La ley del más fuerte

Edu remata a portería durante el partido ante el FC Barcelona./Antonio de Torre
Edu remata a portería durante el partido ante el FC Barcelona. / Antonio de Torre

El Naturpellet Segovia, que aguantó bien defensivamente durante 30 minutos, cedió en el Pedro Delgado ante la pegada del FC Barcelona

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Lo que queda es el resultado final. Y al igual que sucedió el año pasado ganó el FC Barcelona. Nada que salga de lo que uno podía pensar antes del partido. Un equipazo, una gran plantilla, grandes jugadores... Lo esperado en circunstancias normales. Y nada que ver con la locura de partido de la pasada temporada. No se vieron tantos goles, puede que el espectáculo no fuera el mismo. Tampoco lo son los equipos. «Yo soy yo y mi circunstancia», que diría el filósofo español Ortega y Gasset.

2 Naturpellet Segovia

Alberto, Raya, Álvaro López, Chus y Álex Fuentes. También jugaron Nico Rolón, Edu, Antonio Diz, Álvaro Quevedo, Iago Rodríguez y Buitre.

5 FC Barcelona Lassa

Juanjo, Aicardo, Dyego, Joselito y Ferrao. También jugaron Roger, Leo Santana, Boyis, Adolfo, Sergio Lozano y Arthur.

No lo hizo mal el Naturpellet Segovia, en una primera parte más igualada, basada sobre todo en el trabajo defensivo del conjunto segoviano ante un Barcelona que tampoco es que se volviera loco, aunque tuvo ocasiones para haber desnivelado el partido a su favor. Sabía que tarde o temprano iba a llegar su momento y llegó en la segunda parte. En un par de minutos fue capaz de decidir con su pegada. Por algo es el equipo más realizador de la Primera División. El conjunto de Diego Gacimartín apenas llevó peligro a las inmediaciones de Juanjo salvo en contadas ocasiones. Eso sí, su trabajo en defensa volvió a ser de lo más destacado.

Finalmente el guardameta Alberto fue de la partida inicial. Y salvo un susto que dio cuando quedó tendido en la cancha doliéndose de su rodilla, cumplió con creces, sobre todo parando los primeros ataques del conjunto catalán, que tuvieron a Ferrao como protagonista. Suyos fueron los primeros lanzamientos, a los que respondió con acierto el guardameta segoviano. Cuantos recursos tiene el brasileño. Rapidez, giro, lanzamiento... Más que McGiver, el protagonista de aquella serie televisiva en la que siempre resolvía todos los problemas usando sus conocimientos y los elementos más simples. Siempre con éxito.

Por parte del conjunto segoviano, un tiro de Álvaro Quevedo y un lanzamiento lejano de Chus sin problemas, y poco más, aunque la ocasión más clara fue para el conjunto visitante, en un remate de Leo Santana que se marchó desviado en la primera jugada trenzada del Barcelona. Más trabajo tenía Alberto, que sacó una buena pierna a lanzamiento de Sergio Lozano, mientras Nico Rolón, que ha estado mucho tiempo ausente de las canchas por una lesión, recibía los aplausos de la afición en el momento en el que Diego Gacimartín le puso en la cancha. Eso fue en la primera parte. En la segunda, ya no jugó más. Paciencia.

En esa fase del encuentro, el conjunto catalán subió un poco más la intensidad de su presión, más arriba, con un claro protagonista en el juego 3-1 de los visitantes, Ferrao, que con espacios tiene más peligro que un león en ayunas. Tuvo un interesante duelo con Raya, el cierre del Naturpellet. Fue de lo más destacado del partido, aunque al final el jugador del conjunto segoviano tuviera que recibir varios puntos de sutura como consecuencia de un golpe, ya en la segunda parte.

No marcó Ferrao, pero sí lo hizo Joselito para adelantar al Barcelona en una fase del partido en la que el conjunto catalán se encontró algo más cómodo, aunque ninguno de los dos equipos parecía disconforme con el desarrollo del encuentro. Al Naturpellet, porque seguía metido en el partido, y a los catalanes porque controlaban la situación, no pasaban apuros y marchaban por delante. Sin embargo, poco antes de llegar al descanso el Naturpellet llegó a empatar el encuentro gracias a un gol de Edu. Puede que su lanzamiento no fuera de lo más estético, pero sí efectivo, para alegría de los aficionados.

En los últimos segundos de esa primera parte, Alberto dio el susto, apenas quedaba un minuto para llegar al descanso, y a falta de nueve segundos, Andreu Plaza pidió un tiempo muerto para la última jugada de estrategia. Con empate a uno se llegó al descanso. No tenía tan mala pinta en una primera parte sobre todo muy estratégica.

Dyego puso a prueba al guardameta Alberto en el comienzo de la segunda parte. El conjunto segoviano seguía concentrado, muy serio en defensa, aunque un error le penalizó y de nuevo Joselito adelantó al conjunto catalán. La clave estuvo en el minuto 31. Aicardo, con un lejano y potente lanzamiento, sorprendió a Alberto y puso el 1-3 en el marcador. Ese gol hizo mucho daño al conjunto segoviano. Un minuto después, Dyego logró el 1-4 y un minuto después Sergio Lozano conseguía el 1-5.

A cinco minutos para el final, Diego Gacimartín optó por jugar de cinco, con Álvaro López como portero-jugador y en una jugada de lucha, el conjunto segoviano iba a lograr marcar por medio de Álex Fuentes. El propio jugador hizo lucirse a Juanjo poco después, pero el FC Barcelona no se puso nervioso. Es un equipo que sabe bien lo que hace, tampoco es una novedad. Al Naturpellet Segovia le queda el consuelo de haber competido, pero ya es pasado, y ahora tiene que centrarse en lo que se le viene encima.