Equipados para la ilusión

Integrantes del equipo del Amanecer posan con las nuevas equipaciones en el exterior de la sede de la Asociación./El Norte
Integrantes del equipo del Amanecer posan con las nuevas equipaciones en el exterior de la sede de la Asociación. / El Norte

El Amanecer FC tiene un motivo más para sentir los colores de su equipo con el estreno de las nuevas indumentarias

El Norte
EL NORTESegovia

Hasta la fecha, el equipo del Amanecer FC había jugado con una vestimenta donada por otros equipos. Ahora ya tiene su propia equipación. De hecho, tiene dos: una blanca y otra azul, además de una sudadera que les ha regalado Mundo Laboral.

Un paso más. Tras cuatro años de trabajo, el Amanecer FC ya es un equipo con letras mayúsculas. Sus 15 integrantes han aprendido a coordinarse, a no retener el balón y a comunicarse solo con la mirada. «Lo más importante es que estamos consiguiendo que todos y cada uno de los jugadores encuentren su sitio en Amanecer FC», comenta Sergio Santo Domingo, su entrenador.

Para estos jugadores de fútbol sala, la clave está en el compañerismo. «Lo mejor del equipo somos todos», resume Ángel Lotero, uno de los más veteranos del equipo. Actualmente está lesionado, pero vuelca toda su energía en animar a sus compañeros en cada partido que disputa el Amanecer FC dentro de la Liga Mentegoles, competición organizada por la Federación Salud Mental Castilla y León. Lotero explica que en el equipo, formado por mujeres y hombres con una media de edad muy elevada, «cada uno tiene sus problemas» pero que «si uno no puede correr, corren los otros». Y así sucede con todo lo demás.

Todos encuentran muy positivo que el equipo sea mixto. Sonia Gómez, que lleva dos años en el equipo, explica que disfruta tanto jugando como viendo jugar, y que el partido solo es una parte más de la experiencia, porque tras las competiciones de Mentegoles, los rivales dentro del terreno de juego se juntan para compartir el resto de la jornada y así han hecho muchas amistades.

Para Mario Zatarain, uno de los últimos fichajes y de los más jóvenes, jugar en este equipo ha sido toda una revelación «porque las personas que están aquí se fijan mucho más en el sentir del corazón que en la mente» y está aprendiendo mucho de ellos. A nivel físico, también ha notado alguna que otra diferencia. «Como corro mucho hay más contacto físico y me llevo muchos golpes en las espinillas», bromea. Destaca la complicidad que ha adquirido en tan poco tiempo con sus compañeros. «Miro al portero de reojo y ya sabe que voy a correr». Y pese a ser de los que corren, disfruta mucho manteniendo los ánimos de los jugadores bien altos. «Me gusta animarles y alegrarles… así yo también me animo. Ahora veo que confían más en sí mismos».

Fabián Otones es técnico en actividades físico-deportivas en prácticas. Es la primera vez que trabaja con personas con problemas de salud mental y dice que le aporta mucha satisfacción personal entrenar con este grupo, en el que ha percibido mejoras. «Ya se colocan mejor, se pasan el balón, se apoyan entre ellos y se animan mucho. Son un buen equipo y están preparados para ganar partidos».

Alberto Arranz, el capitán, no tiene dudas de que «aspiraremos a más porque aún falta experiencia» pero asegura que «con el tiempo se ven los resultados».

Confianza, compañerismo e ilusión son algunas de las palabras más repetidas por estos jugadores que gracias al patrocinio de diferentes firmas comerciales, ahora tienen una razón más para sentir los colores de su equipo.

A cuatro encuentros del final de la liga, la emoción está servida. El equipo ya tiene lo más importante; ha conseguido la unión, la confianza y ahora la equipación que se merece;un cambio que les ha motivado. Y de cara a la próxima temporada, los jugadores del Amanecer esperan hacer disfrutar a su afición y que se anime más gente a entrar en el equipo, especialmente los jóvenes. La recompensa, mucho más que una victoria.