Miembros del Naturpellet Segovia barajan la creación de un nuevo club

Imagen de la presentación de la cantera del Naturpellet Segovia en fechas pasadas./Antonio de Torre
Imagen de la presentación de la cantera del Naturpellet Segovia en fechas pasadas. / Antonio de Torre

Tendría equipos provinciales desde categoría prebenjamín a cadete

QUIQUE YUSTESegovia

Los directivos y miembros del Naturpellet Segovia aún mantienen una mínima esperanza de que el club pueda salir adelante la próxima temporada, pero el peso de la dura realidad hace que ya se empiecen a barajar alternativas a una probable desaparición de la entidad blanquirroja durante las próximas semanas. Entre las opciones que se manejan figura la creación de un nuevo club deportivo con el que dar continuidad al trabajo que se realiza con los equipos de la cantera.

Sin interés del Segosala

Las dudas sobre el futuro del Naturpellet Segovia han situado al Segosala en la mirada de muchos aficionados. Pero el club presidido por Daniel Ibañes, con más de 200 jugadores en su cantera y un equipo en Tercera División, no contempla asumir la gestión del principal club de fútbol sala de la provincia. «Con deudas no existe ninguna posibilidad», afirma Daniel Ibañes sobre las opciones reales de que el Segosala asuma la estructura del Naturpellet Segovia, con o sin equipo en Primera o Segunda División. Pero los problemas económicos de la entidad blanquirroja no son el único impedimento que hacen que el Segosala ni siquiera se plantee la opción. También la falta de falta de entrenadores del club presidido por Daniel Ibañes y su intención de no renunciar a su filosofía (sus equipos son dirigidos por entrenadores titulados) hacen que el club no quiera asumir más equipos de los que pueda gestionar. De hecho, a lo largo de la temporada ha habido algún equipo del Naturpellet Segovia que ha sondeado la posibilidad de integrarse a partir de la próxima campaña en la estructura del Segosala.

Además, el actual director de la cantera del Segosala, Carlos Muñoz, no seguirá la próxima temporada en el club tras tres años de trabajo al frente de las categorías inferiores. Por último, tampoco está previsto que el club presidido por Daniel Ibañes afronte este verano un ascenso de su primer equipo a Segunda División B.

Con cerca de 180 jugadores repartidos en quince equipos (entre los que se encuentra un cadete regional y un División de Honor Juvenil que acaba de proclamarse campeón de Castilla y León por cuarto año consecutivo), el futuro de la cantera del Naturpellet Segovia es una de las grandes incógnitas generadas por la difícil situación del club. «Tienen que competir hasta mayo. En las reuniones para tratar este asunto he estado fuera y de momento es un asunto que no he tocado», afirmaba el presidente en funciones del club, José Luis Herrero, durante una entrevista con El Norte de Castilla el pasado jueves.

En esas reuniones a las que Herrero hacía referencia, algunos miembros del club segoviano ya han puesto encima de la mesa la posible creación de una nueva organización deportiva que, en principio, tendría equipos que competirían en ligas provinciales desde categoría prebenjamín hasta cadete. La idea cuenta con el visto bueno de la mayoría de padres de los deportistas de la cantera, quienes fueron informados hace escasos días de la alternativa. La creación de un nuevo club para la cantera también es bien vista por parte de la actual directiva del Naturpellet Segovia, siendo la actual administrativa del club una de las principales impulsoras de la idea.

Mediados de abril es una fecha en la que los clubes deportivos comienzan a preparar la siguiente temporada con una previsión del número de jugadores, entrenadores, monitores y equipos que pueden tener durante la siguiente campaña. Por ello, es habitual que durante las últimas semanas de competición (concluye en mayo para la mayoría de los equipos) comience el periodo de inscripción para la temporada que está por venir. Sin embargo, la incertidumbre que existe alrededor del Naturpellet Segovia hace que el futuro de los deportistas de su cantera también sea incierto, circunstancia que se espera clarificar este mismo mes. Y es que en las reuniones mantenidas con los padres se acordó esperar hasta el final de abril -y de la Liga para el equipo de Primera División- como fecha en la que empezar a concretar la creación del nuevo club, una vez se tiene el compromiso por parte de los jugadores de la cantera de formar parte de una hipotética nueva estructura deportiva.

La permanencia en Primera División del equipo de Diego Gacimartín sigue siendo una de las esperanzas (prácticamente la única) de supervivencia del Naturpellet Segovia. En el club se considera que la continuidad del primer equipo en la máxima categoría del fútbol sala nacional es el principal atractivo que pueden tener para que llegue una persona (o personas) dispuesta a asumir la gestión del club y conseguir los recursos económicos suficientes para su viabilidad.

Así, a partir del próximo día 29 se decidirá definitivamente que camino seguir: intentar mantener la cantera del Segovia Futsal o crear una nueva estructura deportiva con la que partir de cero. A día de hoy, es la segunda opción la más probable y de hecho ya se han planteado posibles denominaciones para el nuevo club, entre las que se encuentra La Escuela, nombre con el que durante muchos años se conoció a la cantera del Caja Segovia.

La creación de un nuevo club deportivo en lugar de apostar por mantener la estructura del Segovia Futsal, incluso sin un equipo en Primera o Segunda División, obedece a la intención de crear una organización que no se vea lastrada por las deudas que arrastra la entidad blanquirroja. Se trata, por lo tanto, de una fórmula ya conocida por el aficionado al fútbol sala en Segovia. En 2013, con la desaparición del Caja Segovia, la junta directiva del histórico conjunto segoviano, presidida por Rafael Encinas, optó por crear un nuevo club -aunque con la misma directiva- que recogiese el testigo de un equipo que venía de alcanzar las semifinales en la Liga Nacional de Fútbol Sala (perdió en el tercer partido frente al Barcelona).

Según la versión del propio club, el Segovia Futsal fue creado a las 20:30 horas del 15 de enero de 2013, a pesar de que por aquel entonces se mantenía un discurso optimista acerca de la llegada de un nuevo patrocinador que permitiría la continuidad en Primera del Caja, pensamiento que se mantuvo entre la afición segoviana hasta los primeros días de julio, cuando se anunció la renuncia del Caja Segovia a competir en Primera División. Fue en días posteriores cuando se dio a conocer por primera vez la existencia de Segovia Futsal, un club que nació, según su propia web, del trabajo «por crear una estructura de deporte base que genere equipos de categorías inferiores que puedan competir a nivel local y provincial, con la aspiración e ilusión de conseguir sacar adelante un primer equipo referencia». Una aspiración que llegó el mismo verano de 2013 con la oportunidad de competir en Segunda División. Precisamente, esa alternativa -el competir en la división de plata del fútbol sala nacional- es algo que tampoco se descarta la próxima temporada, independientemente de si el equipo de Diego Gacimartín consigue la permanencia en Primera.