Centrados en el último partido de la temporada en el Pedro Delgado

Antonio Diz, junto a su entrenador Diego Gacimartín, se prepara para un cambio./Antonio de Torre
Antonio Diz, junto a su entrenador Diego Gacimartín, se prepara para un cambio. / Antonio de Torre

Antonio Diz y el técnico Diego Gacimartín recalcan la intención que tiene el equipo de lograr la salvación y analizan la dificultad del próximo partido frente a Osasuna Magna

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Dentro de las numerosas procesiones de estos días de Semana Santa hay una que no aparece en las agendas del día. Es la procesión que va por dentro, una frase proverbial que se aplica a la persona que se encuentra en una situación difícil pero disimula o no exterioriza el sufrimiento que está padeciendo. Y vaya si es un sufrimiento la temporada del Naturpellet Segovia, sobre todo económicamente porque deportivamente la plantilla se aferra a sus opciones de dejar al equipo en Primera División. Es ahora mismo en lo que prefieren centrarse, tomando como referencia el partido del sábado en el Pedro Delgado frente al Osasuna Magna. La situación, como se sabe es más que complicada, «pero no soy uno de los capitanes y no me corresponde a mí hablar de estos temas», comentó el jugador Antonio Diz.

Vienen de un parón en la competición. «Cada uno lo ha afrontado como haya podido. Las circunstancias individuales en el apartado económico pueden afectar de una manera o de otra. Está claro que el que tenga más dificultades va a ser más difícil que desconecte. Pero a nivel deportivo, estar con los nuestros, nos ha venido bien para recargar las pilas, venir con nuevos aires e intentar en estas dos semanas que quedan sacar los puntos necesarios para conseguir el objetivo, que no es otro que la salvación», dijo.

El gallego resaltó la corriente de simpatía hacia la plantilla en estos últimos días. «Hemos recibido muchas muestras de apoyo por parte de muchos sectores de la afición, por no decir casi todos. La marcha del otro día ha sido una muestra más de ese apoyo que estamos recibiendo y que para nosotros son muy importantes porque al final, porque cuando estás pasando por estas dificultades cualquier tipo de ayuda que venga es bienvenida».

Y lo que toca ahora es hablar del partido frente al Osasuna Magna. «Un equipo que como ha ya dicho el míster es un rival súper completo; aparte de una plantilla muy completa tiene jugadores que son capaces de hacer gol en cualquier situación de juego, como Rafa Usín... Jugadores muy verticales que como te despistes son capaces de hacer un gol», añadió. ¿Dónde puede estar la clave? «En hacer un partido muy bueno defensivamente, intentar aprovechar las ocasiones que tengamos y sacar los tres puntos», dijo.

Aunque se centren en el partido del sábado es inevitable pensar en la última jornada frente al Valdepeñas. «Es deporte y pueden ocurrir muchas cosas antes de ese partido, pero lo más normal es que la última jornada sea decisiva. Es normal que un poquito tengamos en mente este partido», concluyó el jugador del Naturpellet Segovia.

Si la lógica sigue su normal desarrollo (teniendo en cuenta que el Naturpellet Segovia recibe al Osasuna Magna y el Valdepeñas visita al Barcelona), es más que probable que tanto el Naturpellet como el Valdepeñas, que se verán las caras en el último partido, se jueguen la permanencia en la Primera División.

Pero para eso quedan todavía unos cuantos días y lo primordial es centrarse en el partido de este sábado en el Pedro Delgado frente al conjunto navarro. «Qué decir de Osasuna, un equipo que está luchando por la tercera plaza dice mucho de lo que nos vamos a encontrar. Juegan muy bien de cuatro, con jugadores muy verticales, muy buen uno contra uno, buen disparo exterior, buena finalización... un equipo que a nivel de transiciones es brutal como corren los contragolpes en situaciones de igualdad numérica, en superioridad... Y si están ahí es por méritos propios. Tienen un equipazo y un pedazo de entrenador... Para nosotros va a ser muy complicado, pero tenemos la ilusión de afrontar un partido que va a ser el último de la temporada en el Pedro Delgado y ahora mismo, como hay tanta incertidumbre respecto al futuro, a lo mejor es también el último en Primera. Hay que ser realista y que la gente disfrute de este partido, que suban al pabellón porque nunca se sabe lo que puede pasar el día de mañana», analizó Diego Gacimartín. Aunque no había ningún plan establecido, la idea era recuperar mentalmente al equipo en este parón liguero. En principio tendrá la baja de Buitre.