El Naturpellet Segovia centra su mejora en el «sacrificio defensivo»

Thiago despeja el balón ante el Jaén en el Pedro Delgado. /Antonio Tanarro
Thiago despeja el balón ante el Jaén en el Pedro Delgado. / Antonio Tanarro

Gacimartín valora la «estabilidad» lograda tras el triunfo en Murcia y pide mantener el nivel en la visita a Cartagena

LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

Espantados los fantasmas con la primera victoria de la temporada, vestida de hazaña en casa de ElPozo Murcia (2-3), el Naturpellet Segovia vive unos días dulces. «Ha sido una semana más tranquila y diferente, no en cuanto al trabajo sino a nivel de motivación e intención. Se ve mucha más alegría. Ganar allí es muy complicado y conseguirlo te da esa estabilidad que buscábamos», apuntó ayer su entrenador, Diego Gacimartín, que aceptó la etiqueta de partido perfecto. «Sabíamos que nuestra dinámica no era positiva en cuanto a resultados pero sí en cuanto a actitud y comportamiento. Es de esos partidos en los que sabes que te tiene que salir a ti todo, tener muy pocos errores y que el rival no tenga un buen día. Y ElPozo no tuvo un buen día, pero también condicionado seguramente por nosotros».

Tras repasar el vídeo, Gacimartín apuntó la clave de cara a los próximo partidos -el domingo en Cartagena y la próxima semana en Palma, líder- en la rueda de prensa celebrada en el Pedro Delgado. «Hubo errores que los hemos tenido otros días de la competición, pero se ha suplido muchísimo con ese compromiso defensivo. Ese sacrificio fue determinante. Fue un partido con las ideas muy claras y ojalá esa claridad la tengamos en los próximos partidos». El progreso es rédito de la mejora defensiva de un conjunto que encajó 19 goles en los tres primeros partidos y que solo ha recibido siete en los tres últimos. «Intentamos modificar la defensa, no por las goleadas en sí sino por las ocasiones que nos creaban. El equipo sabe ahora que si un jugador es desbordado, enseguida va a llegar una ayuda». Un progreso con beneficio ofensivo. «Tenemos muy claro que desde esa posición podemos hacer mucho daño, no solo en el contraataque, sino en subir la ayuda defensiva. En Murcia sorprendió y cada vez vamos asimilando mejor en qué momento tenemos que apretar».

Sin grandes alardes, la finalización fue también crucial en el primer partido de la temporada donde los segovianos marcaban más de dos goles. «Competimos con las ideas muy claras en ataque. Es de esos partidos que tienes que aprovechar las ocasiones que tengas. No generamos muchas, pero estuvimos más acertados». Y de allí salieron nuevos recursos tácticos a exprimir. «Liberamos un poco más a Chus y eso nos va a dar otras cosas, no porque meta goles sino porque vamos a tener más tiro exterior y llegada. Acertamos en esos momentos en que el equipo estaba peor. Hemos generado menos ocasiones que el día de Jaén, pero hemos tenido mayor botín. Y manejar el marcador fue también importante».

Superado el ecuador de la primera vuelta, el Naturpellet solo sabe sumar a domicilio, el origen de los cuatro puntos que le mantienen en penúltima plaza. ¿Está el grupo más cómodo fuera de casa? «Jugar contra equipos que tienen la obligación de ganar hace que nosotros estemos más tranquilos. En Murcia teníamos claro que cuanto más tiempo pasara con el marcador ajustado, eso corría a nuestro favor. Nosotros también queremos jugar aquí en el Pedro Delgado y hasta que llegue O Parrulo -24 de noviembre- mejor sumar fuera. Vamos a ver si volvemos pronto a casa y cogemos esa rutina porque es necesaria».

«La paciencia que tenemos con Pedro es la que debe tener él para jugar»

Gacimartín desgranó la situación de Pedro, uno de los jugadores con mayor cartel de la joven plantilla segoviana que, al menos en este tramo inicial de la competición, no está disfrutando de los minutos de juego esperados. El entrenador repasó su proceso de adaptación. «El cambio es importante, viene de una liga totalmente diferente a la nuestra, con un nivel de trabajo distinto. Ahora está empezando a trabajar, tiene 19 años y es un chico muy joven. Tiene una calidad de ataque muy buena, pero defensivamente todavía le falta».

El técnico, que apenas le ha dado minutos esporádicos en los últimos encuentros y que no le ha confiado aún relevos más largos, valoró de todas formas sus progresos en las últimas semanas. «Es verdad que está mucho mejor que al principio. Es un jugador de futuro y vamos a ver cómo va evolucionando». El mensaje para su pupilo es claro: «La paciencia que nosotros tengamos con él es la que debe tener también él para jugar. Querrá un minuto, luego dos y luego cinco, pero se gana en el día a día y en el trabajo de los compañeros. Está trabajando para ello y tiene que seguir en esa dinámica y ponerlo difícil porque eso sería bueno para el equipo». La paciencia para que el talentoso ala brasileño logre canalizarlo a través de la disciplina exigida por su técnico.

El entrenador dibujó una Primera División con más alternancia a Inter, Pozo y Barcelona, pero también mayor distanciamiento de esa boyante clase media respecto a los clubes más modestos que, como los segovianos, pelean por la permanencia. «Ahora sí que cada partido que pasa son ocho equipos, que tienen estructuras de fútbol detrás o un trabajo importante, y los demás estamos ahí para lucharlo».

Gacimartín explica el buen estado de Thiago por la competencia diaria en la portería tras las conversaciones del cuerpo técnico con ambos. «Eso les hizo ver las cosas de otra manera. Ahora Thiago está en un buen momento y Alberto se lo está poniendo también difícil. Llevamos unos partidos en los que Thiago ha encontrado su sitio, pero eso no quiere decir que sea siempre así. La competencia que hay entre los dos es buenísima para nosotros. Thiago paró muy bien en Murcia, pero el equipo no concedió tanto como en otros partidos. Cada uno cumplió con su papel».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos