Un final de lo más triste

El guardameta Alberto se dispone a sacar el balón./Antonio de Torre
El guardameta Alberto se dispone a sacar el balón. / Antonio de Torre

El Naturpellet Segovia, que igualó un marcador de 0-2 , perdió el partido frente al Peñíscola en los últimos segundos

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Pena; tristeza, pesar, amargura, dolor... La lista puede ser larga, pero es el sentimiento que quedó tras la derrota del Naturpellet Segovia. Ya no es cuestión de volver a estar en zona de descenso; ni seguir sin ganar en el Pedro Delgado; es la forma en la que llegó la derrota frente al Peñíscola después de haber hecho, con mucho esfuerzo, con mucho trabajo (otro gran partido defensivo), lo más difícil, que era empatar el encuentro a falta de pocos segundos para el final. Qué se le va a hacer. Por mucha resignación que quede, ese malestar no se esfuma en un tiempo. Y fue una pena también por la afición, que se enganchó al partido, sin dejar de animar al equipo con los clásicos gritos de «Sí se puede». Estuvo cerca.

2 Naturpellet Segovia

Alberto, Raya, Edu, Chus y Álvaro López. También jugaron Antonio Diz, Álex Fuentes, Julio, Iago Rodríguez y Buitre.

3 Peñíscola RehabMedic

Molina, Dani Montes, Xavi Cols, Raúl Gómez y Rubén Orzáez. También jugaron Iván Rumbo, Hugo Bernárdez, Gava, Claudino y Jaime Peiró.

goles:
0-1, min. 28, Dani Montes de fuerte lanzamiento de falta. 0-2, min. 31, Claudino. 1-2, min. 36, Chus. 2-2, min. 39, Antonio Diz. 2-3, min. 40, Rubén Orzáez.

Da la sensación de que los rivales esperan los fallos de un equipo que comete muchos pecados de juventud, aunque se aplique y se esfuerce. El Peñíscola, con un juego directo, supo sacar partido a esa situación. Tras una primera parte equilibrada, que terminó con empate sin goles, el conjunto de Juanlu Alonso se puso con un 0-2 en el marcador. Primero se aprovechó de un error en media pista que le costó poco después la expulsión de Álvaro López (vio la segunda amarilla). El jugador no tuvo más remedio que hacer una falta sobre un contrario. Y de esa falta nació el primer gol del rival, tras un fuerte lanzamiento de Dani Montes. Álvaro López es un jugador importante en los planteamientos de Diego Gacimartín, por su forma de leer los partidos. Su pérdida se dejó notar porque poco después, en otra concesión de los locales, llegó el segundo tras una contra bien ejecutada por Claudino. Todo parecía ya sentenciado a falta de cuatro minutos para el final.

¿Todo? No. Error. Diego Gacimartín decidió apostar por el portero-jugador con Chus (no estaba Álvaro López) y salió bien porque el jugador del Naturpellet logró un golazo de bandera para acortar distancias. Todo corazón y pundonor, el conjunto de Diego Gacimartín creyó en sus posibilidades y Antonio Diz logró marcar el empate faltando un minuto para el final.

Pero el destino, cruel en ocasiones, todavía tenía otra sorpresa preparada. En la siguiente acción fue Juanlu Alonso el que sacó portero-jugador y en otra acción desafortunada defensivamente, Rubén Orzáez marcó el tanto de la victoria, casi ya sin tiempo para la reacción, dejando con las ganas al conjunto segoviano, que casi le vuelve a dar un disgusto al Peñíscola. No se le habían dado mal los anteriores enfrentamientos al conjunto segoviano y casi vuelve a lograr algo positivo que a estas alturas y con la necesidad que tiene, hubiera sido bien recibido hasta el empate.

De inicio, Diego Gacimartín apostó por mantener a Alberto en la portería por en el quinteto inicial y tanto el guardameta como sus compañeros se aplicaron en una primera parte marcada por la buena actitud defensiva. Primeros minutos sin mayores sobresaltos, para ninguno. En la línea, con buena defensa, bien en la presión, sin dejar que el Peñíscola elaborara su juego, optando más por el juego directo.

Es verdad que tampoco es que Molina tuviera mucho trabajo (aunque cuando lo tuvo fue providencial), pero el conjunto de Diego Gacimartín volvió a realizar un buen trabajo colectivo, que fue reconocido con aplausos desde la grada. No generaba mucho peligro, pero contenía bien a su rival que se veía obligado a los saques en largo de su portero Molina. La ocasión más clara fue para Hugo Bernárdez a falta de cinco minutos para el final de la primera parte, pero entre Alberto y el poste desbarataron la ocasión. La primera clara para el conjunto segoviano fue casi en el minuto 17 y ahí sí que apareció Molina para salvar un remate de Álex Fuentes.

Subió un punto más la presión Peñíscola en esa recta final de la primera parte, pero el Naturpellet se mostraba serio en defensa. Buitre puso a prueba a Molina en el último segundo, pero el partido se fue al descanso con empate a cero en el marcador. Todo abierto para una segunda parte emocionante, en la que se marcaron los cinco goles.

Salió con ganas Naturpellet y suya fue la primera acción ofensiva de la segunda parte. Poco después Molina salvó el disparo de Álvaro López. Edu, a la media vuelta volvió a toparse con el portero visitante; Alberto también estaba acertado en la otra portería... Estaba el partido más abierto, aunque seguía sin moverse el marcador y mira que es raro en el fútbol sala. Alberto estuvo providencial sacando primero una mano prodigiosa y salvando poco después otro remate del Peñíscola. Por parte segoviana, Julio mandó un balón al poste; Raya casi rompió el larguero de la portería... Hasta que llegó el gol de falta de Dani Montes. Después, Claudino hizo el 0-2 y cuando parecía que estaba todo perdido, reaccionó el conjunto segoviano, con fe, empatando a dos. Lástima que todo quedara empañado por esa última jugada. Lástima...

 

Fotos

Vídeos