se estrellaban ante la solvente presión de los visitantes.

1 Becerril

Sevi, Diego (Jesús, min.75), Varo(Isma, min.75), Siera, Merino; Diestro, Carlos, Riki, Jorge (Adri, min.60), Melero y David.

4 Numancia B

Toni, Silva, Ceinos, Raúl H., De Frutos; Abel Conejo, De la Mata, Julen G., Ali Radjel (Ebri, min.77), Ekiza (Álvaro, min.63) y Adri Herrera (Alfredo, min.45).

Goles.
0-1, (min.23), Adri Herrera. 0-2, (min.30), Ekiza. 0-3, (min.75), Diestro, en propia puerta. 1-3, (min.82), Diestro, de penalti . 1-4, (min.86), Ebri.
Árbitro.
Antonio del Bosque.Mostró amarilla a Riki por parte del Becerril y a Adri Herrrera, Alfredo, Álvaro y Ali Radjel por parte del Numancia B.

Los morados consiguieron crear peligro a balón parado y Carlos tuvo el 1-0 en la cabeza tras un córner botado por Diestro, pero su remate se fue desviado. Con el paso de los minutos, el dominio fue cambiando de lado y Melero estuvo a punto de abrir el marcador tras aprovechar un mal rechace de la defensa soriana. Pero el guardameta rojillo estuvo muy rápido y desvió el disparo al primer palo del palentino. Los morados habían tenido el 1-0 dos veces y estaban a punto de pagar muy caro sus errores ante la portería rival. Julen volvió a ganar la línea de fondo por la derecha y puso un centro al segundo palo, donde entró Adri Herrera como una exhalación para mandar el balón al fondo de las mallas. El exjugador del Palencia Cristo no perdonó y puso el 0-1. Aún no se había cumplido el minuto 25 y el Becerril tenía que enfrentarse a un marcador en contra. Y eso que Diestro estuvo muy cerca de hacer el empate en un buen disparo desde fuera del área que se envenenó tras el bote. Pero Toni estuvo muy atento y consiguió desviar el balón a córner.

El gol había espoleado a los de Edu Narganes, que subieron líneas para tratar de empatar. Los morados asumieron riesgos y lo pagaron muy caro. Ekiza hizo el segundo para el filial numantino tras una buena maniobra de Adri Herrera en el área grande. El 0-2 cayó como un jarro de agua fría entre los morados. Los de Edu Narganes habían conseguido sacudirse el dominio inicial de los sorianos para acabar encajando dos goles en sus mejores minutos. De nuevo, los errores atrás condenaban al Becerril, que ha recibido ocho goles en solo tres jornadas. Demasiados para un equipo que aspira a la permanencia.

Descanso

Edu Narganes decidió apostar por el once inicial tras el descanso para intentar la remontada y no metió cambios. Los becerrileños salieron a controlar el balón y a tratar de hacer daño por las bandas, pero les faltaba profundidad para meter el miedo en el cuerpo de los sorianos. Como había ocurrido en la primera mitad, el peligro local llegaba a balón parado y en prolongaciones de cabeza. Melero tuvo un remate claro tras un saque de banda, pero su testarazo se fue manso a las manos del guardameta soriano, siempre bien colocado. También tuvo peso en el partido Sevi, que no pudo evitar los dos goles, pero que hizo una gran parada a Ali Radjel en un disparo de falta directa del delantero. Los minutos pasaban y el Becerril jugaba ya contra el reloj. La falta de profundidad hacía que los locales tuvieras muchos problemas para crear ocasiones que pusieran en peligro la cómoda victoria del filial numantino. Presos de la tensión, los de Edu Narganes optaron por buscar faltas laterales para crear ocasiones y obligar al Numancia B a dar un paso atrás. A punto estuvo Diego de sorprender a la salida de un córner tras una jugada ensayada. El balón llegó a la frontal del área y el lateral, totalmente libre de marca, empalmó un potente disparo que se fue fuera por centímetros ante la incrédula mirada del guardameta soriano, que acompañó el balón con los ojos. La suerte tampoco sonreía a los morados.

Riki se encargó de llevar el peligro por la derecha, pero sus centros nunca encontraban rematador. La defensa numantina se adelantaba siempre a los delanteros morados, que veían pasar las ocasiones cerca de ellos sin poder rematarlas. El Becerril estaba volcado y en una contra llegó la sentencia del Numancia B. Ali Radjel aprovechó su velocidad para internarse en el área por la banda derecha y con una zancada imperial puso un centro que acabó rebotando en Diestro para acabar en el fondo de las mallas. El 0-3 a falta de quince minutos cerraba completamente el partido y dejaba una losa sobe los becerrileños, que aún no han conseguido sumar ni un solo punto esta temporada. Un penalti forzado por Melero y transformado por Diestro redujo las distancias y puso emoción al partido. Pero nada más. El Becerril debe encontrarse a sí mismo para competir en la categoría. La fragilidad defensiva que han mostrado en estas primeras jornadas, y que se vio en el cuarto gol de Numancia en una galopada de Ebi, es una de las culpables de este mal comienzo del Becerril. El Numancia B no se acercó mucho, pero cuando lo hizo llevó demasiado peligro. Y el próximo domingo tienen que viaja hasta el Ruta de la Plata para enfrentarse a un Zamora que quiere ponerse al frente de la clasificación cuanto antes.