Copa del Rey

Los penaltis sonríen al Deporcyl Guardo

Un momento del encuentro entre el Deporcyl Guardo y el Tres Cuñados. /José Carlos Díez
Un momento del encuentro entre el Deporcyl Guardo y el Tres Cuñados. / José Carlos Díez

Los guardenses pasan de ronda en la Copa del Rey tras eliminar al Tres Cuñados

EL NORTE Palencia

Al Deporcyl Guardo le encanta la Copa del Rey. Los guardenses siempre dan lo mejor de sí mismos en su competición favorita, esa que les ha llevado a eliminar a equipos de Primera División. Ayer, ante un pabellón lleno, los locales resistieron hasta el final, apretaron los dientes y consiguieron el ansiado pase para la siguiente ronda en una tanda de penaltis antológica.

Sobre todo porque el Tres Cuñados empezó marcando en la tanda, lo que presionaba mucho a los jugadores del Deporcyl. Pero los guardenses se rehicieron tras fallar el primero para llevarse una victoria que hizo estallar a La Bombonevera.

Pero antes de llegar ahí, el tiempo reglamentario había terminado con empate (4-4), con un gol casi sobre la bocina de Beto García, y se habían jugado dos prórrogas de tres minutos en las que los nervios por perder se impusieron a las ganas que tenían los dos equipos de llevarse la victoria y estar en la siguiente ronda de la Copa del Rey. El partido demostró que el Tres Cuñados va a ser uno de los grandes rivales del Deporcyl Guardo en la pelea por el ascenso, ya que los visitantes firmaron un gran encuentro. Pero los guardenses tuvieron más corazón, aguantaron en los malos momentos y mantuvieron la tranquilidad en la tómbola de los penaltis.

 

Fotos

Vídeos