Unión en busca de fuerza

Álvaro Fernández, Diego Gacimartín y Daniel Ibañes conversan tras las firma del convenio./Antonio Tanarro
Álvaro Fernández, Diego Gacimartín y Daniel Ibañes conversan tras las firma del convenio. / Antonio Tanarro

El Naturpellet Segovia y el Segosala firman un convenio de filialidad para la próxima temporada

QUIQUE YUSTESegovia

Corría la primavera de 2012 cuando reconocidas figuras del fútbol sala segoviano como Daniel Ibañes, Roberto Tobe o Ángel Velasco Marugán 'Lin' dieron salida a un proyecto que bajo el nombre de Segosala rompía con los estereotipos que hasta la fecha tenían las canteras de fútbol sala. En una tierra en la que el Caja Segovia todavía competía con los más grandes, la aparición del Segosala motivó ciertas reticencias, ya que en su primer año logró contar con más de un centenar de niños en sus filas, la mayoría procedente de la cantera de un CD La Escuela que se encontraba ante sus últimos meses de vida.

Desde entonces, Segosala y Segovia Futsal han convivido en el Pedro Delgado manteniendo una pequeña rivalidad basada en dos formas diferentes de formar a los jugadores. Dos maneras distintas de entender la base que desde ayer buscan unir fuerzas por el bien del fútbol sala segoviano. En primer lugar, el acuerdo firmado por Álvaro Fernández y Daniel Ibañes (presidentes del Naturpellet Segovia y del Segosala respectivamente) ofrece una nueva salida a los más de 400 jugadores que forman ambas estructuras una vez concluyan su etapa juvenil. Los del Segovia Futsal podrán disponer de un paso intermedio, en el equipo de Tercera División del Segosala, donde adquirir experiencia y poder progresar como jugadores de cara a un salto a Primera División que desde la categoría juvenil se antoja demasiado grande. Por su parte, los jugadores del Segosala tendrán más cerca la oportunidad de jugar en la élite del fútbol sala nacional, siendo reclamados por Diego Gacimartín si así lo estima el técnico del Naturpellet Segovia.

Así, se conectará una «línea vertical» según Álvaro Fernández formada por el Juvenil División de Honor del Segovia Futsal, el equipo de Tercera División de Segosala y el conjunto de Primera División del Naturpellet Segovia. Tres equipos relacionados, en los que los jugadores podrán bajar y subir según las necesidades de cada técnico, que sin embargo seguirán manteniendo su independencia. «Ni el Naturpellet absorbe al Segosala ni nosotros nos metemos en el Naturpellet», informó Daniel Ibañes, explicando que el juvenil y el primer equipo estarán gestionados por el Naturpellet Segovia y el conjunto de Tercera por el Segosala.

Otro año en Tercera

Si algo ha caracterizado al Segosala en sus seis años de historia ha sido la calma y la paciencia. Con pasos lentos pero firmes ha ido progresando y creciendo sin hacer titubear con saltos arriesgados una estructura sólida cimentada en su base. Hace dos años decidieron emprender una aventura necesaria sacando a competir su equipo sénior a Tercera División, ofreciendo a los jugadores de su escuela la oportunidad de seguir competiendo fuera de Segovia una vez concluyese su etapa de juveniles. Dos temporadas en las que el equipo sénior también ha ido creciendo, logrando en la última campaña un subcampeonato que hizo pensar a la directiva en la posibilidad de acometer un posible ascenso a Segunda División B.

De hecho, el club presidido por Daniel Ibañes llegó a solicitar una plaza en la categoría de bronce del fútbol sala nacional. Se veían capacitados tanto desde el apartado económico como desde el deportivo para emprender la aventura, pero finalmente han decidido posponerla unos años. Con el convenio firmado con el Naturpellet Segovia, el equipo sénior de Segosala estará formado en su gran mayoría por jugadores sub-23, motivo por el cual han preferido seguir una campaña más en Tercera, donde consideran que su plantilla, a pesar de la juventud, será capaz de competir con garantías. Más dudas existían acerca de la competitividad del grupo en Segunda B con jugadores sin apenas experiencia, por lo que han preferido ser cautos. «Creemos que es un tontería. Preferimos que cuando subamos a Segunda B sea con paso firme», declaró Daniel Ibañes, quien precisamente dirigió al equipo durante los primeros meses de la pasada temporada. Para la siguiente campaña todavía no hay un técnico escogido.

«Era muy importante para Segovia este acuerdo. Lo llevamos reclamando mucho tiempo», indicó el presidente de Segosala, quien espera que éste sea el primer paso de un acuerdo que englobe a más clubes de la provincia. «Mejor juntos que estar separados», subrayó. Por la misma línea se manifestó Álvaro Fernández, destacando el papel desarrollado por Carlos Muñoz en las negociaciones del convenio. «Este acuerdo supone una piedra fundamental. Unimos fuerzas para conseguir los objetivos del fútbol sala segoviano. Este es un día muy importante», afirmó el presidente del Naturpellet Segovia.

Menos salto

En la práctica, el convenio de filialidad firmado por el Naturpellet Segovia y el Segosala supone una gran alegría para Diego Gacimartín. El técnico del Naturpellet Segovia podrá disponer de jugadores de gran proyección tanto para completar entrenamientos como para disputar partidos oficiales en el caso de que las bajas acechen a la primera plantilla. Eso sí, para poder echar mano del equipo de Tercera División tendrá que escoger a jugadores sub-23. En este sentido, Julio o Guillermo Postigo, que ya jugaron el año pasado en Segosala y entrenaron con el Naturpellet Segovia, figuran como dos de las piezas más atractivas para Gacimartín (aunque Guillermo no podrá jugar hasta finales de año por una lesión de rodilla). En una situación parecida se encuentra Adrián Esteban, tercer portero del Naturpellet Segovia, quien tras no disputar un solo minuto liguero la temporada pasada puede encontrar en el equipo de Tercera División una oportunidad de no ver cortada su progresión.

Más dudas suscita la figura de Ángel Zamora en el nuevo contexto. El segundo entrenador del Naturpellet Segovia encaja a la perfección como posible entrenador del equipo de Tercera División del Segosala, ya que conoce tanto la estructura del club –entrenó al equipo femenino varias temporadas– como a la mayoría de sus jugadores. Sin embargo, Diego Gacimartín prefiere que Zamora continúe siendo su mano derecha en el Naturpellet Segovia y vuelva a ser el segundo entrenador la próxima temporada. No obstante, el extécnico del Cuéllar prefiere esperar a que llegue el 30 de junio para comenzar a decidir su futuro con tres opciones sobre la mesa: seguir en el banquillo del Naturpellet Segovia, dirigir al equipo de Tercera División del Segosala o tomarse un año sabático fuera de los pabellones.

Edu, comodín para completar la plantilla

A falta de dos meses para que empiece la pretemporada (falta todavía por conocer el lugar debido a las obras del Pedro Delgado), el Naturpellet Segovia ya conoce el 80% de la plantilla que competirá el próximo curso en Primera División. Con Soares y Alberto en la portería, Antonio Cid y Buitre en la posición de pívot y Álvaro López, Álvaro Quevedo, Sergio González, Pedrinho y Álex Fuentes en las alas como jugadores seguros, más la futura llegada del cierre José Antonio Raya procedente del Movistar Inter, la búsqueda de la dirección deportiva se centra en un nuevo cierre y otro ala zurdo.

Sin embargo, el Naturpellet Segovia no tiene prisa. Al contar ya con el grueso de su plantilla cerrada puede tomarse con más calma los próximos días para terminar de dar forma a su plantel. Se buscan dos piezas concretas para completar una plantilla de doce jugadores –sin contar las posibles aportaciones de los integrantes del equipo de Tercera División de Segosala– que podrían ser trece en el caso de que el club llegue a un acuerdo con Edu. El jugador segoviano, que ha militado en Segovia Futsal durante sus cinco años de historia, todavía no ha comenzado las negociaciones para tratar su continuidad en el equipo. La próxima semana está prevista una reunión entre el jugador y el presidente del club, Álvaro Fernández, en la que se expongan los planes de uno y otro, y determinar si Edu formará parte del plantel el próximo curso. La situación es parecida a la vivida con Juanfran el pasado verano, que finalmente renovó a escasos días de empezar la pretemporada.

 

Fotos

Vídeos