Con un punto más en un gran ambiente

Álvaro López golpea el balón en un momento del partido frente al Valdepeñas./Antonio Tanarro
Álvaro López golpea el balón en un momento del partido frente al Valdepeñas. / Antonio Tanarro

El Naturpellet Segovia sale del descenso con su empate frente al Valdepeñas en el Pedro Delgado en un partido con emoción y muchos goles

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Si al principio del partido al Naturpellet Segovia le dicen que va a marcar seis goles en el Pedro Delgado (es la primera que marca más de tres goles), no terminaría de creérselo. Posiblemente le recomendarían ir al psiquiatra. Y lo mismo para el rival. Si al Valdepeñas le dicen que va a marcar seis goles en Segovia, seguro que esbozaría una sonrisa de esas simpáticas. Y ninguno de los dos, tan necesitados, se llevó la victoria, aunque al menos al conjunto de Diego Gacimartín este punto le vale para seguir sumando y salir fuera del descenso en una clasificación muy apretada en esa zona baja.

6 Naturpellet Segovia

Thiago Soares, Álvaro López, Chus, Álex Fuentes y Álvaro Quevedo. También jugaron Edu, Raya, Antonio Diz, Julio, Iago Rodríguez y Buitre.

6 Viña Albali Valdepeñas

Mendiola, Mimi, Kike, Dani Santos y Zamo. También jugaron Juanan, Manu García, Chino, José Ruiz y Nacho Pedraza.

Fue un partido un tanto extraño. Bonito para el espectador (por cierto gran ambiente en el Pedro Delgado, con dos aficiones volcadas con sus equipos, lo mejor del partido; todo un espectáculo), con alternativas, con goles (muchos), con intensidad, con idas y venidas constantes, con mucha emoción... pero seguro que a los entrenadores no les hizo tanta gracia. Seguro que será un partido que verán en las próximas horas en un posterior análisis.

A veces tiene que ser duro para el jugador darlo todo, vaciarse y quedarse sin el premio merecido. Algo así le pasó al conjunto segoviano. Y más cuando todo lo que se ha preparado durante la semana salta echo añicos a las primeras de cambio. A los 20 segundos, el Naturpellet ya había encajado el primer gol en un lanzamiento de Dani Santos. El balón tropezó en un jugador local y Thiago se quedó sin capacidad de reaccionar. Ni en eso tiene suerte. Trató de sobreponerse el conjunto segoviano a este mazazo y lo hizo a los cinco minutos, con el tanto del empate de Edu. Vuelta a empezar, que había mucho partido por delante, aunque pocos se podían imaginar lo que les aguardaba todavía.

Pero no hay manera de tener una tarde de paz y tranquilidad. El 1-2 llegó en otro zapatazo lejano que sorprendió a Thiago. Cuando no es por una cosa, es por otra y menos mal que el guardameta estuvo acertado para sacar con el pie un remate de Dani santos. Y a partir de ahí, bienvenidos a la locura. En una salida rápida de Chino (que volvió a enfrentarse al Naturpellet; lo hizo hace unos días con el Osasuna Magna y lo hizo ayer como jugador del Valdepeñas), el conjunto visitante hizo el tercero. Y peor se puso cuando Manu García logró el cuarto a falta de cuatro minutos para el descanso. Resultaba raro que un equipo, el Naturpellet Segovia, que se había caracterizado por su mejoría defensiva, tuviera tanta desventaja en el marcador. Alguno no sabía si mirar al techo, si frotarse la cabeza...

Con esa extraña sensación parecía que se iba a llegar al descanso, pero algo cambió en un par de segundos. Es lo que tiene el fútbol sala. Buitre acortó distancias. No estaba mal para irse al descanso, pero es que en la siguiente jugada Álex Fuentes anotaba el 3-4, mejor para irse al descanso con la sensación de que el Naturpellet tenía vida. Ver para creer.

Todo quedaba pendiente para una segunda parte que se presentaba emocionante. Y lo fue en esa locura de partido. La puesta en escena del Naturpellet en esa primera fase fue mucho mejor. Chus tuvo la primera ocasión, pero su lanzamiento cruzado salió desviado. Salió con ganas. Buitre, uno de los protagonistas (y eso que no estaba al cien por cien) anotó el empate a cuatro y el capitán llevó el delirio a la grada al culminar una buena jugada personal para anotar el 5-4. De locos, aunque fueron los mejores minutos del conjunto segoviano.

Pero de nuevo, una vuelta de tuerca. Manu García ponía el empate a cinco en el luminoso y el conjunto visitante superó esa fase de desconcierto. Precisamente Manu García iba a adelantar a su equipo aprovechando un rechace de Thiago, pero aún quedaban más emociones. El Valdepeñas se quedó en inferioridad por la expulsión de Mimi (vio dos tarjetas amarillas consecutivas) y Álex Fuentes fue capaz de empatar el partido justo antes de que el rival recuperase efectivos.

Todavía quedaban ocho minutos para el final y el marcador ya no se movió. Tampoco el desarrollo del partido permitió que en los últimos instantes Diego Gacimartín pudiera arriesgar con Álvaro López como portero jugador.