El Villamuriel se complica la permanencia

Javichi y Mamadu pelean por un balón ante la mirada de Tato.  /
Javichi y Mamadu pelean por un balón ante la mirada de Tato.

El conjunto cerrateño cae derrotado ante el Ávila y suma ya seis partidos seguidos sin ganar

ESTHER BENGOECHEA
0 Villamuriel

2 Ávila

«A muerte, a muerte. ¡Hoy es todo, todo!», animaba Sevillano al resto del equipo, antes de saltar al terreno de juego. El Plásticos Magonsa Villamuriel afrontaba el partido más importante -hasta el momento- de la temporada sin muchas y muy notables bajas. Tuco y César se perdieron el partido por sanción, mientras Fer y Chema seguían lesionados. Olea tuvo que completar la convocatoria con Rubio y Jesús, aún tocados, y el juvenil Jaime. Los dos goles rivales, ambos en la segunda parte, truncaron la esperanza cerrateña de reencontrarse con la victoria, que desde el 25 de febrero no suma tres puntos. La derrota fue un duro mazazo para una plantilla que tiene que seguir luchando hasta último suspiro.

Y comenzó el encuentro. Los primeros minutos fueron de contacto entre ambos conjuntos, buscando opciones, tocando y estudiando al rival. Los abulenses aprovecharon los nervios y las imprecisiones de los locales para meterse en el partido y acechar la portería de Sevillano. A los nueve minutos de partido, Josito desaprovechaba un balón que le cayó a los pies tras un rebote y disparó directamente fuera. Al rato, un robo en el centro del campo concluyó con un disparo raso de Edu, que atajó el meta cerrateño desde el suelo. Dos minutos más tarde, volvía a ser protagonista el cancerbero local, parando un tiro lejano de dos tiempos.

Los abulenses dominaban el juego y buscaban el gol de la victoria con insistencia, pero los cerrateños defendían con intensidad para mantener su portería a cero. Los verdinegros comenzaron a tocar y a desempolvarse los nervios. Tato botó una falta, que atrapó directamente Julen. Una de las ocasiones más claras de la primera parte llegó en un saque de esquina. Iván dejó pasar el pase raso para que Marcos disparase al lateral del palo.

Los mejores minutos de la primera parte del Villamuriel habían llegado. La jugada más bonita del partido llegó en el minuto 33 y tuvo como protagonistas a Javichi y a Tato. Tocó desde el centro del campo Javichi, que cedió el balón a Tato, este hizo una pared de nuevo con Javichi para terminar Tato centrando para rematar. Finalmente Sáez no pudo para anotar de cabeza.

Antes del paso por los vestuarios, el Ávila gozó de un par de ocasiones que detuvo Sevillano. En la primera de ellas, salió el portero cerrateño de puños, mientras que en la segunda, Sevi logró detenerla después de que el conjunto abulense botase una falta peligrosa que rebotó en un rival. Sin más se llegaba al descanso.

A los tres minutos de la reanudación del partido, Javichi batió a Julen pero el gol no subió al marcador por fuera de juego. Francis Olea tuvo que sustituir a Marcos Belerda, que ya no aguantaba más sobre el césped. Introdujo a Oli y tuvo que colocar a Diego Valencia en el centro del campo. Minutos más tarde, después de un largo calentamiento y de unos masajes previos, saltó al césped Jesús, que aún no estaba del todo recuperado, pero el cambio era ese o el jugador juvenil, porque Rubio aún estaba en peores condiciones que Jesús. En la primera ocasión que tuvo, empalmó un pase dentro del área tras una falta lateral que detuvo Julen. Parecía que las cosas podían ponerse de cara para los verdinegros, cuando llegó el gol rival.

Un balón en el área cerrateña, acabó siendo rematado por Javi y batiendo a Sevillano. Corría el minuto 69. Los jugadores pidieron mano en el área. El tanto rival sentó como un mazazo a los palentinos. Sevillano tuvo que emplearse a fondo para detener un certero disparo de Javi a bocajarro, para un minuto más tarde volver a atajar otra oportunidad rival. Ya en el tiempo de descuento, llegó el segundo gol de los abulenses, obra de Iván.

A falta de cinco jornadas para que concluya la liga, el Villamuriel suma 33 puntos y se encuentra antepenúltimo, a dos puntos de la salvación, sin contar con los posibles arrastres de Segunda B. La próxima jornada visitan a la Cebrereña.