Con un punto de merecimiento

Sofía Sáez, del Unami, no pierde de vista el balón en un momento del partido./Óscar Costa
Sofía Sáez, del Unami, no pierde de vista el balón en un momento del partido. / Óscar Costa

El Unami y el Inter Sala empatan en un partido con alternativas en el que los dos equipos se emplearon al máximo

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

El equipo femenino del Unami empató a un tanto frente al CD Inter Sala en el primer derbi regional de la Segunda División de fútbol sala en un partido muy emocionante, sobre todo por la incertidumbre en el marcador y en el que lo mejor fue la entrega, el esfuerzo de los dos equipos y los dos goles en un partido de alternativas, de mucha entrega y de exigencia física.

Un punto que deja muchas lecturas; posiblemente al conjunto segoviano le sepa a poco porque tuvo ocasiones claras para haber marcado algún gol más y de alguna que otra se acordará tras el partido; al conjunto salmantino tampoco le terminará dejar del todo contento, porque supo manejar bien el choque en algunas fases, exigiendo físicamente al Unami, aunque también le faltó concretar en alguna de sus llegadas.

Comenzó bien el conjunto que entrena Antonio González. A los tres minutos de partido Laura Gómez conectó un potente lanzamiento ante el que nada pudo hacer la guardameta del conjunto salmantino. 1-0. Tenía buena pinta el choque y más todavía cuando Ro, la capitana, iba a estrellar un balón en el poste que podía haber significado el segundo.

Este buen comienzo de las segovianas obligó al técnico visitante a pedir un tiempo muerto para poner un poco más de orden en su equipo. Y lo logró porque a poco el Inter Sala tuvo más presencia en la cancha del Pedro Delgado en esos minutos. La guardameta local Esther tuvo que intervenir con acierto en dos acciones a remate de las visitantes Sara Almendra y Tamara. A los 15 minutos fue Antonio González quien pidió un tiempo muerto para trasmitir a sus jugadoras las consignas pertinentes para esos últimos cinco minutos de la primera parte. Sin embargo, cuanto todo parecía que al descanso se iba a ir con esa ventaja en el marcador, a falta de 28 segundos para el descanso se llegó el tanto del empate. Otro buen gol, de bella factura, esta vez de la jugadora visitante Clara.

Aunque la segunda parte comenzó con un Unami con decisión, fue el conjunto visitante el que iba rondando con mucho peligro la portería defendida en este periodo por Laura Hernando. Daba la impresión de que el Inter Sala tenía un punto más de fondo físico, sobre todo porque el Unami andaba más corto en las rotaciones y había que dosificar a las jugadoras. Todo lo contrario que el Inter Sala, al que los contantes cambios le permitían ese punto de frescura. Le faltó mayor definición en sus jugadas.

Pero el Unami también avisaba que no se había ido del partido y entró en ese toma y daca. Pena que no estuviera acertado ante la portera visitante Ángela, que tuvo trabajo en esa fase. Había reaccionado bien el Unami a la presión de su rival y llegaba con claridad. Fueron los mejores momentos del conjunto de Antonio González, de ahí que el técnico visitante intentara cortar el ritmo local con un tiempo muerto.

La emoción se mantuvo hasta el final, porque Clara tuvo otra clara ocasión para adelantar al Inter Sala, pero su lanzamiento salió alto. Con empate a uno y ya en el último minuto de partido llegó la expulsión de la capitana del Unami Ro. Con anterioridad había visto una cartulina amarilla (justa, por frenar el avance de una rival), pero la segunda dejó alguna que otra duda, por realizar una sustitución quedando dentro de la cancha con el peto. El conjunto segoviano tuvo que hacer otro esfuerzo más para aguantar esos últimos 60 segundos en inferioridad numérica. Finalmente, el marcador ya no se movió.