Un derbi en el primer desplazamiento

Davicillo, del Mariano Rico, durante un anterior partido./J. A. N.
Davicillo, del Mariano Rico, durante un anterior partido. / J. A. N.

El FS Mariano Rico Cuéllar juega en la difícil cancha del Juventud del Círculo de Burgos

J. A. N.Cuéllar

El FS Mariano Rico Cuéllar afronta este sábado (18:30 horas) la segunda jornada de liga con el primer desplazamiento de la temporada para visitar la cancha del BigMat Fontecha Juventud del Círculo de Burgos. Primer derbi regional de la temporada que medirá a burgaleses y cuellaranos. Los de Natalia Maroto afrontan el desplazamiento más cercano de la temporada con la intención de resarcirse de la dolorosa derrota sobre la bocina de la jornada inaugural, aunque no será una empresa sencilla ya que el Polideportivo Círculo siempre es una pista muy compleja.

El Juventud también busca sus primeros puntos al caer en la primera jornada por 6-0 en Ibarra ante uno de los favoritos. A pesar de haber sufrido alguna baja importante, Raúl Zamora mantiene a gran parte del bloque de las últimas campañas, al que ha incorporado jugadores procedentes del Amistad que dejan su etapa juvenil para sustituir las bajas e ir rejuveneciendo la plantilla. Es un conjunto muy bien trabajado que no le pierde la cara al choque en ningún momento, vaya como vaya el marcador. Su gran fortaleza es el bloque aunque tiene varias individualidades que dan un plus.

Cuando juega ante su afición es un equipo que se crece y da el doscientos por cien, convirtiendo su pabellón en un baluarte difícil de conquistar. Practica una defensa zonal que siempre se le atraganta a los cuellaranos aunque en su campo también presiona la salida de balón. En ataque suelen buscar el juego con el pívot aunque también es un equipo capaz de elaborar las jugadas y con una estrategia bien trabajada.

El FS Mariano Rico buscará inaugurar su casillero de puntos después de la derrota sobre la bocina ante Otxartabe, en una cancha que tradicionalmente se le atraganta. Los cuellaranos afrontan con ganas este complicado desplazamiento, sabiendo lo difícil que es sumar como visitante, pero también saben que si son capaces de hacer las cosas bien y llevar el encuentro a su terreno tienen muchas posibilidades de sacar algo positivo. Este partido será muy distinto al de la primera jornada puesto que el Juventud plantea otra forma de juego. Será un choque parejo y de mucha brega en el que el Mariano Rico tendrá que hacer las cosas muy bien en defensa y aprovechar las ocasiones que se generen en ataque porque los burgaleses aprovechan el mínimo error para hacer daño.

Para este partido Natalia Maroto recupera a Cano, Dani y David aunque contará con las bajas de Chuqui, por temas particulares y de Piti y Lulas lesionados.