El Naturpellet Segovia desea un dulce regreso al Pedro Delgado

Álvaro López remata a puerta ante el Jaén. /Antonio Tanarro
Álvaro López remata a puerta ante el Jaén. / Antonio Tanarro

Tras rendir a buen nivel a domicilio, los segovianos buscan ante O Parrulo sus primeros puntos como locales

LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

El Naturpellet Segovia tendrá estas próximas semanas respuesta a la pregunta del millón: ¿Cuántos equipos lucharán por la permanencia? Ese es el matiz, porque su entrenador, Diego Gacimartín, rechaza la etiqueta de 'equipos de nuestra liga' y que el O Parrulo, que este sábado visita el Pedro Delgado (18:30 horas) sea un rival propicio: «Todos los equipos de la Primera División son rivales nuestros pero hay equipos que económicamente nos triplican el presupuestos y ellos [por O Parrulo] han crecido mucho. Hay una inyección económica muy importante y eso le hace poder fichar a jugadores contrastados en Primera, con mucha experiencia, y tiene una plantilla muy compensada. Su objetivo no es ni mucho menos salvar la categoría, sino estar mucho más arriba».

Que O Parrulo, el equipo de los dos milagros -el de ascender en el 'play off' ante Elche y Antequera con factor cancha en contra y el de salvar la categoría mandando a Santiago a Segunda- esté en la pugna por el descenso no es una incógnita menor. Lejos del Naturpellet, colista con cinco puntos, queda ya el duodécimo, Zaragoza, con 12. Penúltimo y antepenúltimo -Valdepeñas y Antequera- están a tiro, con seis puntos. Entre medias quedan Cartagena y O Parrulo con nueve puntos. Si murcianos -con su presupuesto, las miras deberán ser mayores- y gallegos salen de la pugna por la permanencia, habría tres plazas de descenso para dos equipos: 66% de papeletas para perder la categoría. Cuantos más invitados a la fiesta, más boletos para la salvación.

Gacimartín insiste en que los gallegos no tienen nada que ver con el proyecto de otros años. «Antes era un equipo muy armado desde la defensa y ahora tiene mucho el balón, con grandes individualidades como Adri o Jesulito». A ello hay que añadir la presencia de un pívot como Chano que facilita la apuesta de los gallegos por el juego posicional y otros refuerzos de relumbrón como el ala Rubi. Además, entra el juego el rigor táctico de un técnico meticuloso como Diego Ríos y el espíritu luchador de una plantilla nada acostumbrada a bajar los brazos. «Es un equipo muy organizado, difícil de batir y que tiene un nivel de compromiso y de compañerismo muy alto. Se nota desde el propio repliegue defensivo, están muy bien armados táctica y físicamente».

El único equipo de la categoría que no ha ganado en su pista

Hay atenuantes, pero la estadística como local del Naturpellet Segovia es demoledora. Derrotado en sus cuatro partidos -ante Ribera, Zaragoza, Levante y Jaén- es el único equipo de Primera con cero puntos en su pista. El siguiente local con peor registro es O Parrulo, que suma cuatro puntos gracias a una victoria y a un empate. Y por Ferrol han pasado Inter o Barça. Los otros 15 equipos de la división tienen al menos una victoria.

Tras el bofetón inicial navarro y los seis nefastos minutos iniciales ante Zaragoza, los segovianos van a más. Pelearon sus dos partidos en Cuéllar y tutearon a Levante y Jaén. En ambos duelos se fueron por delante al descanso. Preocupa la cifra goleadora, apenas cinco, también el peor dato de la categoría. En los 80 minutos de fútbol sala en el Pedro Delgado, los aficionados solo han celebrado un tanto, el de Álvaro López ante Jaén. Con la confianza de cinco puntos a domicilio -el mejor dato de la zona baja- la mejora en casa supondría todo un salto.

Pese a haber estado por delante en la clasificación de las dos últimas temporadas, al Naturpellet se le ha dado bien O Parrulo. El año del ascenso cayeron el Ferrol (4-3) y no pasaron del empate en Segovia (3-3). La misma película se repitió el curso pasado. Los gallegos empataron en el Pedro Delgado (2-2) en un duelo en el que los segovianos apuraban sus opciones de jugar la Copa. En la segunda vuelta, con los segovianos salvados y los gallegos jugándose la permanencia, golearon (8-2) en su visita a Ferrol.

Además, O Parrulo es mejor visitante que local. Solamente ha perdido un encuentro a domicilio -en Palma (5-3)- y ganó hace dos semanas en la exigente pista navarra del Ribera. Completa su cosecha lejos de Galicia con dos empates ante Valdepeñas y Antequera. Las pugnas ante rivales con urgencias no son nuevas. Y, superado el ecuador de la primera vuelta, no ha demostrado ser un equipo que pueda navegar con calma sobre las minucias del descenso. El Naturpellet tiene la opción de arrastrar a una presa más a la rutina de la incertidumbre. Y de recuperar el mantra del Pedro Delgado. La permanencia exige recuperar Segovia como visita hostil.

 

Fotos

Vídeos