«Mantenemos la misma mentalidad, hay que ir a Valdepeñas a ganar»

Diego Gacimartín comenta una jugada del último partido frente a Osasuna./Antonio de Torre
Diego Gacimartín comenta una jugada del último partido frente a Osasuna. / Antonio de Torre

Diego Gacimartín, técnico del Naturpellet Segovia, lamenta no haber podido dedicar la última victoria a su afición, aunque asegura que las sensaciones «son buenas»

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Pasara lo que pasara en el partido frente a Osasuna Magna ya sabía El Naturpellet Segovia que se iba a tener que jugar la permanencia en Valdepeñas. Otra cosa es que al ser el último partido de la temporada (y quién sabe si también en la categoría), ante su afición, el conjunto que entrena Diego Gacimartín quisiera despedirse a lo grande, con una victoria. Y es que de las cuatro victorias que tiene en su casillero el conjunto segoviano solo una, la que sumó frente al Jimbee Cartagena (5-1) ha sido en el Pedro Delgado. Las otras tres han sido como visitantes.

«La sensación es positiva porque conseguir empatar ante un equipo como el Osasuna Magna, es que no se puede pedir más a los jugadores. Sin rotaciones, desde el punto de vista defensivo en el portero-jugador y con Álvaro, que es el que defiende ese pico, tocado... Son muchos detalles y con una plantilla corta hemos manejado lo que hemos podido, pero al final Osasuna tuvo más profundidad y calidad en la definición, es así», valoró el técnico segoviano tras el partido.

Una vez más, el equipo tiró de orgullo, de ganas, casta «para intentar dejar en el último partido de la competición con un buen sabor de boca a la gente, por nosotros mismos, por nuestras familias, por la gente que está en el día a día... queríamos que la gente se fuera contenta y tal y como se puso te da más rabia porque lo tuvimos muy cerca. Esa es la pena. Ahora en caliente te da más rabia, no es que un punto no valga, pero sí que es verdad que las sensaciones que tenemos de leer bien muchas fases del partido contra Osasuna nos van a venir bien para el encuentro frente al Valdepeñas», dijo Diego Gacimartín, que ya prepara el decisivo encuentro del sábado (18:30 horas, ya con horario unificado en la última jornada).

«Creo que en la primera parte, en los primeros minutos, ha empezado mejor Osasuna Magna que nosotros, no estábamos a gusto, nos costaba mucho tener el balón, durante todo el partido porque es un equipo que aprieta bien, que dificulta mucho el juego en salida. Hemos tenido nuestras opciones, con el marcador a favor con 2-1 hemos creído que se podía conseguir pero ya sabíamos que el final iba a ser muy duro porque nos faltaban rotaciones, es una pena que hayamos desperdiciado dos goles de ventaja (4-2), es una pena porque el equipo lo merecía y es que más no se puede pedir. Si hubiéramos estado un poco más frescos físicamente, también hubiéramos estado más frescos mentalmente porque nos estaba costando ajustar cuando nos saltaban de línea», dijo.

Con el BeSoccer UMA Antequera ya en Segunda División, la cuestión es saber qué equipo le acompañará la próxima temporada. El que ocupa esa plaza es el Naturpellet (18 puntos), uno menos que si rival, el Viña Albali Valdepeñas (con 19 puntos). Ya no habrá más oportunidades. Es la última bala, así que habrá que afinar la puntería.

Tampoco hará falta volverse locos con las cuentas, ni estar pendiente de lo que hagan otros equipos. El único resultado válido para el conjunto segoviano es la victoria. Será importante la gestión de las sensaciones en este último partido de Liga. «Si hubiéramos ganado, tal y como se puso el partido, lógicamente la presión para ellos hubiera sido mayor. Ya de por sí creo que la tienen ellos; aunque no estén obligados a ganar y el empate les valga, es que llevan una racha un tanto negativa, ya de por sí con todo lo que les rodean, creo que la presión es para ellos. Pero eso da igual; nosotros tenemos que ir a ganar; la misma mentalidad que teníamos hace 15, 20 días, la seguimos manteniendo, así que habrá que lucharlo», comentó.

Tampoco ha sido un mal final. La afición premió el esfuerzo de los jugadores con una cerrada ovación al término del partido, mientras los jugadores daban la vuelta al pabellón. «Si al final es el último partido... Lo habíamos hablado antes de salir, que teníamos intentar ofrecer una buena imagen porque no sabemos lo que puede pasar en el futuro. Es una pena que al final no hayamos podido dedicar esa victoria, pero bueno, las sensaciones no han sido malas. Para mí han sido positivas porque no olvidemos que hemos competido frente a un equipo que está luchando por ser tercero en la clasificación».

El técnico también tuvo palabras para el joven Monir. «Lleva tiempo trabajando con nosotros, es un jugador muy atrevido, tiene mucho desparpajo, no le quema el balón en situaciones de uno contra uno... lo que tenemos que hacer es intentar hacerle entender el momento de ese uno contra uno y defensivamente le faltan cosas, pero está trabajando para adaptarse... Estamos hablando del salto de un chaval de 17 años a un Primera División. Ha tenido un porcentaje de minutos bastante alto y además con una participación decisiva en ese empate a uno. Que siga en esa línea», añadió Diego Gacimartín.