Balta, el 'hijo' de Dani Arribas

Balta, en un ejercicio con la Segoviana, en La Albuera. /Juan Martín-Gimnástica Segoviana
Balta, en un ejercicio con la Segoviana, en La Albuera. / Juan Martín-Gimnástica Segoviana

La Segoviana da ficha del primer equipo al versátil mediocentro valenciano, que jugó en el juvenil azulgrana el curso pasado

Luis Javier González
LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

Cuando en un vestuario un jugador se gana el apodo antes que la ficha es que la cosa pinta bien. Antes de hacerse con su ficha en Tercera División con la Segoviana, Baltasar Palanca Romualdo fue Bautizado como el hijo de Dani Arribas. Cuando toca hacer algún ejercicio en parejas, el atacante, erigido ya en una de las voces veteranas del vestuario, lo tenía claro: «Hijo, ¿te pones conmigo?» Teniendo en cuenta que el parecido físico no desmerece, el árbol genealógico azulgrana sigue funcionando.

Balta, de 19 años, es un centrocampista versátil que puede jugar en el eje, como número 8 y también como media punta. Este valenciano jugó hasta el primer año de juveniles en el equipo de su colegio. Antes de su tercer año en la categoría, desembarcó en agosto del año pasado en Segovia para hacer la pretemporada con el Juvenil Nacional. Consiguió un puesto y, 12 meses después tiene la ficha.

Su llegada aporta a la plantilla una profundidad de armario muy necesaria para una campaña con 40 partidos de temporada regular y mucho fútbol entre semana. El plan de la dirección técnica azulgrana era mantener a los juveniles salientes como Peli, Cuadri o David Moreno en la estructura del club, usando el convenio de filialidad con el Turégano como un club de formación satélite. Finalmente, estos jugadores se negaron a militar en el conjunto recién ascendido a Regional y optaron por otros proyectos. La ficha de Balta era necesaria de cara a cubrir varias posiciones y aportar mayor competición por ganarse un puesto en la alineación titular, ese ingrediente imprescindible para cualquier entrenador en su día a día.

Balta es jugador de la primera plantilla desde esta semana. Lleva un mes entrenando a las órdenes de Manu González tras pasar el curso pasado en el juvenil con Ricar. «Ya subía la temporada pasada con nosotros. Tanto a mi parecer como al de su entrenador de la temporada pasada era uno de los jugadores con mejor proyección para el primer equipo», explicó el preparador. Su incorporación se ha retrasado hasta que ha empezado este mes la universidad. «Se ha ganado esa ficha con su buen trabajo en los entrenamientos. Me gusta contar con la gente joven, siempre doy oportunidades y Balta se ha la suya».

«No hablo mucho, pero soy un chico dispuesto a todo»

Balta se mostró listo para dejar huella en la Segoviana. «Manu siempre ha demostrado que tiene confianza en mí; cuando llegue mi oportunidad, estoy preparado para aprovecharla y devolverle la confianza». El centrocampista valenciano se declara agradecido por el ambiente en el vestuario. «Son todos muy majos, me han acogido enseguida. La verdad es que estoy muy contento».

Desconocido para el gran público, se presentó. «Soy un chico bastante alegre, tanto dentro del campo como fuera. Me describiría como un jugador técnicamente bueno. Fuera del campo soy un chico tranquilo, a veces no hablo mucho, pero siempre dispuesto a todo». Se mostró cómodo a la hora de jugar en las posiciones de 6, 8 o 10. «Rindo bien en las tres. Dependiendo del partido, me gusta jugar más de 6 porque ves las cosas de cara, pero también me gusta llegar al área».

Asumió el reto con paciencia. «No me preocupa. Si no tengo muchos minutos, sé que voy a aprender mucho. Son jugadores con mucha experiencia como Asier, que ya tiene edad y juega muy bien. Tengo la oportunidad de estar aquí, de aprender mucho y que me sirva para otros años».

El técnico aseguró que el medio tendrá las mismas oportunidades que el resto, pero le pidió paciencia. «Ahora lo que tiene que hacer es trabajar y ganarse un sitio. Estamos viendo que no es fácil ganarse un sitio, pero también que el entrenador cuenta con todos. Conmigo, quitando Balta, todos han debutado y casi todos han sido titulares, a excepción de Iván Sales y de Domingo, que apenas le he podido tener en convocatoria. Tendrá su oportunidad y, cuando llegue ese momento, tendrá que aprovecharla». Así, el técnico volvió a lamentar no contar por motivos laborales con Domingo, una pieza esencial para la contención en el centro del campo.

Ivi, con una pequeña microrrotura, es el primer lesionado de Segoviana eta temporada. Estará apartado de la disciplina del equipo unas tres semanas. «Es una pena porque encima nos coge un bloque de partidos entre semana, pero esperamos tenerle pronto con nosotros». Es la única novedad en la semana azulgrana de cara a su duelo de la séptima jornada de competición.